Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
Los 4 planos de la abundancia
Comparte
Compartir

Cuatro reflexiones sobre la prosperidad

Por: Financiero 24 Ene 2021

La riqueza y la prosperidad no son cuestión de suerte. Ella aparece solo cuando una persona está lista para darle la bienvenida a su efectividad. De otro modo, la fortuna pasa de largo, y se desaprovecha lo que ésta trae para las personas. Anna Siampani, directora editorial de CEOWORLD Magazine, publicó un artículo en dicho portal en el que se evalúa cómo ponerse en sintonía con la abundancia.


Cuatro reflexiones sobre la prosperidad
La abundancia y la riqueza pueden ser bienvenidas en nuestra vida, si nos encontramos en sintonía con ellas

Redacción El Financiero

La riqueza y la prosperidad no son cuestión de suerte. Ella aparece solo cuando una persona está lista para darle la bienvenida a su efectividad. De otro modo, la fortuna pasa de largo, y se desaprovecha lo que ésta trae para las personas. Anna Siampani, directora editorial de CEOWORLD Magazine, publicó un artículo en dicho portal en el que se evalúa cómo ponerse en sintonía con la abundancia.

“La riqueza tiene una extraña forma de elevar su potencial” afirma Siampani. “Visualizar la imagen de una hermosa playa al otro lado del mundo puede hacerlo feliz. El dinero puede ayudarlo a comprar un boleto a ese maravilloso destino. No querrá ser una de esas personas que ven pasar la prosperidad y siguen teniendo celos de otros que terminan siendo ricos”.

A raíz de observar a los demás, y de reflexionar en torno a las experiencias propias, es posible extrapolar ejemplos sobre cómo atraer riqueza y prosperidad. A continuación, Anna Siampani comparte cuatro consejos de vida:

Escuchar el consejo de los mayores

“Los jóvenes están bendecidos con buena salud y una mentalidad rebelde. Su gloria nos recuerda a los fuegos artificiales que son impresionantes y rápidos. Los más viejos se parecen más a las estrellas del cielo que nos ayudan a definir nuestra posición en la tierra”.

Anna Siampani reflexiona que la gente, a menudo, piensa que las personas mayores pueden ayudarnos solo con las cosas relacionadas al pasado, y que en un mundo cambiante, podrían parecer anticuados. Sin embargo, afirma que “algunas reglas que rigen la existencia humana siempre están vigentes. Los mayores han logrado separar las cosas importantes, que siempre serán significativas, de las que cambian rápidamente sin dejar ningún efecto real en nosotros”.

Seguir el consejo de las personas indicadas

Aparte de considerar la sabiduría de los mayores, es importante centrarse en las metas que quiera lograr. Dependiendo de estas, siempre debe seguir el consejo de aquellos que tienen experiencia en el campo específico de interés que desea explorar. 

“Si le interesan las relaciones personales” – apunta Siampani – “hable con un psiquiatra. Si prefiere las inversiones, acuda a un hombre de negocios. Muchas veces cometemos el error de discutir el tema con personas con las que nos sentimos más cómodos, como nuestra pareja, amigos y familiares. La mayoría de las veces, no están en capacidad de dar el consejo adecuado en relación con el tema que discutimos, porque simplemente no son conscientes del panorama general”.

Piense a largo plazo

Todo en la vida necesita tiempo, y todo puede ser considerado una pequeña inversión. Pero el término no es solo aplicable a los asuntos financieros. Una persona puede invertir tanto en su negocio con en sí misma, y para disfrutar los frutos de un árbol, hay que plantar semillas años antes.

“Lo que usted espera obtener, determinará la cantidad de tiempo que está dispuesto a esperar”, dice Anna Siampani al respecto. Y agrega que “también es una buena idea incluir a otros en el juego: otras personas podrían trabajar para su beneficio. Esto no significa que pretendamos que se aproveche de ellos. Al contrario, los invita a integrarse en su mundo de felicidad y bienestar. Crear relaciones afectivas y amistades profundas, es un ejemplo perfecto de una situación en la que todos ganan”.

Ser generoso y disfrutar del momento

“Estamos tan ansiosos por ganar riquezas que a veces tendemos a ser codiciosos y mezquinos” observa Siampani. “El estrés es todo lo que surge tras nuestro largo esfuerzo por volvernos ricos, atractivos y plenos. Sin embargo, esta sensación de vacío nos acompaña sin importar lo que logremos. Guardar su dinero para usted no lo llevará muy lejos del éxito. No es necesario evitar compartir”. 

“Ser feliz no se trata de deber todo lo que desee, sino de ser feliz con todo lo que tiene y lo que es”, concluye. “También tiene que ver con el hecho de que pueda experimentar el sentimiento positivo de ser responsable de su destino. Al darse cuenta del potencial que se esconde detrás de esta frase, no pierda su tiempo y simplemente disfrute”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?