Ver ediciones digitales
Compartir

Tecnología

IA monitorea las selvas tropicales de 14 países de LatAm

Por: Financiero 01 Nov 2020

Una ONG con sede en California, llamada Rainforest Connection (RFCx), está utilizando la IA en la nube de Huawei para proteger y monitorear la selva y sus especies, en Latinoamérica. La iniciativa forma parte del programa TECH4ALL de Huawei, que desarrolla la inclusión digital y tiene como fin acelerar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. A través de este programa, Huawei ayuda a las ONG a conservar los recursos naturales, proteger el hábitat, y monitorear las especies en peligro de extinción.


IA monitorea las selvas tropicales de 14 países de LatAm
Una ONG con sede en California usa la nube de Huawei para proteger el medio ambiente

Redacción El Financiero (con información de LABS)

Una ONG con sede en California, llamada Rainforest Connection (RFCx), está utilizando la IA en la nube de Huawei para proteger y monitorear la selva y sus especies, en Latinoamérica. La iniciativa forma parte del programa TECH4ALL de Huawei, que desarrolla la inclusión digital y tiene como fin acelerar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. A través de este programa, Huawei ayuda a las ONG a conservar los recursos naturales, proteger el hábitat, y monitorear las especies en peligro de extinción.

RFCx actualmente monitorea las selvas de 14 países, como Costa Rica, Ecuador, Perú, Bolivia, Brasil, Belice y Surinam. Debido a la tala ilegal y a la caza furtiva, varias especies están en peligro y son vulnerables, como es el caso de los monos araña. A fin de protegerlas, el CEO y fundador de Rainforest Connection, Topher White, desarrolló un sistema de monitoreo de audio, alimentado por energía solar, llamado Guardián, el cual utiliza teléfonos Huawei reciclados para “escuchar” a los animales.

Los viejos teléfonos de Huawei pueden funcionar 24 horas durante dos años, por lo que White instaló estos teléfonos en lo profundo de la selva, y los sincronizó para hacer llamadas en la nube en cualquier momento.

Los teléfonos Huawei tienen una cobertura de más de 2.500 Km2 de terreno. Estos viejos smartphones se cargan por medio de paneles solares y se colocan dentro de cajas, en los árboles. Los dispositivos registran todo el audio del bosque y lo transmiten a la nube. Estos sonidos registrados son analizados por la inteligencia artificial, la cual es capaz de detectar ruidos amenazantes que alertan a los guardabosques locales en tiempo real.

“No existe aún una amenaza mayor que los incendios en California o en Latinoamérica. La tecnología que desarrollamos puede ser usada para detectar el fuego, aunque no tan ampliamente como las imágenes satelitales. Nos enfocamos en el sonido que está ahí. Si es posible transmitir el sonido del bosque, también será posible hacerlo en gran medida, ya que los demás elementos son más pequeños que el sonido”, explicó a LABS el CEO de RFCx.

“Hemos instalado muchos sensores adicionales”, señaló, y agregó que probablemente la ONG comience a utilizar también, dispositivos de detección de humo. “Los paneles solares tienen el poder de captar los datos en el aire. Esta es una característica que hemos añadido”, continuó.

A su juicio, uno de los mayores problemas a los que se enfrenta Latinoamérica es la diferencia entre lo que es legal y lo que no, en lo referente a las selvas tropicales. “Se trata de colaboración y de que la gente pueda acceder a los datos con mayor rapidez. También es un asunto de inclusión”, afirmó.

En toda Latinoamérica, White y su equipo han instalado alrededor de 150 Guardianes, e instalarán otros 150 hasta finales de este año. También están comenzando un nuevo proyecto en Chile, Perú y Ecuador. “El objetivo es escalar a mayor velocidad. Además, es cierto que la presión ambiental ha aumentado mucho, especialmente en Latinoamérica, desde el inicio de la pandemia. En muchos casos, los guardabosques y el personal de defensa en tierra, están siendo atacados o no pueden hacer el patrullaje en las zonas, por lo que al menos contar con alguien que supervise (la zona) a distancia, esperamos pueda ser de ayuda (para ellos)”, manifestó.

Asimismo, es en Chile donde Huawei implementará un nuevo centro de datos (el segundo de la firma allí, luego de un año) promoviendo al país como un hub digital en la región. Este centro de datos podría entrar en funcionamiento a finales de 2020.

Ayudar a los guardas forestales a monitorear la selva
James Hardcastle, director de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), Certificación de la Lista Verde, expresó que actualmente se están llevando a cabo muchos programas en la región amazónica. “Por ejemplo, tenemos certificados en países como Perú, algunos de nuestros programas y de nuestras exitosas áreas de conservación de la naturaleza”.

Uno de estos programas es el Amarakaeri, pionero de la Lista Verde de la UICN, y territorio manejado por indígenas en la Amazonía. “Son reconocidos mundialmente por su exitosa conservación. Es un área de conservación de clase mundial”, dijo, añadiendo que “con la pandemia y el cierre, se auto-aislaron como comunidad, bloqueando el acceso y cerrando las fronteras de la zona”. Esto les causó muchos problemas, pero son personas resistentes. Pudieron contarnos a nosotros y al gobierno algunos problemas graves que estaban enfrentando relacionados con la tecnología digital”.

De acuerdo con Hardcastle, estas personas tienen teléfonos celulares y este apoyo es vital para comunicar los abusos contra la naturaleza. En su caso, el problema más reciente fue la minería ilegal de oro en medio del Amazonas. “A pesar de que cerraron las fronteras, el precio del oro se ha disparado a lo largo de la pandemia, y la gente invadió su territorio para obtener el oro de forma ilegal, lo que supuso un riesgo no solo para el medio ambiente, sino también para su comunidad, sumamente vulnerable, por la crisis actual”, explicó.

Gracias a la información obtenida de las pruebas de teledetección de sus dispositivos de comunicación (vídeos, fotografías, y otros), pudieron alertar a las autoridades y se pusieron en marcha algunas soluciones, declaró el director de la UICN. “Esta pandemia está causando estragos, provocando una gran tensión en los sistemas, prolongando los resultados de los defensores y sometiéndolos a una gran presión, sin embargo, una de las soluciones a esto, es la conectividad digital en el uso de la tecnología para ayudar no solo a identificar los problemas sino a tener pruebas para justificar una respuesta y que el apoyo es necesario”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?