Ver ediciones digitales
Compartir

Vida y sociedad

Date permiso para ser creativo…

Por: Financiero 21 Mar 2021

“Hay mucha gente que no se permite ser creativa. Y con razón, todos desconfiamos de nuestro talento. Recuerdo una anécdota que me dejó una marca importante, cuando tenía apenas unos veintitantos. Me encantaba Allen Ginsberg, su poesía, las entrevistas que daba. Y una vez, William F. Buckley en su programa llamado Firing Line, recibió a Ginsberg, quien entonó un canto de Hare Krishna. Cuando regresó a Nueva York sus pares intelectuales le dijeron: No ves que has hecho el ridículo. Eres el hazmereir del país entero. Y él le contestó: Ese es mi trabajo. Soy poeta y me hago el tonto”.


Date permiso para ser creativo…
El reconocido actor, escritor y director estadounidense Ethan Green Hawke ofrece en un TED Talk en el que comparte sus reflexiones sobre la creatividad

Adriana Cuicas

“Hay mucha gente que no se permite ser creativa. Y con razón, todos desconfiamos de nuestro talento. Recuerdo una anécdota que me dejó una marca importante, cuando tenía apenas unos veintitantos. Me encantaba Allen Ginsberg, su poesía, las entrevistas que daba. Y una vez, William F. Buckley en su programa llamado Firing Line, recibió a Ginsberg, quien entonó un canto de Hare Krishna. Cuando regresó a Nueva York sus pares intelectuales le dijeron: No ves que has hecho el ridículo. Eres el hazmereir del país entero. Y él le contestó: Ese es mi trabajo. Soy poeta y me hago el tonto”. 

“La mayoría de la gente trabaja todo el día, y cuando llega a casa discute con su pareja. Come y enciende la caja boba, y allí alguien trata de venderles algo. Justamente, yo decidí acabar con esto y me puse a cantar sobre Krishna. Y cuando van a la cama dicen: ¿Qué clase de poeta es ese tonto?, y no se pueden dormir. ¿Entienden? Ese es su trabajo como poeta. Me pareció sumamente liberador, porque creo que, en general, queremos ofrecerle al mundo algo de calidad, algo que los demás juzguen como bueno o importante.  Pero, en realidad, ese es el enemigo, porque no es decisión nuestra determinar si lo que hacemos es bueno. 

Así comienza el TED Talk que el actor Ethan Green ofreció en agosto de 2020, la cual solo dura 9 minutos y 16 segundos, y resulta tan esclarecedora. ¿Es importante la creatividad humana? se pregunta el también guionista, nominado cuatro veces al Oscar. Y, después de hablar un poco más sobre la poesía, y su capacidad para expresar los más genuinos sentimientos humanos contesta: La creatividad es la manifestación de la naturaleza en nosotros.  

“A mi modo de ver, estamos aquí y ahora, en este lugar del universo, para ayudarnos unos a otros. Primero tenemos que sobrevivir, y luego desarrollarnos. Debemos desarrollarnos para poder expresarnos, y para lograrlo debemos conocernos, saber qué es lo que nos gusta. Y si sabemos lo que nos gusta, sabremos quiénes somos, y de allí se expandirá”, dice Ethan Green Hawke, de quien prácticamente transcribimos a partir de ahora una ponencia sin desperdicios.

“En mi caso, fue realmente fácil. Hice mi debut profesional en el teatro a los 12 años. La obra era “Santa Juana” de George Bernard Shaw, en el teatro MacCarter y bum ¡me enamoré! Mi mundo se expandió. Ahora, a mis 50 años, ese mundo nunca ha dejado de darme satisfacciones, y lo hace cada vez más, especialmente, y por extraño que parezca, a través de los personajes que he interpretado”. 

“He encarnado a policías, delincuentes, sacerdotes, pecadores. Y, en mis 30 años de vida, transcurridos en esta profesión, la magia es que uno empieza a ver que las experiencias, las mías, las de Ethan, no son tan únicas como las que yo pensaba.De hecho tengo mucho en común con todas estas personas. Es decir, muchas de ellas tienen mucho en común conmigo. Esto demuestra cuán conectados estamos entre nosotros”. 

“En una ocasión, fui a ver Top Gun, con mi hermano -no recuerdo en qué año- y cuando salimos del centro comercial hacía un calor agobiante. De pronto lo miré e inmediatamente sentíamos que esa película era un llamado de Dios. Realmente, lo vivimos así, pero cada uno a su manera. Yo quería ser actor, llegar a la gente, conmover, ser parte de eso. Y él quería ser militar”. 

(…) Al final, se unió al ejército, y ahora se ha retirado como coronel de los Boinas Verdes. Es veterano de guerra de Afganistán e Iraq, varias veces condecorado. Hoy es instructor de campamentos para los hijos de los soldados caídos. Dedicó su vida a esta pasión. Su creatividad fue el deseo de guiar a otros, su valentía para guiar a otros. Para él fue un llamado y tuvo su retribución.

“Sabemos muy bien que la vida es muy corta, pero ¿realmente estamos haciendo lo que realmente queremos? La mayoría no lo hacemos, es duro admitirlo. La fuerza de la costumbre es inmensa”, reflexiona. 

Por eso los niños son hermosamente creativos: porque no tienen hábitos. Y no les importa si lo hacen bien o mal (…) Simplemente se entregan a cualquier proyecto que se les presenta. Bailar, pintar, construir, lo que sea. Aprovechan cualquier oportunidad para expresarte su individualidad. Es hermoso. 

Hay algo que realmente me preocupa cuando hablamos de creatividad, porque puede impresionarnos como algo meramente estético, cálido o agradable. Pero no es solo eso. Es vital, es la manera en que nos sanamos entre nosotros. 

Cuando cantamos nuestra canción, cuando contamos nuestra historia, cuando le pedimos a alguien que nos escuche y a la vez lo escuchamos. establecemos un diálogo, y allí comienza un proceso de sanación. Salimos de nuestro rincón, vemos que compartimos los mismos rasgos humanos con los otros, lo corroboramos.A partir de ese momento, ocurren cosas muy buenas.

En definitiva, si queremos ayudar a nuestra comunidad, a nuestra familia y a nuestros amigos, tenemos que expresarnos. Y para poder expresarnos, primero debemos conocernos. Es sumamente sencillo. Tan solo tenemos que seguir nuestra pasión. No existe un camino, hasta que lo transitamos. y debemos estar  dispuestos a hacernos los tontos. 

No leamos el libro que tenemos que leer, leamos el libro que queremos leer. No escuchemos la música que nos gustaba en otro momento. Escuchemos música nueva. tomémonos el tiempo para hablar con quien no solemos hablar. Garantizo que si lo hacemos nos sentiremos tontos Ahí está la clave; háganse los tontos.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?