Ver ediciones digitales
Compartir

Economía

Energías renovables para un futuro sostenible

Por: Financiero 28 Mar 2021

El cambio climático se ha convertido progresivamente en el mayor problema de nuestra era, que además es producido directamente por la actividad humana en los diferentes ecosistemas del mundo. Esta amenaza no distingue entre raza, colores o fronteras, nos pone en peligro a todos, pero también nos da la oportunidad de reducir sus efectos.


Energías renovables para un futuro sostenible

Sarianny Berzares

Estudiante de Economía
Creadora de contenidos
@sariberzares

El cambio climático se ha convertido progresivamente en el mayor problema de nuestra era, que además es producido directamente por la actividad humana en los diferentes ecosistemas del mundo. Esta amenaza no distingue entre raza, colores o fronteras, nos pone en peligro a todos, pero también nos da la oportunidad de reducir sus efectos.

En consecuencia, el desarrollo sostenible ha surgido como un paradigma que pretende satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las capacidades y los recursos de las generaciones futuras, lo cual pretende garantizar un equilibrio entre las cinco dimensiones del desarrollo: económica, social, cultural, política y ambiental.

Si tenemos en cuenta el enfoque sostenible del desarrollo mediante el cual se encuentran trabajando las organizaciones más influyentes y casi todos los países del mundo, la introducción de las energías renovables al sector energético y a las demás dimensiones del desarrollo, está en perfecta concordancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

También están en sintonía con las políticas adoptadas en el Acuerdo de París, que pretenden mitigar el impacto del cambio climático de la mano con una actividad económica responsable y una sociedad que esté bastante comprometida con el tema.

¿Cuáles son las “energías renovables”?

La energía renovable es aquella que es generada por fuentes no fósiles, y puede ser producida de forma continua e inagotable. Este tipo de energía contribuye a la mitigación del fenómeno del cambio climático, ya que no requiere de ningún proceso de quema de combustibles y se liberan muy pocos Gases de Efecto Invernadero (GEI), los cuales son los principales responsables de incrementar el efecto invernadero natural y de provocar el calentamiento global.

LatAm tiene un gran potencial
La riqueza geográfica, los recursos naturales y las condiciones medioambientales de la región latinoamericana la convierten en una región con un vasto potencial de energía renovable sin explotar, que de ser aprovechado correctamente podría disminuir las emisiones de carbono en un 21%, en comparación con la cifra actual, lo cual contribuiría a alcanzar el objetivo de descarbonización 2050 que ha sido planteado en el Acuerdo de París.

Un ejemplo del gran potencial de la región es el Parque Solar Fotovoltaico Villanueva, que está ubicado en México, el cual cuenta con 2,5 millones de paneles solares que evitan la emisión de más de un millón de toneladas de CO2 a la atmósfera, y además es el proyecto más grande de energía solar en toda Latinoamérica. 

Este parque fue construido en 2017, inaugurado en 2018, y es muestra tanto del aprovechamiento de los recursos naturales como de las alianzas económicas entre el sector público y privado de diferentes países, lo que propicia un escenario de nuevas oportunidades económicas y diversificación de los ingresos.

Energía solar
La energía solar fotovoltaica es aquella que se genera mediante la transformación de las radiaciones de luz solar en electricidad a través de paneles solares; este tipo de energía es uno de los más desarrollados a nivel mundial, y actualmente el precio de los paneles solares se ha reducido considerablemente, pues China comenzó a producirlos de forma masiva.

Ante este escenario, Latinoamérica tiene la gran oportunidad y responsabilidad de aprovechar los avances tecnológicos en energía solar y comenzar a diseñar proyectos sostenibles en el tiempo que apunten a la erradicación de las energías producidas por combustibles fósiles, y que ayuden a construir un futuro de estabilidad y prosperidad.

Ya hay precedentes sentados en esta área. Chile es el precursor de la energía solar por excelencia en la región, teniendo más de 20 plantas solares funcionando en este momento. Este país continúa estableciendo alianzas económicas internacionales para avanzar en el desarrollo de nuevas tecnologías, que benefician al sector energético,y disminuyen el impacto de las consecuencias del cambio climático en la región. 

Impacto económico de las Energías Renovables
Acelerar la adopción de energías limpias en la región podría crear hasta 3 millones de empleos, que en esta situación de pandemia y confinamiento serían mucho más que simples estímulos para los sistemas económicos nacionales.

Además, es necesario resaltar que el rendimiento económico por cada dólar invertido en la transformación económica oscila entre los 3 y 8 dólares, lo cual representa una oportunidad económica increíble para los inversores que están interesados en este sector económico. 

Aun así, a pesar de esta tasa de retorno, la energía renovable aún no es completamente “bancable”, debido a que muchos bancos nacionales tienen miedo de arriesgarse a ofrecer préstamos o créditos a largo plazo, y por el momento solo los ofrecen a plazos muy cortos que resultan ineficientes para la viabilidad de los proyectos.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?