Ver ediciones digitales
Compartir

El momento de la expansión

Por: Financiero 21 Jun 2021

Expandir una pequeña o mediana empresa (pyme) puede incluir la creación de nuevos puntos de venta, la comercialización de nuevos productos, exploración de otras áreas, inauguración de nuevas sucursales, e incluso la exportación. Después de todo, expandirse es un paso natural de estos emprendimientos tras consolidarse en un mercado.


El momento de la expansión
Tras la consolidación de una pequeña empresa, sigue la etapa del crecimiento. Conoce algunas claves para llevarlo a buen término

Redacción El Financiero

Expandir una pequeña o mediana empresa (pyme) puede incluir la creación de nuevos puntos de venta, la comercialización de nuevos productos, exploración de otras áreas, inauguración de nuevas sucursales, e incluso la exportación. Después de todo, expandirse es un paso natural de estos emprendimientos tras consolidarse en un mercado.

Para lograr una expansión exitosa, es necesario planificar cada paso del crecimiento, definiendo qué recursos amerita cada etapa. De más está decir que es innecesario poner en riesgo un negocio rentable; es preciso establecer objetivos medibles que permitan expandir las operaciones. Si algo en el negocio actual no va bien, la expansión no es una opción ni resolverá los problemas. Para dar el siguiente paso, la empresa debe funcionar cabalmente.

Una entrada del blog de Konfío, plataforma de préstamo para negocios y Pymes en México, expone aspectos vitales a considerar, en aras de una exitosa expansión.

En primer lugar, como ya se mencionó, es necesario tener un plan de expansión, en el que estén estipulados los ítems siguientes:

Estrategias de crecimiento: este punto trata de saber qué se va a hacer, si exportar, abrir otra sucursal, lanzar un nuevo producto… vale recalcar que es mejor definir objetivos claros y alcanzables, en vez de querer abarcar mucho en poco tiempo.

Proyecciones: este apartado se refiere a los cálculos numéricos que permitan ver cuál será la ganancia al expandir la empresa, no sólo en cuanto a dinero, sino en tiempo.

Fuentes de financiamiento: los autores no recomiendan mezclar finanzas personales con las del negocio, y proponen solicitar créditos para empresas. ¿La razón? Al usar efectivamente el financiamiento, se estará produciendo dinero con fondos ajenos a los propios. El dinero prestado eventualmente se recuperará, teniendo que pagar sólo los intereses. Para lograrlo, es preciso establecer una planeación precisa.

Productos, servicios, recursos: al expandir una pyme, hay que tener en cuenta que se requerirán más productos, más servicios y más personal involucrado. Este apartado también requiere una estricta planificación, para que nada ni nadie sobre, o falte.

¿Cómo contratar al primer empleado de tu pyme?
En Latinoamérica, es común que los primeros empleados sean miembros de la familia de él o los fundadores de la pyme; la participación de la familia en las empresas establecidas, es proporcionalmente alta en Argentina (92%), y representa casi la totalidad de las empresas establecidas en Panamá (99%). Sin embargo, no siempre contratar a familiares es la mejor opción, sobre todo si una pyme requiere fortalecer áreas específicas de la administración o producción.

También se da el caso en que el emprendedor o fundador se hace cargo de todas las tareas, pero en el momento en que una empresa deba crecer, será imprescindible contratar a alguien que inspire total confianza, y que se encargue de tareas especializadas.

Al definir el perfil, se puede elegir a una persona que cubra tareas generales, o contratar a alguien con habilidades específicas; todo dependerá de las necesidades de la pequeña empresa.

Es importante que la persona a contratar tenga en mente que es un emprendimiento en aras del crecimiento. Por tanto, debe saber trabajar a solas, o en equipos pequeños. De igual forma, es necesario pensar a largo plazo y decidir si ese nuevo empleado será capaz de asumir un rol de liderazgo en la empresa.

Por otro lado, algunas situaciones coyunturales que pueden motivar la contratación de un nuevo o nuevos empleados se enumeran a continuación:

• Las fechas o épocas especiales como navidad, San Valentín, carnavales u otras, son oportunidades para aumentar ventas, lo que requerirá también de ayuda.

• Al dar el paso hacia la digitalización, o iniciar una tienda online, será necesario contar con un diseñador web o community manager que se encargue de administrar redes sociales y posicionar la marca de la empresa.

• La llegada de clientes de importancia, y de pedidos que requieren mucho trabajo, también son situaciones que motivan a contratar a más personal.

• En la ruta hacia la expansión se encuentran tareas que una sola persona no podrá realizar, sea por falta de tiempo o conocimientos.

Es importante dedicar tiempo y esfuerzos de calidad al reclutar a nuevos talentos, sea en bolsas de trabajo, en LinkedIn, o a través de referencias. Es absolutamente necesario ser transparente en cuanto a las responsabilidades del cargo, las características del ambiente laboral, las prestaciones, los horarios y las oportunidades de crecimiento. El empleado ideal puede estar en cualquier parte, sólo hay que saber buscar muy bien.

Un nuevo integrante debe sentirse motivado, y más si por el momento esa persona es la única contratada; un colaborador debe saber qué es, y lo que se espera de él. Fijar objetivos es clave, y de no tener experiencia como líder, es menester aprender a supervisar tareas, delegar, y redireccionar esfuerzos, si hace falta.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?