Ver ediciones digitales
Compartir

Tecnología

Innovaciones sostenibles en la industria textil

Por: Financiero 04 Abr 2021

¿El plástico podría ser la materia prima de la ropa del futuro? Ingenieros del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) desarrollaron tejidos de polietileno, material utilizado en bolsas de plástico. Esta aplicación sería más sostenible que el algodón, y podría convertirse en la “tela del futuro”. La agencia EFE divulgó la investigación.


Innovaciones sostenibles en la industria textil
Mediante el reciclaje y el uso de nuevos materiales, se lograría reducir el impacto de este sector económico, uno de los más contaminantes

Redacción El Financiero

¿El plástico podría ser la materia prima de la ropa del futuro? Ingenieros del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) desarrollaron tejidos de polietileno, material utilizado en bolsas de plástico. Esta aplicación sería más sostenible que el algodón, y podría convertirse en la “tela del futuro”. La agencia EFE divulgó la investigación.

Los científicos aseguran que, gracias a que el polietileno es “fino y liviano”, una prenda de este material podría mantener más fresco a quien la use, en comparación a otros materiales textiles, ya que deja pasar el calor en vez de atraparlo.

Según Svetlana Boriskina, investigadora del departamento de Ingeniería Mecánica del MIT, las bolsas de plástico podrían recogerse y reutilizarse para fabricar zapatillas o prendas. La desventaja de este material radica en que atrapa líquidos como el agua o el sudor, y es incapaz de expulsarlo o evaporar la humedad. Por ello, el polietileno no ha sido utilizado en la fabricación textil.

Boriskina afirmó que esto pasa porque la estructura de la molécula de polietileno tiene una estructura similar a la del teflón, que resiste adherirse al agua. Pero los investigadores comenzaron usando polietileno en forma de polvo, hasta convertirlo en fibras delgadas. En el proceso, descubrieron que el material “se oxidaba ligeramente”, lo cual convertía al material en uno “capaz de atraer moléculas de agua”.

Diversas pruebas fueron realizadas, para comparar las fibras de polietileno con otros materiales como algodón, nylon y poliester. En cada prueba, el polietileno eliminó y evaporó el agua más rápido que el resto de las telas. Aunque perdía parte de sus capacidades absorbentes con la repetición, según Boriskina, al “refrescar el material frotándolo contra sí mismo” se volvía hidrófilo de nuevo.

Los investigadores aseguran que, dadas las propiedades físicas y su proceso de fabricación, el polietileno tiene una menor “huella ecológica” que el poliéster y el algodón, y también requiere menos energía para lavarlo. “No se ensucia porque nada se le pega”, señaló Boriskina.

Reciclaje de materiales textiles

The Lycra Company ha anunciado el lanzamiento de sus primeros productos hechos 100% con residuos textiles. Las fibras Coolmax y Thermolite EcoMade, fabricados con desechos textiles, son el resultado de una colaboración entre The Lycra Company e Itochu Corporation. La información fue divulgada por el website Environmental Leader.

Para lograrlo, se aplica un proceso de despolimerización y refinado único para convertir los desechos textiles y residuos de los fabricantes de prendas de vestir, en fibras con propiedades comparables al poliéster virgen. Las nuevas fibras están disponibles en forma de filamentos y fibras, adecuadas para procesos de fabricación textil comunes, y aplicaciones de aislamiento.

Las fibras Coolmax y Thermolite, durante muchos años, se han fabricado a partir de materias primas recicladas, como botellas plásticas. The Lycra Company afirma que seguirá ofreciendo estos productos, al mismo tiempo que los elaborados a partir de residuos textiles.

Cabe destacar que el desperdicio de textiles ha sido un problema dentro de la industria durante años. El año pasado, Gap Inc. y la organización global sin fines de lucro Textile Exchange anunciaron el desarrollo de Preferred Fiber Toolkit, un recurso que, según sus socios, se dará a conocer públicamente, y podría ser utilizado por los equipos de abastecimiento y diseño para ayudar a las empresas de la industria de la confección a alcanzar sus objetivos de sustentabilidad.

Industria textil, la segunda más contaminante

Un estudio de la Fundación Ellen MacArthur, realizado en la Iniciativa de Fibras Circulares, expuso el ciclo de vida de la industria textil y sus impactos negativos. Según el informe “Una nueva Economía Textil: Rediseñar la moda del futuro”, el sistema de textiles opera de forma lineal. Gran cantidad de energía proveniente de fuentes fósiles, y materia prima virgen, se extraen para producir prendas, a menudo usadas por poco tiempo, tras lo cual se envían a vertederos o se incineran.

La industria textil utiliza el 97% de sus materias primas de fuentes vírgenes, y solo el 2% de fuentes de reciclaje. De las 53 millones de toneladas de fibra producida para la industria, el 12% se desperdicia durante la producción de las prendas. Esto se traduce, según el estudio, en pérdidas calculadas en unos 500 mil millones de dólares cada año, debido al poco reciclaje realizado por esta industria. Además, alrededor de 1.200 millones de toneladas de carbono se emiten debido a esta mala gestión, superando las emisiones de todo el tráfico aéreo y marítimo combinados.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?