Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
La voz de la dona
Comparte
Compartir

Management

El naranja de la diversidad

Por: Financiero 21 Mar 2021

Estadísticamente las mujeres tienen 13% más participación en la Economía Naranja que en otros sectores productivos. Sin embargo, durante la pandemia, dos de cada tres mujeres han perdido sus empleos y gracias a su resiliencia, han tenido que tirar de estos sectores para reactivar sus economías, lo cual abre puertas para las mujeres como líderes, pioneras y grandes ejemplos dentro de distintos sectores económicos, asegura Sara Wolfe, líder de Innovación y Emprendimiento para México y el Caribe en Bridge for Billions.


El naranja de la diversidad
Estadísticamente las mujeres tienen 13% más participación en la Economía Naranja que en otros sectores productivos

Adriana Cuicas/ Rethse Terán

Estadísticamente las mujeres tienen 13% más participación en la Economía Naranja que en otros sectores productivos. Sin embargo, durante la pandemia, dos de cada tres mujeres han perdido sus empleos y gracias a su resiliencia, han tenido que tirar de estos sectores para reactivar sus economías, lo cual abre puertas para las mujeres como líderes, pioneras y grandes ejemplos dentro de distintos sectores económicos, asegura Sara Wolfe, líder de Innovación y Emprendimiento para México y el Caribe en Bridge for Billions.

Wolfe, quien trabaja para esta incubadora de negocios que ha creado, diseñado y gestionado programas de emprendimiento que han beneficiado a poco más de 1.700 emprendedores en más de 80 países, define a la Economía Naranja como una economía enfocada a la cultura expresada en piezas de arte, patrimonio cultural, educación, turismo, arquitectura; no obstante, dice, en realidad su impacto va más allá, ya que permea en actividades funcionales como la economía del conocimiento, tecnologías, data, desarrollo de códigos, publicidad, diseño, entre otros.

“Para Bridge for Billions, la clave de la Economía Naranja es que está agregando cada vez más valor a la diversidad, a lo local, a las personas, a los procesos que se estaban quedando fuera de la economía, y revalorizarlos contribuye a que estas actividades sean tomadas en cuenta como las de cualquier otra industria”.

A juicio de Wolfe, los retos que enfrenta actualmente la Economía Naranja en LatAm son similares a los que se enfrentan dentro del ecosistema de emprendimiento, “estamos transformado la manera en la que hacemos negocios, normalmente pensamos en la venta de productos o servicios, pero la Economía Naranja piensa en lo qué puede ser o convertirse en un negocio a través de la innovación”. 

Otro de los desafíos de esta economía son los marcos regulatorios existentes en los países de Latinoamérica, pues según explica la entusiasta que trabaja con mujeres de la región,  la velocidad con la que se innova en cuanto a modelos de negocios no es la misma que tienen los marcos legales.

“Tenemos oportunidad de que los marcos políticos aceleren nuevos procesos y tiempos para aspectos como los registros de empresas, nuevas maneras de pagar impuestos para evitar que estos modelos de negocios se queden atrás”. 

En este aspecto la Economía Naranja tiene como ventaja el trabajo enlazado con la creatividad, una cualidad que está asociada -destaca Wolfe- con la innovación, que es la capacidad de buscar nuevas soluciones a problemas, nuevas maneras de hacer las cosas, no rendirse nunca. “Practicar la creatividad es necesaria para enfrentar la realidad que vivimos y emprender permitiendo que surjan nuevos negocios que, a su vez, inspiren a otros sectores”.

Cualquier persona tiene la capacidad de ser creativa, la creatividad se fomenta, resalta, lo que debemos asegurar es que existan espacios innovadores donde la creatividad se apoye, se premie, y se incentive. “Las empresas tienen oportunidad de reunir diversas culturas y conocimientos para fomentar nuevas ideas creativas de manera colaborativa, utilizando espacios de opinión y participación como herramientas y procesos de innovación. Cualquier sector tiene la responsabilidad de generar estos espacios”.

“Emprender nunca ha sido fácil. Ser resiliente es clave para aceptar los errores y seguir adelante, pero la pasión también es vital: Si amas lo que haces siempre será más fácil y tener un propósito, este es el aliciente perfecto por el cual se busca emprender a través de la innovación”, destaca la experta.

En beneficio de las mujeres

Es importante para Bridge for Billions, apoyar y empoderar a todas las mujeres que desean emprender y actualmente, el 46% de los emprendimientos que ha impulsado esta iniciativa son liderados por mujeres. 

“Creemos en un ecosistema emprendedor inclusivo y flexible, que pueda apoyarlas en sus proyectos, sin importar el giro de negocios en el que desean incursionar. Lo importante es brindarles el acceso a herramientas y metodologías adecuadas para el desarrollo de una propuesta de valor rentable e integral, que haga que sus negocios sean menos susceptibles al cierre parcial o definitivo, no solamente ante situaciones de crisis, sino incluso para superar los tres primeros años críticos de supervivencia de toda pequeña empresa”, asegura Wolfe.

Esta iniciativa cuenta con una Red Global de Inversores y ofrece capacitaciones sobre recaudación de fondos que ayudarán a que cada vez más emprendedoras tengan acceso a inversión. En América Latina, menos del 3% de las mujeres emprendedoras cuenta con acceso a financiamientos de capital de riesgo, una barrera que les impide el crecimiento de operaciones o expansión de sus negocios, destaca la experta.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?