Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
Los pilares de Panamá
Comparte
Compartir

El ganar ganar de los incentivos fiscales

Por: Financiero 28 Feb 2021

Que la Industria del Turismo es una de las más afectadas por el confinamiento al que nos sometió la pandemia del coronavirus es obvio para muchos. En Panamá sólo el sector hotelero dejó de percibir el 70% de sus ingresos durante 2020, la radiografía se torna más dramática al hablar de los emprendimientos turísticos a menor escala. El sector necesita oxígeno; la buena noticia es que puede conseguir financiamiento de la empresa privada a través de los incentivos fiscales.


El ganar ganar de los incentivos fiscales
Cómo los emprendimientos turísticos de Panamá pueden conseguir financiamiento privado aplicando al Registro Nacional de Turismo

Adriana Cuicas / Rehtse Terán

Que la Industria del Turismo es una de las más afectadas por el confinamiento  al que nos sometió la pandemia del coronavirus es obvio para muchos. En Panamá sólo el sector hotelero dejó de percibir el 70% de sus ingresos durante 2020, la radiografía se torna más dramática al hablar de los emprendimientos turísticos a menor escala. El sector necesita oxígeno; la buena noticia es que puede conseguir financiamiento de la empresa privada a través de los incentivos fiscales.  

Panamá ha diseñado una serie de incentivos fiscales para alentar los emprendimientos turísticos locales.  Los más recientes están descritos en la Ley 186 del 2 diciembre de 2020, norma que entra en vigor en diciembre de 2021.  

Esta ley crea un nuevo tipo de persona jurídica denominada SOCIEDAD DE EMPRENDIMIENTO, un nuevo vehículo jurídico que facilita la formalización de empresas en Panamá, mediante un sistema simplificado, tanto para actividades turísticas como otras actividades económicas.

De dos a cinco personas naturales, mayores de edad de cualquier nacionalidad, que estén domiciliadas en Panamá, podrán constituir una sociedad de emprendimiento, la cual debe mantener un límite de ingresos para mantener esa categoría, estos límites son: 

Microempresas: 150 mil dólares ingresos brutos por año fiscal. 

Pequeña empresa: 150 mil a 1 millón de dólares en ingresos brutos año fiscal. 

La ley también establece que si la empresa supera el millón de dólares en ingresos deberá transformarse a otra modalidad de persona jurídica en seis meses y asigna al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) la responsabilidad de revisar cada cuatro años la situación financiera de la sociedad. 

Hay otros instrumentos jurídicos que benefician los emprendimientos turísticos  como la exoneración del Impuesto Sobre la Renta, del Impuesto de Exportación, de Impuestos por Usos de Muelles o Aeropuertos, la mayoría de ellos están descritos en la Columna Enfoque Jurídico de esta edición.  

De igual manera, la Ley 122 del 31 de diciembre de 2019 -vigente desde el 3 de enero de 2020- considera 100% el crédito fiscal para efectos del impuesto sobre la renta, las sumas invertidas por personas naturales o jurídicas en la adquisición de bonos, acciones y demás instrumentos financieros emitidos por la empresa turística.

Todas estas disposiciones legales sirven para incentivar el crecimiento del sector turismo. Los emprendedores pueden acercarse a grandes empresas para presentarles proyectos de inversión cuyo financiamiento puede ser deducible de los impuestos que estas trasnacionales deben pagar al Estado, así que básicamente se trata de mover o transferir el monto de los impuestos e inyectarlos como capital fresco que alimente los emprendimientos turísticos´.

Javier Mitre Bethancourt, Director Ejecutivo del Centro de Capacitaciones Profesionales Fiscales explica cómo estos proyectos pueden beneficiarse de los incentivos fiscales que Panamá ofrece.

Pasos a seguir para beneficiarse de los incentivos fiscales

Una vez formulado el proyecto,  el primer paso para poder gozar de los incentivos fiscales es inscribirse ante el Registro Nacional de Turismo. Quienes deseen ofrecer productos turísticos especiales deben presentar el formulario de inscripción, junto a toda la información y documentación requerida. Además, deben presentar una solicitud formal hecha con asistencia de un abogado, dirigida al administrador general de la Autoridad de Turismo de Panamá. Los recaudos son:

-Planos aprobados, cuando existan construcciones incentivadas
Certificación de Fuente de Financiamiento, hecha por un Contador Público Autorizado
Certificación de Registro Público de la Sociedad
Copia autenticada de Cédula de la persona natural o representante
Certificación de la propiedad del terreno, o de derechos posesorios
Certificación de Finca Agropecuaria como Finca Agroturística (si es un emprendimiento de este tipo)
Estudio de Impacto Ambiental
-Estudio de Factibilidad del Proyecto

Mitre Bethancourt invita a cumplir con todas las obligaciones fiscales, para evitar sanciones que puedan mermar las ganancias. Para ello, deben emitirse las facturas correspondientes, llevar registros contables, y presentar declaraciones de impuestos de forma cabal, para poder aplicar a los incentivos fiscales a los que se tenga derecho. 

