Ver ediciones digitales
Compartir

El compromiso de Panamá hacia la transición

Por: Financiero 28 Mar 2021

Panamá cuenta con las características necesarias para establecer un Centro de Distribución de Hidrógeno, aprovechando su posición geográfica, de las facilidades portuarias existentes, y del Canal de Panamá, asegura Jorge Rivera Staff, Secretario Nacional de Energía de Panamá, durante su intervención en el Diálogo Global de Energía Berlín 2021.


El compromiso de Panamá hacia la transición
Gracias a sus ventajas y a las medidas gubernamentales, la generación y distribución eléctrica del país van hacia un futuro más sustentable

Redacción El Financiero

Panamá cuenta con las características necesarias para establecer un Centro de Distribución de Hidrógeno, aprovechando su posición geográfica, de las facilidades portuarias existentes, y del Canal de Panamá, asegura Jorge Rivera Staff, Secretario Nacional de Energía de Panamá, durante su intervención en el Diálogo Global de Energía Berlín 2021.

Rivera Staff -según reseña el portal web de BNamericas- también expresó que los puertos panameños son capaces de facilitar un reabastecimiento de combustible sin emisiones de carbono, específicamente en las rutas marítimas que hoy registran un alto tráfico, y que se encuentran cercanas a la Vía Interoceánica, por donde circula el 3% del comercio marítimo mundial.

El funcionario agregó que la descarbonización de las rutas comerciales marítimas requerirá nuevas infraestructuras de abastecimiento de los combustibles y sus respectivas cadenas de suministro, reduciendo sus costos y fomentando una mayor velocidad en la adopción de esta alternativa en la región y en el país.

Por otro lado, Staff describió la importancia de las tecnologías limpias para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, y la disminución gradual de las centrales de carbón cuando sea posible, y sustituyan las inversiones por proyectos de energías renovables.

Estas declaraciones tuvieron lugar en el segundo día del Diálogo anual de Berlín sobre Transición Energética, con la participación de alrededor de 50 Ministros de Energía y Ministerios de Relaciones Exteriores, representantes políticos y de la industria, la ciencia y la sociedad civil, quienes se reunieron en este evento virtual para debatir sobre el camino hacia la neutralidad climática.

Esta transición es fundamental para afrontar la crisis climática, ya que el sector energético es el que más contribuye a los efectos del cambio climático, con un 73% de las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por la actividad humana en el mundo.

Durante la intervención del Secretario de Energía, en coordinación y apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores, enfatizó que la Agenda de Transición Energética de Panamá está alineada con las acciones del Objetivo de Desarrollo Sostenible número 7, que es el de una energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todos en 2030.

El Diálogo de Berlín se ha convertido en un foro internacional de primer orden para que las principales partes interesadas del sector energético compartan sus experiencias e ideas sobre una transición segura, asequible y ambientalmente responsable hacia la energía limpia.

Panamá, asegura el Secretario, está comprometida con alcanzar una energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todos en 2030. En concreto, el país planea que el 30% de su suministro provenga de energía solar, eólica y biomasa para esta fecha.

Compromisos hacia la transición

El Consejo de Gabinete de Panamá aprobó, en diciembre de 2020, los lineamientos estratégicos de la agenda de transición energética, para incentivar la inversión en el sector, mejorar la competitividad y optimizar la electrificación de las comunidades.

La iniciativa apuesta por el uso de fuentes de energía renovables y una red de distribución moderna e inteligente para impulsar el desarrollo socioeconómico de las comunidades del Plan Colmena.

El estado energético actual en Panamá indica que, durante el primer semestre de 2020, la generación de electricidad provino un 60% de fuentes renovables (hidroenergía, energía eólica y solar), el resto de fuentes fósiles, y en menor medida autoconsumo.

Concretamente, las cifras publicadas en el portal de la Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP) recogen que el país cuenta con una capacidad instalada de 270 MW de eólica, 194 MW de parques solares y 38 MW de solar en condición de autoconsumo.

En tanto, el compromiso actual de la República de Panamá en tal sentido es que el 30% de la capacidad instalada de la matriz eléctrica deberá provenir de otras fuentes de energías renovables como eólica, solar y biomasa. Para ello, se requeriría una inversión aproximada de 2,232 millones de dólares estadounidenses.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?