Ver ediciones digitales
Compartir

Vida y sociedad

¿Está sufriendo de fatiga producto de la pandemia?

Por: Financiero 22 Nov 2020

Para muchas personas, el año 2020 ha sido un fracaso. Cientos de miles han muerto por un virus que parece desafiar el control. Las economías se han visto gravemente afectadas. Las relaciones se han tensionado. La confianza se ha debilitado, afirma Rodger Dean Duncan un autor estadounidense y consultor de negocios cuyo enfoque es el liderazgo, el desempeño humano y la gestión estratégica del cambio.


¿Está sufriendo de fatiga producto de la pandemia?
La fatiga provocada por la pandemia es algo real. Afortunadamente, podemos elegir entre sucumbir o triunfar

Para muchas personas, el año 2020 ha sido un fracaso. Cientos de miles han muerto por un virus que parece desafiar el control. Las economías se han visto gravemente afectadas. Las relaciones se han tensionado. La confianza se ha debilitado, afirma Rodger Dean Duncan un autor estadounidense y consultor de negocios cuyo enfoque es el liderazgo, el desempeño humano y la gestión estratégica del cambio.

“No obstante, al tomar decisiones conscientes y deliberadas, aún existe la posibilidad de recuperar la sensación de control. Esa es la opinión de los psicólogos Paul Napper y Anthony Rao, coautores de The Power of Agency: The 7 Principles to Conquerture Obstacles, Make Effective Decisions, and Create a Life on Your Own Terms”, afirma el columnista de Forbes.

En la primera parte de esta conversación, los doctores Napper y Rao analizaron cómo la pandemia ha hecho a las personas más vulnerables a la ansiedad. Ambos explican cómo ser deliberado en la toma de decisiones útiles en cuanto a los comportamientos cotidianos.

Rodger Dean Duncan: ¿Cómo puede la gente desarrollar niveles más altos de control para tomar decisiones más proactivas en sus vidas? 

Paul Napper: El control es nuestra capacidad de definir la situación en la que nos encontramos, elegir de manera efectiva, y ejecutar nuestras decisiones. 

El control humano nos permite adaptarnos de manera efectiva a la incertidumbre y al cambio. Ciertos comportamientos y formas de pensar nos permiten desarrollar un mayor control. 

En cuanto al comportamiento, es importante manejar la calidad y cantidad de los estímulos que recibimos. Este es el primer Principio de Control (el de los estímulos). Si su cerebro está sobreestimulado y lleno de información errónea, su capacidad de control personal disminuye. 

En segundo lugar, es crucial rodearse de personas positivas y solidarias, de las que se pueda aprender (Selectividad Asociada). El principio conductual final que llamamos “Movimiento”, es hacerse cargo de nuestro nivel de salud física en general.  

De nuestro estudio, hemos destacado cuatro prácticas de pensamiento que desarrollan la capacidad de control. 

  • Primero, posicionarse activamente para aprender en cada situación en la que se encuentre (Position Yourself as a Learner). 
  • Segundo, hágase cargo de sus emociones y creencias personales (Manage Your Emotions and Beliefs). 
  • Tercero, comprenda el importante rol que juega la intuición en su proceso de reflexión, y mejore su uso, sabiamente (Check Your Intuition). 
  • El último principio de desarrollo del control, es aprender a deliberar eficazmente antes de actuar, lo que requiere aprender a pensar de forma más crítica (Deliberate, Then Act).

Duncan: ¿Cómo identificó estos siete principios? 

Napper: Identificamos los siete principios que desarrollan un mayor control, a partir de un proceso de revisión intensiva de la teoría y la investigación existentes, combinado con décadas de experiencia trabajando con poblaciones de alto control. A partir de esto, realizamos entrevistas a fondo, a más de 100 personas en todo el país, que están marcando la diferencia en sus vidas y demostrando una gran capacidad de control personal. 

De ello, descubrimos qué mecanismos subyacentes estaban funcionando tras bastidores para esta diversa gama de individuos. Este proceso en su totalidad, nos permitió obtener una multitud de técnicas y prácticas discretas, en un conjunto claro y comprensible de principios que desarrollan el control humano en cualquier situación que se presente.  

Duncan: ¿Cómo funcionan estos siete principios entre sí?

Napper: Los siete principios funcionan de manera sinérgica. Usados en conjunto, respaldan el control, manteniéndolo en equilibrio, firme y enfocado, listo para enfrentar cualquier situación posible, y tomar buenas decisiones. 

Practicar un principio refuerza su capacidad al momento de practicar los otros. Sugerimos comenzar con los Principios Conductuales ya que son los más fáciles para iniciar la práctica. Los cuatro Principios Cognitivos de control, requieren más habilidad para dominarlos, y se alcanzan con mayor facilidad cuando se practican los tres Principios Conductuales. 

Duncan: Debido a las órdenes de cumplir una cuarentena, y trabajar desde casa, la pandemia a nivel mundial, ha aumentado las distracciones de la gente, las cuales están relacionadas con los medios de comunicación. Su primer principio pide un mayor control sobre este bombardeo de estímulos. ¿Qué desafíos especiales presenta este bombardeo?

Anthony Rao: Sin duda, la pandemia nos ha mantenido confinados en casa. Y por ello, usamos mucho más nuestros dispositivos. 

Hay riesgos que tomamos al no controlar nuestra exposición a este tipo de estímulos. El uso prolongado de los dispositivos afecta la postura, puede aumentar el dolor de cuello y espalda, causa cansancio ocular y miopía en los niños. También se ha relacionado con problemas de atención, obesidad y sueño interrumpido. 

Es importante reconocer que, en el tipo de estímulos digitales consumidos, no solo la cantidad importa. Dedicar mucho tiempo a los medios de comunicación social, se ha relacionado con una elevada ansiedad y depresión en los adultos jóvenes.

También estamos experimentando problemas generalizados, causados por la desinformación vinculada a los medios de comunicación social, y otras fuentes de noticias poco fiables. Francamente, hay tantos malos estímulos rodeándonos en cada momento y a diario, que la capacidad de reflexión y el control personal de muchos, se está erosionando. Sí, es así de malo. 

Le sugerimos que elija sabiamente. Durante la pandemia, recomendamos que la gente identifique (y limite) la información que genera emociones negativas, ya que esto puede confundir y abrumar los sistemas cognitivos. Cuando somos menos emocionales y nuestras mentes están en un estado más tranquilo, tomamos mejores decisiones. 

Hoy en día es difícil lograr un equilibrio saludable. A la mayoría de nosotros se nos exige estar en dispositivos, por el hecho de trabajar de forma remota. La educación que reciben nuestros hijos es, en su mayoría, virtual. Estos son tiempos de aprovechar la increíble tecnología que tenemos a nuestra disposición, para seguir trabajando y aprendiendo. 

No obstante, cuando se sienta aburrido o frustrado, reconsidere la posibilidad de usar su dispositivo, de forma refleja. En su lugar, contemple la posibilidad de dedicar su mente y su cuerpo a algo no digital, una experiencia que deba crear, esa que nutra todos sus sentidos. Esto recargará su sentido de identidad, y le hará sentirse más vivo.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?