Ver ediciones digitales
Compartir

La agricultura celular se abre paso

Por: Financiero 14 Mar 2021

Reconocería un nugget de pollo si lo viera, ¿no? ¿Qué tal uno cultivado a partir de una sola célula, sin que los animales resulten afectados en el proceso?


La agricultura celular se abre paso

Eat Just es pionera en la venta de pollos cultivados en laboratorio

Redacción El Financiero

Reconocería un nugget de pollo si lo viera, ¿no? ¿Qué tal uno cultivado a partir de una sola célula, sin que los animales resulten afectados en el proceso?

Josh Tetrick apuesta a ello.

Él intenta ganarse a los consumidores con su bocado de pollo cultivado en laboratorio, tras la primera aprobación mundial de pollo cultivado de su empresa en Singapur, a finales de 2020. “Tenemos la libertad de vender en todo Singapur, ya sea al por menor, servicio de alimentos, vendedores ambulantes, lo que se desee”, señaló Tetrick a CNBC Make It, donde se publicó originalmente este artículo traducido por El Financiero LatAm. 

Partir de un huevo

Tetrick es el fundador y CEO de Eat Just, la empresa californiana de alimentación responsable de llevar a las mesas el primer pollo cultivado en laboratorio a escala mundial. Su histórica aprobación para el consumo humano puede llegar a perturbar la explotación ganadera industrial. Sin embargo, cuando Tetrick comenzó en 2011, esa idea era una utopía.

“La idea era (…) fundar una empresa de alimentación que sacara al animal vivo, de la ecuación del sistema alimentario. Tenía menos de 3.000 dólares en mi cuenta bancaria, y esa fue mi idea”, apuntó.

Tetrick, que empezó su carrera trabajando para organizaciones sin fines de lucro en África subsahariana, pretendía solucionar lo que consideraba uno de los mayores problemas del mundo: La sostenibilidad alimentaria. Y para él, el huevo fue primero. 

“Decidimos que el lugar por el que íbamos a empezar era descubrir una forma de hacer un huevo, un huevo de gallina, a partir de una planta”, relató. “Todo lo que sabía en ese momento es que había 375.000 especies de plantas en todo el mundo, y apostaba a que una de ellas podía revolverse como un huevo”.

Conseguir el apoyo de los inversores

A los inversores les gustó su visión. Poco después de fundar la empresa, el multimillonario inversor tecnológico Vinod Khosla y su socio Samir Kaul se sumaron a la idea e invirtieron 500.000 dólares.

“Eso fue suficiente para despegarme del sofá”, afirmó Tetrick. “Empecé a contratar a científicos especializados en alimentación, bioquímicos y biólogos moleculares, químicos analíticos y chefs”. Tras años de experimentación, el equipo dio con la soja verde, una legumbre rica en proteínas que se utiliza habitualmente en las cocinas de toda Asia. Y en 2018 nació Just Egg, el primer producto de Eat Just.

Hasta la fecha, la empresa ha vendido el equivalente a 100 millones de huevos hechos con la planta en los principales minoristas, como Walmart, Whole Food Markets y Alibaba. Pero el huevo era solo el punto de partida. “Lo que buscábamos hacer después era pollo y carne de res de verdad, es decir, no procedentes de plantas”, indica Tetrick.

“Pollo y carne de res de verdad que no requiriera matar a un animal, que no requiriera usar una sola gota de antibióticos. Y eso es, a grandes rasgos, un proceso llamado agricultura celular”.

Cómo producir carne cultivada

El proceso de producción de carne cultivada comienza con una célula. En este caso, de un pollo. Puede tomarse de un ave viva mediante una biopsia, un trozo de carne fresca, un banco de células, o de la raíz de una pluma. Esa célula se alimenta con nutrientes como los que se encuentran en la soja y el maíz antes de dejarla madurar en un recipiente de acero de gran tamaño. 

El proceso dura unos 14 días de principio a fin, y el producto final es carne cruda picada. Conseguir el producto cárnico cultivado con células fue la parte más fácil. Lo más difícil fue obtener las autorizaciones reglamentarias, labor que llevó dos años. A finales de 2020, Singapur se convirtió en el primer país en aprobar los emblemáticos nuggets de pollo cultivado por Eat Just, para su venta en el territorio nacional bajo la marca Good Meat. 

Singapur come el primer bocado

Singapur se convierte en la sede de Eat Just en Asia-Pacífico y en su primera fábrica en Asia. La empresa también estudia la posibilidad de convertir Singapur en su sede mundial de producción de Good Meat.

Aunque el país insular -que es ligeramente más pequeño que la ciudad de Nueva York- puede parecer un lugar poco idóneo para un centro de producción mundial de carne, Aileen Supriyadi, analista de investigación senior de Euromonitor International, aseguró que hay varios factores en juego. “El hecho de que Singapur sea el centro neurálgico de Asia ayuda a esas empresas a hacer exportaciones … a otros países”.

“Singapur también puede utilizar los conocimientos científicos, especialmente la investigación con células madre. Y el hecho de que sea el centro neurálgico de Asia ayuda a esas empresas a exportar y vender sus productos a otros países”.

Revolucionando la agricultura animal

El auge de las startups de alimentación surge en medio del escrutinio de la ganadería industrial, por sus prácticas poco éticas y sus efectos nocivos para el medio ambiente. La industria ganadera, que sirve de sustento a al menos 1.300 millones de personas en todo el mundo, se ha apresurado a satisfacer la demanda de carne.

Entretanto, se calcula que cada año se sacrifican 50.000 millones de pollos para la alimentación. La industria agrícola en general es responsable de entre el 10% y el 12% de las emisiones de gases de efecto invernadero, un factor importante que contribuye al cambio climático.

Sin embargo, no todos apoyan la idea de la carne cultivada. Algunos todavía son escépticos sobre su valor nutricional y su idoneidad para el consumo humano, al tiempo que su impacto medioambiental y social está por verse.

Pese a ello, Tetrick afirma que el proceso es más limpio y ético que la agricultura tradicional. “Les digo que la producción animal industrializada es probablemente lo más extraño e inusitado que está ocurriendo, simplemente ustedes no son conscientes de ello. Si hay una forma de hacerlo mejor, hagámoslo”, añadió.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?