El experto agrega que, tanto personas naturales o cualquier tipo de sociedad anónima, pueden acogerse al régimen de incentivos para el turismo, ya que los mismos se obtienen al inscribirse ante el Registro Nacional de Turismo, y al ejercer alguna actividad turística.

¿Cómo se clasifican los proyectos turísticos que aplican a estos beneficios?
El especialista en impuestos explicó los tipos de emprendimientos contemplados en la jurisdicción, cada uno con características y requisitos diferenciados. Estas categorías corresponden a actividades que no encajan dentro de las modalidades tradicionales de “hospedajes” o “agencias de viajes”, los cuales son los que usualmente reciben los beneficios fiscales:

Museos privados: Deben ofrecer un Área de Recepción o Información, adicional a la de Administración. Además, deben contar con servicios básicos como agua, electricidad, comunicaciones y primeros auxilios. Por otro lado, se les requiere incluir una guía museográfica tecnológica e innovadora. Los emprendimientos de este tipo requieren de una inversión mínima de 50 mil dólares.

Agroturismo: Los proyectos turísticos de este tipo deben facilitar señalizaciones internas claras y adecuadas, proveer transporte acorde a las condiciones del lugar. En este renglón caben emprendimientos desarrollados en zonas de producción agropecuarias, o que ofrezcan actividades de caminatas, aventura, ciclismo de montaña, cabalgatas, entre otras. La inversión mínima es de 30 mil dólares.

Turismo rural: Este tipo de establecimientos son los que ofrecen servicios de hospedaje rural, paseos, y actividades de ciclismo. Deben proveer servicios de alimentación y bebidas, facilitar duchas y servicios sanitarios, ya sean generales o en cada habitación, y proveer servicios de transporte adecuados. La inversión mínima para proyectos de turismo rural es de 5 mil dólares.

Ecoturismo: Los emprendimientos ecoturísticos deben contar con senderos debidamente rotulados, además de suministrar señalizaciones internas adecuadas que permitan concientizar al visitante en cuanto al ambiente natural. Las actividades afines contemplan el hospedaje, avistamiento de flora y fauna, puentes colgantes, canopy, entre otras. La inversión mínima es de 30 mil dólares.

Turismo deportivo: Estos proyectos deben suministrar duchas y servicios sanitarios para ambos sexos, además de contar con senderos debidamente señalizados. Las actividades contempladas incluyen carreras deportivas, velerismo, surf, kayak, rafting, cabalgatas, senderismo, ciclismo, paseo en botes, entre otros. Para ello, se requiere una inversión mínima de 10 mil dólares.

Turismo de salud: Estos establecimientos deben disponer de espacios de descanso o recuperación. Además, deben facilitar la estadía de personas con discapacidad, y contar con personal capacitado para brindar estos servicios. La inversión para el turismo de salud oscila entre los 100 mil y 300 mil dólares.

Parque de diversiones: Para iniciar proyectos de este tipo, los emprendedores deben presentar estudios técnicos y operativos que justifiquen el desarrollo del parque. La boletería y el mapa descriptivo de las instalaciones son obligatorios, así como el establecimiento de medidas de seguridad, y la señalización de rutas de evacuación. Entre las actividades a desarrollar, se encuentran los parques temáticos, atracciones mecánicas como montañas rusas, y salas de proyección IMAX. La inversión mínima es de 100 mil dólares.

Beneficios de los incentivos para la sociedad

Con la reciente reglamentación de incentivos para inversionistas en empresas turísticas, Panamá manda un mensaje contundente sobre su intención de promover la inversión privada en el desarrollo de la infraestructura y la plataforma turística a escala nacional en la que expertos han identificado un enorme potencial por desarrollar, destaca Roger Kinkead, Director de Banca de Inversión de MMG Bank.

El experto resalta que el Istmo al tener una economía dolarizada, una red logística con conectividad marítima y aérea global, una plataforma de comunicaciones y servicios financieros de primer mundo junto con una calificación país de grado de inversión, ha experimentado niveles de crecimiento envidiables durante lo que va de este siglo.

El turismo, por su parte, tiene el potencial de generar un desarrollo socialmente inclusivo en las áreas de impacto, protegiendo los recursos ambientales que brindan la base para este tipo de atractivos. Todas estas estrategias abren una ventana de oportunidades para nuevos proyectos que posiblemente antes no se ejecutaban debido a que financieramente el riesgo de la inversión no ameritaba la rentabilidad esperada. 

En el mediano plazo la industria espera ver una inminente reactivación en el desarrollo de proyectos fuera de la Ciudad de Panamá, lo que a su vez generaría un impacto positivo y sostenible en el desarrollo de estas comunidades, cuyos habitantes ayudarán a diversificar la economía del país.

Una opción de asesoría

Los emprendedores turísticos que deseen obtener capacitación acerca de la actividad a la que se dedicarán pueden contactar al Centro de Capacitaciones Profesionales Fiscales (CCPF) y tomar un curso de capacitación en www.ccpf.com.pa Aulas Virtuales. La institución fue fundada en 2017, con el objetivo de aportar al entrenamiento profesional y a la difusión de conocimientos en materia fiscal, tributación, comercio, administración, y actividades financieras. 

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?