Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
Entendiendo la salud financiera
Comparte
Compartir

El descanso como vía al éxito

Por: Financiero 10 May 2021

“No dude del poder del descanso. La falta de sueño disminuye la productividad y tiene un impacto negativo en nuestra salud”, sentencia convencida Farah Harris, psicoterapeuta y experta en bienestar laboral.


El descanso como vía al éxito
Una psicoterapeuta nos explica por qué necesitamos descansar y tres maneras de darnos un merecido descanso

Redacción El Financiero

“No dude del poder del descanso. La falta de sueño disminuye la productividad y tiene un impacto negativo en nuestra salud”, sentencia convencida Farah Harris, psicoterapeuta y experta en bienestar laboral.

Sin embargo, internalizar esta premisa, quizás choque un poco el arraigado pensamiento de nuestra sociedad que fomenta el ajetreo y el trabajo pesado como únicos medios para ser productivo. “Pero, si realmente busca mantener su bienestar y eficiencia, deténgase y descanse”, recomienda la experta en un artículo de Fast Company.  

Los empleados afectados por problemas de cansancio suponen para las empresas un costo de 136.400 millones de dólares al año en concepto de pérdida de tiempo productivo, asociado a la salud. 

Muchos de nosotros tenemos la costumbre de esforzarnos sobremanera. “Pero, trabajar durante la comida y no hacer pequeños descansos, puede resultar muy contraproducente. Sobrepasar nuestros límites hace que nuestra productividad se desplome, junto a un estrés adicional y, finalmente, a que nos agotemos”, dice la experta.

El descanso es productivo

¿Ha pensado alguna vez en el descanso como algo productivo? Para muchos, el descanso parece una palabra con aspiraciones. Suena bien y sencillo en teoría, pero difícil de aplicar. No obstante, el descanso forma parte del proceso y es parte integral de nuestro camino hacia el éxito.

“Tenemos que ser intencionales con la implementación del descanso en nuestra vida diaria, de lo contrario, simplemente no se dará”, dice la fundadora y CEO de WorkingWell Daily, una empresa comprometida con la mejora de los entornos laborales al abordar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

Utilizar un truco de productividad como la Técnica Pomodoro puede ser útil para recuperar cierto nivel de control sobre el manejo de su tiempo, aconseja la experta.

“Esto lo ayuda a priorizar sus descansos, a minimizar las distracciones (que consumen energía mental adicional) y a optimizar su cerebro para que pueda ser más eficiente y productivo”. 

La técnica consta de cinco sencillos pasos:

Elegir una tarea

Programar un temporizador de 25 minutos

Trabajar en la tarea hasta que se cumpla el tiempo

Tomar un descanso de 5 minutos

Cada 4 Pomodoros, tome un descanso de 15 a 30 minutos

Esta técnica le permite dividir las tareas complejas y agrupar las pequeñas. La clave es que debe mantenerse concentrado en ese único Pomodoro.

Incluso la más pequeña distracción puede interrumpir su flujo de trabajo, así que desactive su teléfono y las notificaciones de correo electrónico. Si se produce alguna interrupción, intente ver cómo puede evitarla en su próxima sesión.

Tomar un descanso le permite volver a una tarea con una perspectiva diferente. Le da a su cerebro la oportunidad de aprovechar esa claridad, creatividad y lucidez. 

A continuación, se indican otras formas de desconectarse del trabajo para poder mejorar su conexión más adelante.

Establecer y cumplir los límites

Trabajar desde casa se convirtió en la norma para muchos durante la COVID-19, y para algunos ha supuesto un reto crear límites saludables en torno al trabajo. Con los límites ahora confusos, los parámetros de un horario de 9:00 am a 5:00 pm han cambiado. Especialmente si se tienen niños pequeños en casa.

La tecnología nos ha permitido facilitar una mayor accesibilidad. El problema es que la mayoría de las veces la gente se siente con derecho a nuestro tiempo y espera una respuesta inmediata. La clave está en mantener los límites de nuestro tiempo. El hecho de ser accesible no significa que esté disponible. 

No se sienta presionado a responder al correo electrónico o al mensaje de texto, aunque tenga activada la opción de lectura de recibo. 

Minimice el estrés y la ansiedad practicando mindfulness y disfrute de lo que hacía antes de recibir esa llamada, mensaje o correo electrónico; especialmente si ocurre después de las horas de trabajo y el fin de semana. 

Haga esto regularmente y el resto aprenderá a comportarse en consecuencia.

Tomar una siesta

¿Desea disminuir el cansancio, mejorar el rendimiento y reducir los errores? Pruebe incluir la siesta en su rutina diaria o semanal. Las siestas tienen un poder revitalizante. Incluso una siesta de 20 a 30 minutos logra recargar eficazmente su batería. Configure una alarma y minimice las distracciones (similar a la Técnica Pomodoro).

Asimismo, tenga en cuenta cuándo toma la siesta. Observe en qué momento su cerebro empieza a relajarse de forma natural y siente más sueño. Lo más probable es que sea alrededor de la misma hora todos los días. Sabiendo esto, podrá empezar a programar sus siestas en su jornada laboral.

Alejarse del escritorio

Levantarse para estirarse, salir al exterior y dar un receso a los ojos, son prácticas que aportan energía. Esto es esencial, especialmente para quienes trabajan desde casa a tiempo completo. 

Ayuda a que la sangre circule, lo que es bueno para la salud física y cerebral. Si opta por salir al exterior, le permitirá un buen cambio de entorno. Hacer esta actividad puede ayudar a disminuir la tensión ocular y los ataques de fatiga. 

Si realmente busca ser más productivo y creativo, tómese estos merecidos descansos. Se sorprenderá de la claridad y lucidez que se consiguen al apartarse del trabajo.

Trabajar a destajo puede hacer que se sienta atascado, que tarde más tiempo en realizar las tareas, que se cometan más errores y que se limite la creatividad. 

Nuestro cerebro es como una máquina, pero no somos robots. Implementar periodos de descanso, ya sea mediante la Técnica Pomodoro o algún otro método, ayudará a reducir la fatiga y el estrés. Esto es válido tanto para los padres con hijos recién nacidos, como para los ejecutivos de negocios y los transportistas experimentados. 

Cuando haga del descanso una prioridad, se sorprenderá gratamente de lo mucho que logrará haciendo menos, concluye la especialista.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?