Ver ediciones digitales
Compartir

El registro de empresas financieras en Panamá

Por: Financiero 31 Ene 2021

Las empresas financieras son una parte importante del ecosistema empresarial; algunas pequeñas y medianas empresas (PYMES) dependen de este tipo de financiación, proveniente tanto de instituciones como de prestamistas privados para promover sus intereses comerciales.


El registro de empresas financieras en Panamá
Enfoque jurídico

Darío González Martínez
Abogado corporativo
@dariolawyer

Las empresas financieras son una parte importante del ecosistema empresarial; algunas pequeñas y medianas empresas (PYMES) dependen de este tipo de financiación, proveniente tanto de instituciones como de prestamistas privados para promover sus intereses comerciales. 

Dependiendo de las circunstancias, buscar un préstamo de una compañía financiera puede brindar el tipo de apoyo monetario ideal para hacer crecer un negocio.  Tanto así, que las compañías financieras han crecido a una escala que se han convertido en la segunda fuente de crédito empresarial más grande de Estados Unidos, y en Panamá constituyen también una fuente importante de financiación

Los orígenes de esta figura se remontan a la antigua Roma en donde existieron los llamados “argentarius”, ciudadanos especializados en el intercambio de monedas, tanto locales como extranjeras, y en los “mensarius” quienes se encargaban de recibir o entregar el dinero de las transacciones que se realizaban, ambos ejecutaban actividades prestatarias a bajos intereses. 

Es importante tener en cuenta que las empresas financieras no son lo mismo que los bancos. La forma más sencilla de diferenciarlos es que los bancos tienen productos basados en depósitos (como cuentas bancarias), a diferencia de las compañías financieras que solo prestan dinero: estas empresas ofrecen a los clientes préstamos fáciles y rápidos. 

Existen instituciones financieras que ofrecen financiamiento personal, mientras que otras ofrecen financiamiento comercial. Algunas de ellas pueden solicitar un aval para aprobar el préstamo, en tanto, no se consideran bancos y tampoco están sujetas a regulaciones bancarias estrictas que puedan limitarlas. Por ello, normalmente pueden cobrar tasas de interés más bajas que otras instituciones de crédito. 

Entre los principales productos que ofrecen las empresas financieras tenemos: 

  • Préstamos personales: estos préstamos son ideales para personas que necesitan un préstamo para una segunda hipoteca, pagar una deuda o un préstamo de automóvil. 
  • Préstamos a plazos: sirven para que los comerciantes puedan aplicar a un préstamo pagadero en cuotas en un tiempo límite, lo que se traduce en una inyección económica para sus inversiones. 
  • Leasing: arrendamiento de bienes muebles o inmuebles con opción de compra. 
  • Factoring: compra y venta de facturas.

Siendo así, los comerciantes pueden acceder a ciertos productos que serían difíciles de conseguir en un banco debido a los requisitos que exigen estas entidades, por lo que este mercado ofrece una opción a los pequeños empresarios de obtener una capitalización más flexible y conveniente.

Como hemos mencionado, en Panamá gozan de solidez y aceptación en el mercado lo que las convierte en un sector importante de la economía que inyecta capital en las microempresas para su crecimiento.

Estas empresas abarcan un perfil de clientes diferente al de los bancos, entre ellos tenemos: mercaderías, distribuidores, intermediarios entre otros, lo cual corresponde también a un porcentaje importante del sector económico de Panamá. 

Tener una empresa financiera es un negocio lucrativo en estos tiempos de crisis provocada por la pandemia, ya que las personas tendrán que solicitar préstamos para solventar sus obligaciones. 

¿Cómo registrar una empresa financiera? 

El Ministerio de Comercio e Industrias a través de la Dirección de Empresas Financieras es la encargada de la tramitación de las licencias de autorización para operar como empresa financiera, entre los requisitos más importantes tenemos: 

  • Certificado expedido por un contador público autorizado respecto del capital pagado de quinientos mil dólares americanos (USD 500.000.00).
  • Cheque expedido a favor del Tesoro Nacional por la suma de mil setecientos cincuenta dólares americanos (USD 1.750.00) que cubren la tasa de expedición y la tasa de fiscalización del año en curso. 
  • Descripción de los objetivos, proyecciones económicas y financieras de la empresa. 
  • Firmar el contrato con el Estado. 

Una vez expedida la autorización y efectuado el Aviso de Operación, se tendrá un término de seis (6) meses para iniciar la actividad. Las empresas financieras podrán solicitar una extensión, por una sola vez y antes de la llegada del vencimiento del plazo, expresando en su solicitud los motivos de su petición. 

También se maneja el tema de las sucursales de cada empresa financiera, para ello, se debe elevar una solicitud ante la misma entidad pidiendo la apertura de la sucursal reiterando los mismos documentos aportados con la apertura inicial (excepto el pago de derechos) para que la misma sea aprobada y se empiecen las operaciones del negocio. 

Las empresas financieras ofrecen productos accesibles a los micros y mediano empresarios (incluso grandes) para poder invertir y lograr ganancias, con esto, se tiene un sector importante en cuenta de la economía ya que el perfil de clientes y la cantidad de los mismos es considerable, lo cual se traduce en importantes aportes tanto al PIB como en impuestos.

En tiempos de pandemia es notorio que se tendrá la necesidad de endeudamiento por parte de empresarios, quienes han registrado pérdidas en sus negocios, esto amolda el terreno para nuevos inversionistas que deseen entrar en ese sector y aumenta las ganancias de los que ya están vinculados en esta actividad.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?