Ver ediciones digitales
Compartir

El ‘zoo’ de la jerga empresarial

Por: Financiero 28 Jun 2021

A estas alturas de la edición ya debes saber que se considera como ‘unicornio’ a toda aquella empresa que se financie con capital privado y cuya valoración supere los 1.000 millones de dólares. Este concepto fue acuñado por la inversora Aileen Lee, antigua socia de Kleiner Perkins y fundadora de la firma de capital riesgo Cowboy Ventures, quien en un artículo publicado en TechCrunch en el año 2013, aseguró que cada año cuatro nuevas empresas pasaban a formar parte de la lista de los unicornios.


El ‘zoo’ de la jerga empresarial
¿Sabes qué es un dragón, un centauro o una cebra? Aquí te compartimos algunos términos

Redacción El Financiero

A estas alturas de la edición ya debes saber que se considera como ‘unicornio’ a toda aquella empresa que se financie con capital privado y cuya valoración supere los 1.000 millones de dólares. Este concepto fue acuñado por la inversora Aileen Lee, antigua socia de Kleiner Perkins y fundadora de la firma de capital riesgo Cowboy Ventures, quien en un artículo publicado en TechCrunch en el año 2013, aseguró que cada año cuatro nuevas empresas pasaban a formar parte de la lista de los unicornios.

Cuando Lee acuñó el término de unicornio había menos de 40 empresas emergentes que se pudieran considerar como tal. Ahora hay poco más de 700 y también más términos empresariales, aquí te presentamos algunos que fueron compartidos por el periódico.com.

De ese artículo extraemos esta lista de nombres animales reales y mitológicos que sirven para identificar a cierto tipo de emprendimientos.

Decacornios: Los decacornios son aquellos unicornios que han superado los 10.000 millones de dólares de valoración.

Dragones: En 2014 también se empezó a hablar de ‘dragones’. Los inversores John Bacus y Hemant Bhardwaj publicaron un texto en el que explicaban que un dragón es cualquier unicornio que ha devuelto íntegramente a los inversores los fondos que en su día pusieron estos, un ‘creador de fondos’.

“Si haces los cálculos encontrarás que los dragones son cuatro veces más raros que un unicornio”, señalaron ambos, quienes aseguran que este tipo de startups es cada vez más difícil de encontrar a medida que crece el tamaño de su financiación obtenida del capital riesgo. Bacus y Hemant piensan que los unicornios suponían más bien postureo para las firmas de capital riesgo, mientras los dragones eran los que realmente hacían ganar dinero.

Dinosaurios: A mediados de 2015 el ex CEO y polémico cofundador del fondo y aceleradora 500 Startups, Dave McClure, incorporó otros términos al mundo empresarial.

Por ejemplo, los dinosaurios, son las grandes empresas que están listadas en la bolsa, que tienen capital público, y que en muchos casos también están sobrevaloradas. Sobre todo, las criticó porque los accionistas suelen pensar que estas empresas que han pisado los parquets les van a ofrecer el mismo beneficio para los próximos 15 a 20 años. “Los unicornios van a patear a los dinosaurios en la próxima década”, pronosticó.

Ponys y Centauros
Según Dave McClure los ponys crecieron para ser centauros y algunos de estos se estos se han llegado a transformar en unicornios. Según el ex CEO de 500 Startups los centauros eran startups con una valoración superior a los 100 millones de dólares, mientras los ponys serían empresas emergentes que habrían sido ‘calificadas’ con un valor por encima de los 10 millones de dólares.

Minotauros: La web Axios asegura que los minotauros son “las empresas que valdrían más de 1.000 millones de dólares incluso si lo único que hicieron es tomar el dinero que han recaudado y ponerlo en una cuenta corriente”. Axios habría identificado unos 56 minotauros a principios de este 2019 y asegura que el primero de esta especie fue Alibaba en 2005. El primer minotauro americano sería Facebook, seguido de Groupon y Zynga.

Cebras: Las cebras traen un nuevo modelo, con negocios rentables que solucionan problemas reales y en su camino ayudan a contribuir al cambio social. Se les ha denominado ‘cebras’ porque son animales reales (no imaginarios como los unicornios), son blancas y negras a la vez (son negocios que quieren ganar dinero pero al mismo tiempo contribuyen a la mejorar la sociedad) y son animales sociales que conviven en grupo y se protegen los unos a los otros.

Las cebras se rigen por valores como la cooperación, el compartir, la sostenibilidad, etc. El movimiento Zebras Unite ha sido impulsado por las emprendedoras Jennifer Brandel y Mara Zepeda. “Las cebras arreglarán lo que los unicornios han roto”, aseveran.

¿Y tú con cuál criatura te quedas?

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?