Ver ediciones digitales
Compartir

A Fondo

La blockchain como sinónimo de prosperidad

Por: Financiero 24 Dic 2020

La prosperidad y la inclusión financiera son sinónimo para Angélica Valle Aguilera, quien trabaja desde hace poco más de tres años en el ecosistema blockchain de México.


La blockchain como sinónimo de prosperidad
La inclusión financiera que ofrece la tecnología brinda herramientas de bienestar para miles de latinoamericanos

Zuleyvic Adriana Cuicas

La prosperidad y la inclusión financiera son sinónimo para Angélica Valle Aguilera, quien trabaja desde hace poco más de tres años en el ecosistema blockchain de México. 

Tener acceso a una cuenta bancaria o a una tarjeta de crédito son servicios esenciales y de gran impacto en la calidad de vida de muchos, sin embargo acceder a la banca es complicado para millones de latinoamericanos, afirma Valle.

Para explicar este escenario es necesario poner sobre la mesa algunos datos: Solo el 34% de los mexicanos, es decir 26.9 millones de personas, posee una tarjeta de crédito, y cerca del 47% tiene una tarjeta débito asociada con una cuenta bancaria. 

Según la Organización Internacional del Trabajo, casi el 60% de los trabajadores mexicanos tienen empleos informales. Esta situación se traduce en bajos ingresos, desconocimiento de los productos y servicios financieros disponibles, poca confianza en el sistema financiero formal y falta de acceso a muchos de sus servicios. 

Esta es la receta perfecta para un círculo vicioso, cuyas características se replican en buena parte de LatAm.

Sin embargo, hay opciones. 

La otra cara de la moneda revela que la mayoría de los latinoamericanos tiene un smartphone. En México, por ejemplo, 70% de los ciudadanos -lo que se traduce a 62.2 millones de personas- tienen un teléfono inteligente, pero solo el 2.7% realiza pagos a través de este.

“La gente no tiene acceso al sistema financiero pero tiene smartphones, porque la comunicación es una necesidad básica”, sostiene Angélica Valle Aguilera, una de las fundadoras de Oruka.co.

Justo este nicho de mercado -ese que tiene smartphones, pero no está bancarizado- es el que quiere alcanzar Celo, una plataforma abierta que opera bajo el sistema blockchain y permite crear herramientas financieras que estén disponibles para cualquier persona desde su celular, explica Valle, actual Ecosystem Lead para México de la tecnología Celo.org.

Para qué y para quién es Celo

La blockchain de Celo es ideal para las personas que saben y manejan blockchain y criptomonedas, pero también funciona para quienes no saben nada de cripto, pero quieren recibir o enviar dinero a través de esta tecnología desarrollada por CLabs.

La plataforma Celo tiene una wallet o monedero llamado Valora, que permite enviar criptomonedas de manera tan sencilla como enviar un mensaje de texto.

La persona que desea mandar dinero puede hacerlo sin tener la llave pública – que es un código largo compuesto por números y letras- del receptor, pues Celo enlazó “la llave pública” al número telefónico de la persona que descarga la app Valora. 

Generalmente, el envío de criptomonedas implica dirigir fondos a largas direcciones criptográficas. El monedero Celo simplifica este proceso a través de una técnica llamada “encriptación basada en direcciones”. 

Este monedero permite enviar pagos a personas en la lista de contactos que aún no se han incorporado a la red. Cuando se envían fondos a un usuario no registrado, el Protocolo Celo retiene los fondos en un tipo de depósito (escrow) hasta que el destinatario asigna su número telefónico a la dirección criptográfica correspondiente.

Valora se puede descargar de celulares que operan con sistema IOS como Android. Funciona como cualquier fintech wallet y desde ella se pueden adquirir celo dólares, útiles para comprar en una tienda, pagar servicios o hacer  “catch-up” que son contribuciones.

Así como existe Valora hay otras organizaciones alrededor del mundo que también construyen soluciones sobre la plataforma de Celo, una de ellas es la brasileña Love Crypto que está trabajando en tecnología destinada a hacer micropagos o acceder a préstamos.

Además, Celo sirve para quienes tienen una comunidad a la que quieren facilitar una solución de préstamos, micropagos, ahorros, envío de remesas, por ejemplo. La plataforma funciona con código abierto y los programadores que deseen pueden usarla de manera gratuita para trabajar sobre ella.

”Tiene un software development kit (o SDK) que es un conjunto de herramientas de desarrollo de software que permite a un desarrollador de software crear una aplicación informática para un sistema concreto”, complementa Valle Aguilera, quien estudió Comercio Internacional, y tiene una maestría en Economía Internacional de Negocios por la Universidad de Lovaina, Bélgica.

Una stablecoin

Celo tiene una moneda digital que está apegada uno a uno con el dólar estadounidense. “La red presenta un protocolo de estabilidad capaz de albergar una ecología de monedas de valor estable como el Celo dólar, adicionalmente, se pueden incluir monedas regionales, monedas estables basadas en productos y más”, amplía Valle. 

La mayoría usaría el Celo dólar porque le hace sentir confianza, sobre todo si se trata de personas que no quieren estar especulando “porque obviamente cuand ocurre el alza de las cripto resulta positivo, pero cuando baja a nadie le gusta”, opina la profesiona con experiencia en políticas públicas, emprendimiento social e innovación. 

¿Qué tiene que ver todo esto con la prosperidad?

“Celo crea herramientas con el objetivo de brindar prosperidad para todos”, afirma Valle, quien defiende este sistema como una ventana para que personas no bancarizadas puedan acceder a la plataforma que de igual manera le sirve para personas muy sofisticadas con conocimientos de criptomonedas, quienes se sirven de las ventajas que ofrecen las criptos para hacer pagos internacionales, además de funcionar como depósito de valor.

Una transacción a través de Celo cuesta menos de un centavo de dólar frente a los 15 dólares que cuesta enviar una remesa de EEUU a México, por ejemplo. 

“Más que dinero, un trabajador que envía lo que gana a su casa envía un valor. Manda su esfuerzo y su cariño expresado en cierta cantidad de dinero, para que su familia pueda alimentarse mejor, comprar medicinas y tener un nivel de vida”, expresa Valle, quien reitera que muchas personas en América Latina no pueden acceder a un préstamo porque no tienen los documentos ni el perfil que los bancos requieren. 

Este tipo de circunstancia los excluye del sistema financiero, de la prosperidad… de la posibilidad de alcanzar bienestar. 

No obstante, por otra parte, es innegable que existe un verdadero entusiasmo entre los jóvenes por la próxima ola de productos financieros. “La naturaleza de código abierto y descentralizada de Celo irrumpe en los métodos antiguos. Su tecnología blockchain es transparente, confiable y moderna; está a kilómetros de distancia de los servicios financieros tradicionales. Es una nueva solución enfocada en el ser humano que proporciona acceso, libertad y confianza”, sostienen los entusiastas de este sistema que pretende hacerle frente a la banca privada.

“El futuro es prometedor, se mueve rápido y utiliza la tecnología blockchain, afirman”. 

El tiempo dirá si este tipo de tecnología transformará los mecanismos de la banca actualmente establecida o marcará un cambio de paradigma donde el dinero digital basado en cadenas de bloque se impondrá como medio de intercambio de bienes y servicios.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?