Ver ediciones digitales
Compartir

FabLabs, espacios para la innovación

Por: Financiero 24 May 2021

Un Fab Lab (del inglés Fabrication Laboratory) es un espacio de producción que agrupa maquinaria de fabricación digital, como impresoras 3D, y diversas herramientas. La misión de los fablabs es ser una red global de laboratorios locales que favorecen la creatividad proporcionando a los individuos el acceso herramientas de fabricación digital.


FabLabs, espacios para la innovación
El progreso técnico y tecnológico también puede ser descentralizado

Redacción El Financiero

Un Fab Lab (del inglés Fabrication Laboratory) es un espacio de producción que agrupa maquinaria de fabricación digital, como impresoras 3D, y diversas herramientas. La misión de los fablabs es ser una red global de laboratorios locales que favorecen la creatividad proporcionando a los individuos el acceso herramientas de fabricación digital.

“Los fab labs nacen en el seno del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) a finales del siglo XX con la idea de replicar en distintas partes del planeta espacios de fabricación y creación digital que entonces sólo estaban a disposición de unos pocos”, cuenta Nuria Robles Miguélez, responsable de Fab Lab León, en España, para el Diario de León. 

“El objetivo de los fab labs es poner a disposición de muchos lo que sólo unos pocos podían podían disfrutar en laboratorios como el MIT”.

“El término fab lab es de libre interpretación por parte de quien lo lee. Puede ser un laboratorio de fabricación para aquellos que dan importancia a las máquinas y procesos de fabricación, o puede ser perfectamente el laboratorio fabuloso donde dar a luz cualquier proyecto emprendedor”, prosigue Robles. 

En estos espacios es más factible diseñar y prototipar los objetos que le facilitan la vida a las personas, de forma mucho más flexible que si se dependiera de instituciones, empresas o gobiernos.

Los fablabs se mueven alrededor de dos movimientos sociotecnológicos, el DIY (do it yourself) o la autoproducción y el open source o el libre flujo de información y conocimiento. Así según la Fab Foundation, un Fab Lab se basa en 8 puntos clave. Estos se agrupan en su definición: misión, acceso y educación. Y la responsabilidad de los usuarios: seguridad, limpieza, operaciones, confidencialidad y negocio.

Valores clave
El acceso debe ser universal, permitiendo utilizar las herramientas para la fabricación de casi cualquier cosa. Al mismo tiempo, se promueve el autoaprendizaje y la difusión de los conocimientos: el usuario debe aprender por sí solo, y compartir el uso del laboratorio con otros usuarios. La educación se centra en que la enseñanza en un fablab se desarrolla sobre proyectos en progreso y el aprendizaje entre pares. 

Al trabajar con máquinas es importante la seguridad, por lo tanto es responsabilidad de los usuarios saber trabajar sin hacer daño a las personas ni a las máquinas. La limpieza de este espacio compartido también es responsabilidad de los usuarios, así se hace una llamamiento a dejar el laboratorio más limpio aún que antes de usarlo.

Las operaciones con el material del laboratorio es otro punto a tener en cuenta; esto hace que los usuarios sean responsables de contribuir al mantenimiento, la reparación y el seguimiento de las herramientas, las necesidades y los incidentes. Por último, la confidencialidad: aunque la propiedad intelectual pueda ser protegida, los diseños y procesos desarrollados en los fablabs deben quedar accesibles al uso.

Cabe destacar que las actividades comerciales pueden ser incubadas en los fablabs, pero no pueden entrar en conflicto con el acceso abierto. Luego de incubarse en estos espacios, se espera que esos negocios beneficien a los inventores, laboratorios y redes que contribuyeron a su éxito.

Un Fab Lab en Panamá
EcoStudio se localiza en la Ciudad del Saber, en Ciudad de Panamá. Sus equipos, entre los que se cuentan impresoras 3D, cortadoras láser y equipos CNC, fueron donados o llegaron gracias a alianzas comerciales con socios de diferentes industrias, como la joyería, reparación y fabricación de motores, además de otros sectores técnicos relativos al Canal de Panamá. Actualmente se imparten cursos sobre Arduino, además de construirse prototipos para diferentes aplicaciones. Algunos de sus socios trabajan con comunidades desfavorecidas, e imparten cursos para personas invidentes o discapacitadas.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?