Ver ediciones digitales
Compartir

El futuro de los pagos instantáneos

Por: Financiero 31 May 2021

Los pagos instantáneos en Latinoamérica son un tema al cual vale la pena hacer seguimiento en 2021. Junto a la bancarización como servicio, la digitalización de los no bancarizados y el auge de los métodos de pago sin contacto, debido a la COVID-19, los pagos instantáneos tienen el potencial de desplazar a métodos tradicionales, como está sucediendo en la región. Con el tiempo, este tipo de pagos quizá desplace al efectivo y las tarjetas.


El futuro de los pagos instantáneos
Este tipo de servicios se popularizan rápidamente por su fácil uso,
y representan una oportunidad para integrar a la población no bancarizada

Redacción El Financiero

Los pagos instantáneos en Latinoamérica son un tema al cual vale la pena hacer seguimiento en 2021. Junto a la bancarización como servicio, la digitalización de los no bancarizados y el auge de los métodos de pago sin contacto, debido a la COVID-19, los pagos instantáneos tienen el potencial de desplazar a métodos tradicionales, como está sucediendo en la región. Con el tiempo, este tipo de pagos quizá desplace al efectivo y las tarjetas.

Hay dos servicios en nuestra región que han mostrado un crecimiento y un comportamiento resaltable. Se trata de PIX, un sistema de pagos instantáneos lanzado en Brasil y respaldado por el Banco Central de ese país, y Yape, una app lanzada por el Banco de Crédito del Perú, la institución bancaria privada más grande.

Un artículo de LABS News, traducido por El Financiero LatAm, explica por qué estos métodos se han popularizado masivamente.

Lo que traerá el futuro
Ignacio Carballo, profesor de la Universidad Católica de Buenos Aires, analiza cómo los pagos en tiempo real complementarán la infraestructura tradicional en la región.

Por ejemplo, en Brasil, PIX podría reemplazar el llamado boleto bancario, una especie de voucher o nota de banco, el cual es usado por los brasileños para pagar facturas o compras. Aún se desconoce cómo los métodos instantáneos se relacionarán con puntos de venta físicos y tarjetas de débito.

“El futuro de los pagos en toda Latinoamérica es que sean instantáneos. Hay muchas maneras de llegar a eso, hay opciones públicas, como PIX en Brasil, y privadas como Yape, o consorcios como PLIN, con diferentes bancos en Perú”, agrega Carballo.

En Argentina, durante junio de 2020, los bancos privados más grandes (Santander, Galicia, BBVA, HSBC), lanzaron una fintech llamada Play Digital para crear MODO, una wallet digital que permite transacciones de negocios a través de smartphones, conectando a múltiples cuentas de banco.

“También tenemos Transferencias 3.0 (una infraestructura pública), la cual vino con un código QR interoperable que incluye pagos instantáneos con comisiones fijas. Fue lanzado en diciembre de 2020, así que es bastante reciente; la pregunta es si los comerciantes se unirán. ¿La gente pagará con Transferencias 3.0 o con una tarjeta de débito normal? Esta es, seguramente, una de las más importantes tendencias que ver en 2021”.

Servicios de pagos instantáneos en la región
Con sólo un mes de lanzado, PIX alcanzó números impresionantes: 23 mil millones de dólares en transacciones, un volumen mucho mayor que el promedio mensual de 18 mil millones en transacciones con tarjetas de créditos. Hasta el 30 de abril, alrededor de 230 millones de claves de acceso fueron registradas (cada usuario puede tener hasta tres de ellas en PIX).

Pero a diferencia de lo que sucedió en Brasil con PIX, y con la mexicana CoDi, cuyas iniciativas están basadas en la regulación y la estructura de un banco central, Yape nació como una rama privada de pagos instantáneos del Banco de Crédito del Perú. Y al mismo tiempo, es mucho más grande que el sistema Transfiya, de Colombia, creado por la fintech Minka y ACH Colombia, una compañía responsable de operaciones interbancarias en el país.

En primera instancia, Yape sólo estaba disponible para clientes del BCP, como una opción más sencilla de efectuar pagos entre usuarios. Posteriormente, en mayo de 2020, cuando se lanzó su rival, PLIN, estuvo disponible para todos los peruanos. Ese fue el as en la manga de Yape, en un país con la más baja bancarización y el más alto uso de efectivo en la región.

De forma similar a Yape, PLIN permite transacciones 24/7 sin cargos, ni siquiera para comerciantes; fue creada por el proveedor de servicios financieros YellowPepper, en alianza con los bancos BBVA, Interbank, y Scotiabank.

“No pagas nada al usar Yape. Para los negocios que usan pagos con tarjeta u otras formas, es sorprendente que no se pague nada por usar este tipo de solución. Y no sólo para nosotros. Los rivales tampoco cobran nada. Estamos experimentando con esta nueva tecnología, esta nueva forma de pagos, por la cual nadie cobra nada. Y cuando se vuelva algo de uso regular, en ese momento es cuando empiezas a cobrar por el servicio”, explicó Arturo Dongo Hernández, gerente comercial de Yape, en una entrevista con LABS.

El modelo de Yape, ¿podría servir en otros países de LatAm?
De acuerdo con Lindsay Lehr, integrante de Americas Market Intelligence, la fórmula del éxito de Yape se explica por la combinación de una alta cuota de mercado y un sólido reconocimiento de la marca, además de una gran penetración en el mercado peruano y limitada interoperatividad. Eso significa que si los bancos no trabajan en conjunto, es menos probable que operen de forma similar a PIX.

De acuerdo con la experta, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Costa Rica son candidatos sólidos para el surgimiento de plataformas como Yape en la región. ¿Por qué? Esto se debe a que servicios de ese tipo tienen mayor potencial en mercados más pequeños con un sólido banco líder, y sin muchas startups fintech disponibles.

En México, Colombia y en Perú, muchos negocios independientes de pequeño tamaño, como tiendas o bodegas familiares, usualmente no están incluidas en el sistema financiero, ni usan servicios bancarios, y no pagan impuestos. Esto representa grandes oportunidades para la adopción de sistemas de pagos instantáneos por parte de personas no bancarizadas, que en algunos países, son mayoría.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?