Ver ediciones digitales
Compartir

Finanzas personales para emprendedores

Por: Financiero 05 Jul 2021

En comparación a otros trabajadores, los emprendedores tienden a disfrutar de una ventaja en su preparación financiera. Saber cómo invertir, organizar y ahorrar fondos para un negocio a menudo se aplica bien al manejo de las finanzas personales, permitiéndoles dirigir con firmeza los números de sus hogares.


Finanzas personales para emprendedores
¿Cómo pueden aprovechar los dueños de negocios sus conocimientos financieros para ellos mismos?

Redacción El Financiero

En comparación a otros trabajadores, los emprendedores tienden a disfrutar de una ventaja en su preparación financiera. Saber cómo invertir, organizar y ahorrar fondos para un negocio a menudo se aplica bien al manejo de las finanzas personales, permitiéndoles dirigir con firmeza los números de sus hogares.

Pero no siempre es el caso. A veces pueden perder el rumbo si cometen dos errores: atar mucho sus finanzas personales a los recursos de su negocio, o llevar finanzas personales de forma muy diferente a como manejan el dinero de la compañía. De esta manera, el CMO de BlogPros reflexiona en torno a las finanzas de los emprendedores, en un artículo publicado en All Business, el ha sido traducido por El Financiero LatAm.

Un enfoque desequilibrado en alguna de esas direcciones puede traer dificultades financieras, en la forma de presupuestos reducidos y daños al crédito. Por otra parte, los emprendedores que pueden desenvolverse en medio de esos dos extremos disfrutan una mayor seguridad financiera en su vida empresarial y personal.

Cómo equilibran sus finanzas los emprendedores exitosos
Para los dueños de pequeños negocios, a veces los fondos de ambos ámbitos están interconectados. La mayoría de los emprendedores usan su propio dinero para fundar sus empresas, y cuando obtienen ingresos, una parte de ellos pagan sus gastos de manutención. Pero no siempre saben ver cómo podrían beneficiarse si manejan sus finanzas personales igual que como manejan sus negocios.

“Los emprendedores entienden la importancia de manejar sus negocios efectivamente hacia el mayor éxito. Desafortunadamente, algunos de ellos no aplican las mismas tácticas para sus finanzas personales, lo cual puede crear problemas que eventualmente pueden afectar su negocio. Es crucial que los dueños de negocios mantengan sus finanzas personales en buena forma, justo como lo hacen para sus negocios”, dijo Nataliee Cooper, editora en Banking Sense.

Aplicar técnicas empresariales a un presupuesto personal incluye tácticas tanto pequeñas como significativas. Veamos algunas de ellas:

Fijarse metas pequeñas: las mayores victorias financieras a menudo vienen de pequeños comportamientos que los individuos mantienen en el tiempo, como llevar el almuerzo, reunir cupones, y comprar artículos usados en vez de nuevos. Aunque los beneficios no aparecen de inmediato, a la larga crean mayor estabilidad financiera.

Considerar la rentabilidad: los emprendedores exitosos sopesan beneficios y costos antes de tomar decisiones financieras, pero podrían no usar la misma técnica en sus vidas personales. La idea es evitar proyectos y compras que cuestan más que los beneficios esperados.

Hacer grandes cambios: “reducir el personal” puede ser algo tabú en el mundo de los negocios, pero ciertamente trae grandes beneficios durante una crisis. Reducir el gasto mudándose a una casa más pequeña, o cambiar un auto costoso por uno económico hace que haya más dinero disponible para ahorrar o invertir en gastos más importantes.

Créditos personales desde una perspectiva de negocio
Para los emprendedores, mantener puntajes crediticios altos es una estrategia par alcanzar sus objetivos personales y empresariales. En el momento en que tu evaluación crediticia se lleva un golpe, puede tomar meses o años reparar el daño. La mejor manera de evitar problemas crediticios es nunca endeudarse más de lo que se pueda manejar.

La gente que queda atrapada debajo de montañas de deuda puede tomar acciones para revertir su situación, y cuidarse de tomar las mismas decisiones en el futuro.

Sin importar si la deuda se relaciona con los gastos personales o con las operaciones iniciales de un negocio, reducir esas obligaciones financieras tiene que ser prioridad para los emprendedores. Saldar deudas raramente es fácil o disfrutable, pero puede ser más manejable con técnicas como las siguientes:

Construir ahorros: apartar una parte de tus ingresos personales y empresariales de forma regular ayuda a construir un “nido” desde el cual abordar gastos inesperados, o cuando los períodos lentos reducen las ganancias del negocio.

Pagar las deudas existentes: gastar dinero en artículos que has estado usando por meses o años puede ser un proyecto para nada motivador. Pero saldar deudas es vital si deseas seguir obteniendo créditos y hacerte de posesiones más valiosas, como tu hogar, y vehículos. Cuando no puedas manejar los pagos, contrata los servicios de un asesor cualificado.

Manejar un negocio da a su dueño una sensación de orgullo, independencia y autonomía sobre su vida. Extender estos logros a las finanzas personales se vuelve simple cuando se tratan con el mismo cuidado y sabiduría que los recursos de un negocio. Operar el hogar como un negocio tiene como resultado tener dos empresas exitosas por el precio de una.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?