Ver ediciones digitales
Compartir

Empresas Freight Forwarder o Agentes de Carga Internacional

Por: Financiero 29 Nov 2020

El sector de carga internacional tiene un papel importante en el desenvolvimiento de la economía de todos los países, ya que la mayoría de los productos son importados, por lo que encontramos empresas dedicadas al manejo de mercancías por vía terrestre, aérea o marítima, las cuales cumplen con una función muy delicada al transportar miles de toneladas con diversos destinos para ser entregados a tiempo a los clientes.


Empresas Freight Forwarder o Agentes de Carga Internacional
Enfoque jurídico

Darío González Martínez
Abogado corporativo
@dariolawyer

El sector de carga internacional tiene un papel importante en el desenvolvimiento de la economía de todos los países, ya que la mayoría de los productos son importados, por lo que encontramos empresas dedicadas al manejo de mercancías por vía terrestre, aérea o marítima, las cuales cumplen con una función muy delicada al transportar miles de toneladas con diversos destinos para ser entregados a tiempo a los clientes. 

Este tipo de empresas son llamadas Freight Forwarder o agentes de carga,  un modelo de negocio que se basa en la rapidez de las entregas. Estos agentes nacen como intermediarios, quienes actuaban por cuenta de embarcadores y/o consignatarios en la reserva de espacios de carga, y sus funciones han  evolucionado hasta nuestros días, cuando realizan diversas gestiones para sus clientes.

Las empresas Freight Forwarder son empresas o Agentes de Carga Internacional que actúan en nombre de los exportadores, importadores y empresas con el fin de organizar el envío o transporte de la mercancía de forma rentable, fiable y eficiente. 

El agente de carga es un elemento clave en las operaciones de comercio internacional, ya que se ocupa de gestionar el envío de las mercancías en todos los países del mundo, así mismo están especializados en reducir costes, facilitando y optimizando la logística del transporte. 

En específico, este tipo de empresas son intermediarias, entre quien realiza el envío y el punto final de distribución. Aunque no realiza el envío propiamente, dispone de las distintas modalidades de transporte como marítimoferrocarril, por carretera y envíos aéreos

Parte de su modelo de negocios se basa en utilizar sus contactos de confianza con transportistas, partners o colaboradores, los cuales van desde especialistas en transporte aéreo y compañías de camiones hasta líneas transoceánicas. Todas estas operaciones les sirven para negociar el mejor precio posible y llevar las mercancías a través de rutas comerciales establecidas.

Uno de sus mayores atributos es que pueden valorar distintas ofertas y elegir la mejor ruta que optimice la velocidad, los costes y la fiabilidad, y lo logran analizando y considerando todas las variables necesarias para cada caso.

También se les confía la negociación de los contratos con los transportistas, proveer los documentos necesarios para el transporte y los trámites, arreglar los pagos y requisitos para la liberación de la carga. Todas esas tareas las realizan en constante comunicación y control sobre los procesos con todos los involucrados, siempre mantienen al cliente informado sobre el estado de su mercancía. 

Normalmente gestionan un gran volumen de envíos, incluso desde un destino internacional a otro, por lo que son una pieza clave en operaciones triangulares, un tipo de operaciones en el que intervienen al menos tres empresas (fabricante, intermediario/s y cliente final), ubicadas cada una de ellas en países distintos. 

Si bien hay una única entrega de mercancías y único transporte esta operativa es compleja desde el punto de vista de la documentación y sobre todo tributario. 

Hay muchas empresas que pueden manejar el transporte, sin embargo, el forwarder debe tener en consideración que cada carga es diferente, depende del producto a ser transportado y que tan importante son las variables como tiempos de entrega, costos, complejidad del manejo de la carga, seguridad y requerimientos de entrega. 

En cuanto a la responsabilidad de estas empresas, la misma varía según la modalidad contratada. Al actuar como agente para la carga, su responsabilidad se limita a la correcta ejecución de las tareas solicitadas, sin responder por daños o pérdidas ocasionadas durante el transporte. 

Al ser contratado como transportista contractual, emite su propio conocimiento de embarque o su propia guía aérea, siendo responsable por daños, pérdidas o demora de la mercadería ante el cargador o consignatario, pese a que tendrá que contratar a un transportista efectivo (marítimo o aéreo) para la realización efectiva del transporte. 

Si se desempeña como operador de transporte multimodal, asumirá responsabilidad ante la carga por todo el período en que la mercadería se encuentre bajo su custodia, normalmente, desde que la retira del ámbito del cargador hasta que la entrega al consignatario. 

Entre los Freight Forwarders más importantes a escala mundial tenemos: DHL, UPS, Kuehne + Nagel, DB Schenker, Nippon Express, Sinotrans, y DSV Panalpina, empresas que representan la mayoría del tonelaje del transporte de carga a escala global.

En Panamá encontramos una gran cantidad de oficinas de estos gigantes de la logística que han apostado por la posición geográfica y la ventaja del Canal de Panamá para expandir sus operaciones en América Latina. El país cuenta con un centro logístico en el área de Panamá Pacifico (antigua base militar de Howard) entre otros atractivos que destacan al mercado panameño a escala mundial, y está trabajando para atraer mejores inversiones y consolidarse como un centro de negocios de confianza. 

Las empresas Freight Forwarder representan un importante sector de la economía de los países, ya que ejercen un tipo de operaciones clave en la entrega de mercancías a escala global y su actividad aporta un valor monetario incalculable.

La labor de las empresas Freight Forwarder se centra en la rapidez y coordinación de los envíos, buscando las rutas más convenientes para los intereses de sus clientes. Su responsabilidad varía según el tipo de servicio que presta, la cual se debe establecer en los contratos que suscriban con sus clientes, así mismo se establece el tribunal competente para la causa.