Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
La voz de la dona
Comparte
Compartir

Economía

Integración latinoamericana hacia la Economía Circular

Por: Financiero 04 Abr 2021

La Coalición de Economía Circular, una iniciativa regional para impulsar la transición hacia una economía sostenible, como parte de la recuperación post-COVID-19, fue lanzada en las Naciones Unidas, de la mano de ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe. La iniciativa multilateral se anunció durante un evento virtual paralelo a la XXII Reunión del Foro de Ministros de la región, organizada por el Gobierno de Barbados con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).


Integración latinoamericana hacia la Economía Circular
Perú, Costa Rica, Colombia y República Dominicana formarán el primer comité directivo de esta coalición, que busca avanzar hacia una economía ecoamigable

Redacción El Financiero

La Coalición de Economía Circular, una iniciativa regional para impulsar la transición hacia una economía sostenible, como parte de la recuperación post-COVID-19, fue lanzada en las Naciones Unidas, de la mano de ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe. La iniciativa multilateral se anunció durante un evento virtual paralelo a la XXII Reunión del Foro de Ministros de la región, organizada por el Gobierno de Barbados con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

La coordinación de la iniciativa estará en manos de un comité directivo, compuesto por representantes gubernamentales de alto nivel, con un período de rotación de dos años. Perú, Costa Rica, Colombia y República Dominicana ostentan la administración durante 2021-2022, según reseña  el sitio web de las Naciones Unidas.

“El planeta ya no puede soportar nuestra manera de extraer, usar y desperdiciar recursos. Es urgente construir una visión regional común sobre la economía circular. La coalición que lanzamos ayudará a hacer precisamente eso y a implementar prácticas concretas y medibles”, dijo el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia y presidente de la coalición, Carlos Correa.

La economía circular propone un modelo económico resiliente, diverso e inclusivo que crea oportunidades para un crecimiento sostenible, en contraposición al paradigma de consumo lineal de “tomar, fabricar y desechar”. También fomenta la productividad económica a largo plazo y los empleos verdes, a la vez que hace frente a desafíos mundiales como el cambio climático, la contaminación y la pérdida de biodiversidad.

Dentro de la economía circular, basada en principios de conservación ecológica, todos los productos y materiales se mantienen en uso, incluso los que podrían ser considerados desechos, con lo cual se reduce la contaminación y se permite la regeneración de los sistemas naturales.

La coalición apoyará a los gobiernos y el sector privado —en particular a las pequeñas y medianas empresas —, a acceder a un financiamiento adecuado, con el fin de transferir recursos para la innovación e implementación de proyectos específicos en la región.

Aliados hacia la economía circular
La coalición cuenta con ocho socios estratégicos permanentes: el Centro y Red de Tecnología del Clima (CTCN), la Fundación Ellen MacArthur, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Fundación Konrad Adenauer (KAS), la Plataforma para Acelerar la Economía Circular (PACE), la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), el Foro Económico Mundial (WEF) y el PNUMA.

La adopción de los principios de la economía circular puede reducir el uso de materias primas hasta 99% y, de esa manera, contribuir a proteger la biodiversidad y los ecosistemas. La coalición tiene como objetivo implementar un enfoque de economía circular mediante el trabajo colaborativo entre gobiernos, empresas, y la sociedad en su conjunto.

“La creación de esta coalición reafirma el compromiso de la región con la implementación de la Agenda 2030, con especial énfasis en el ODS 12 de Consumo y Producción Sostenibles, a través de la promoción de la innovación, la infraestructura sostenible y una economía inclusiva y circular”, dijo Leo Heileman, director regional del PNUMA en América Latina y el Caribe.

“Es tiempo de reconocer que los patrones de producción y consumo son la causa fundamental de la triple crisis planetaria del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación. Aprovechemos esta oportunidad única para repensar nuestra economía lineal y reconfigurar esos patrones insostenibles”, concluyó Heileman.

Las discusiones actuales sobre el clima se centran en la transición hacia las energías renovables y la eficiencia energética, la cual ayudará a reducir 55% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero. La economía circular puede eliminar el 45% restante de emisiones que se generan por nuestra forma de fabricar y usar bienes, y producir nuestros alimentos, de acuerdo con la Fundación Ellen MacArthur.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?