Ver ediciones digitales
Compartir

Economía

El plan de Biden, inflación y expectativas por las vacunas

Por: Financiero 17 Ene 2021

La semana pasada, los principales índices de Estados Unidos experimentaron retrocesos. El NASDAQ 100 es el que más cedió, con un 2,30%, seguido del S&P 500, con un 1,48% y con cierre en 3.768 puntos. El DOW JONES Ind perdió un 0,91%. Por su parte, el Russelll 2000 continuó su avance, con un +1,51% esta semana, a pesar de cerrar en negativo el viernes pasado, cuando cedió un 1,5%.


El plan de Biden, inflación y expectativas por las vacunas
Esta semana, y en medio de retrocesos en los mercados, se espera percibir los efectos del plan de rescate estadounidense

Redacción El Financiero

La semana pasada, los principales índices de Estados Unidos experimentaron retrocesos. El NASDAQ 100 es el que más cedió, con un 2,30%, seguido del S&P 500, con un 1,48% y con cierre en 3.768 puntos. El DOW JONES Ind perdió un 0,91%. Por su parte, el Russelll 2000 continuó su avance, con un +1,51% esta semana, a pesar de cerrar en negativo el viernes pasado, cuando cedió un 1,5%.

En Europa, todos los índices han descendido. El peor fue el IBEX 35, con un -2,11% y un cierre en 8.230, aún fuera de la zona de peligro. El Dax y el EURO STOXX 50 también cedieron, perdiendo un 1,86% y 1,25%, respectivamente.

El plan de estímulo de Biden y sus posibles efectos
El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, anunció su “Plan de Rescate Estadounidense”, el cual asciende a los 1,9 billones de dólares; su fin es sacar a flote la economía y frenar el impacto de la pandemia. Un billón de dólares serán destinados a ayudas directas a las familias, consistiendo en cheques directos de 1.400 USD por persona; además, también se busca prolongar la duración de los subsidios por desempleo hasta el 30 de septiembre de 2021, en paralelo a un conjunto de medidas de apoyo.

El analista de trading Carlos Gil Barceló asegura que, desde el punto de vista de los mercados financieros, parte de estas enormes inyecciones de liquidez, adicional a las realizadas con anterioridad, acabará en los mercados financieros. Sus perspectivas fueron resumidas y publicadas por el sitio web Estrategiasdeinversion.com

Barceló agrega que los grandes bancos estadounidenses ven con buenos ojos el plan de Biden, pero hay inversores que tienen dudas sobre los posibles efectos inflacionarios que pueda provocar su plan. Por otra parte, Biden habló de la necesidad de subir impuestos, lo que no gusta nada a los mercados. Así mismo, el fuerte crecimiento del gasto provocará también endeudamiento.

El miércoles 20 de enero, Joe Biden será nombrado el 46o presidente de Estados Unidos. Se espera que en su discurso inaugural describa cómo abordará la actual crisis económica y sanitaria de la nación norteamericana, además de explicar cómo unirá al país, tras la brecha dejada por la administración Trump. 

Perspectivas inflacionarias
Según Bargaló, la inflación en las materias primas se está haciendo patente. Desde el pasado mes de julio de 2020, enumera que han subido de precio commodities como el Trigo (24,53%), Cobre (24,43%), Petróleo (23,70%), Maíz (50,04%) y Madera (30,40%). El petróleo, según el analista, es probable que recupere en el corto plazo el nivel entre los 60 y 70 dólares, lo que incidiría de forma significativa en el precio de otros productos.

Ni a las bolsas ni a los bonos les gusta la inflación, afirma Bargaló. “Si la inflación aumenta deberá aumentar el rendimiento de los bonos y, en consecuencia, cada vez serán menos atractivos los dividendos pagados por las compañías cotizadas en las bolsas”. Además, agrega, esto encarecerá la financiación de las compañías, por el aumento de coste en la solicitud de créditos, como en la prima que deberán pagar por la emisión de deuda corporativa. Eso, concluye Bargaló, podría hundir el precio de los bonos que no estén indexados a la inflación, a medio y largo plazo.

Posible estímulo por las vacunas
Según el sitio web Investing.com, durante las pasadas semanas, Pfizer (que ha crecido un 18% durante el mes pasado) y Moderna (que ha subido vertiginosamente hasta un 630% desde inicios del año pasado) han mejorado sustancialmente los ánimos de los mercados. Los inversores están menos preocupados por el posible aumento de los casos de COVID-19 y los consecuentes cierres de emergencia, y en vez de ello, miran hacia un futuro en que las vacunas se distribuyan masivamente, se deje a la pandemia atrás, y el crecimiento vuelva a la economía.

Las vacunas parecen ser los elementos disruptivos que los inversores han estado esperando. En la medida en que la gente sea inmunizada, los riesgos de la cuarentena y sus frenos económicos deberían desaparecer, o al menos es lo que se espera. Raramente, solo dos o tres compañías tienen el poder de impactar en los mercados de forma tan contundente.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?