Ver ediciones digitales
Compartir

¿Cuánto cobrar por tu trabajo?

Por: Financiero 05 Jul 2021

Al iniciarse en el trabajo independiente o freelance, es común no saber cómo estimar correctamente los honorarios profesionales. Aunque muchas personas toman como referencia oficios parecidos, no siempre podrían representar los mismos precios.


¿Cuánto cobrar por tu trabajo?
Conoce cinco tips para calcular honorarios profesionales de forma rápida y sin pasar nada por alto

Redacción El Financiero

Al iniciarse en el trabajo independiente o freelance, es común no saber cómo estimar correctamente los honorarios profesionales. Aunque muchas personas toman como referencia oficios parecidos, no siempre podrían representar los mismos precios.

Esto podría ser contraproducente, porque en el cálculo no se tomaría en cuenta cuánto se está gastando para hacer un trabajo, no sólo en tiempo sino en insumos. Hay que tener presente que los equipos se deterioran o devalúan, que hay cuentas y servicios que pagar, y que, a veces, surgen imprevistos a los que hay que hacer frente.

Con un poco de práctica es posible aprender a calcular honorarios profesionales acordes al trabajo realizado, los cuales permitan que el oficio sea rentable y sea una buena opción para los clientes. Aunque es posible hacerlo con una calculadora de honorarios profesionales, las cuales muestran aspectos a tomar en cuenta, es importante conocer cómo funciona y calcularlos de manera apropiada.

A continuación, presentamos cinco tips, propuestos por Patricia Gutierrez de SoyFreelancer.com, y publicados en un artículo de la web educativa América Economía.

  1. Calcula tu tiempo disponible de trabajo
    Lo primero es sacar la cuenta de cuántos proyectos se pueden realizar en un mes. Ese número debe considerarse pensando no sólo en el tiempo de ejecución, sino tomando en cuenta lo que demora que los clientes lo revisen, hagan cambios, o lo aprueben.

Para un diseñador gráfico, por ejemplo, un proyecto conlleva presupuestar, aprobar línea gráfica, presentar propuestas en reuniones, hacer cambios, y así por el estilo. Hay que tener en consideración el tiempo necesario para hacer cosas personales y asuntos de hogar, o para capacitaciones. Esta limitada cantidad de horas diarias deben ser tenidas en cuenta durante la tarea de estimar la cantidad de proyectos a realizar.

  1. ¿Cuánto dinero necesitas?
    Para responder esta pregunta hay que tener en cuenta lo necesario para cubrir costos operativos, más lo que necesitas ganar. Este apartado debe incluir gastos personales como alimentación, servicios básicos, costos habitacionales, transporte, equipo e insumos, e impuestos. A eso, agregar costos en educación, gastos médicos, y ahorros destinados a fondos de emergencia.
  2. Margen de ganancias
    Luego de determinada la cantidad del punto anterior, se debe sumar un margen de ganancias, que puede ser de un 20 o 30% adicional, dependiendo del trabajo que se realiza, y de la frecuencia en que se logra vender un proyecto.

Dicho en otras palabras, si son proyectos pequeños que son solicitados con frecuencia, el margen puede ser menor; si son proyectos grandes – como uno o dos al mes – el margen debe subir.

  1. Calcular costos por hora
    Para poder estimarlos, se debe distribuir el presupuesto anteriormente calculado en cuanto a lo que deseas ganar, entre la cantidad de horas disponibles que se tienen en un mes.
  2. Agregar un margen por impuestos sobre ganancias
    Tras estimar un costo por hora, la autora sugiere multiplicarlo por 1,5 o por 2. Esto debido a que el freelancer debe pagar sus propios impuestos. Si parece mucho, hay que recordar que las agencias también recargan costos operativos e impuestos a sus precios.

Un ejemplo de todo podría ser el siguiente:
El presupuesto estimado es de 4.000 dólares por mes, trabajando 160 horas para cubrir seis proyectos. Dividir 4.000 entre 160 resulta en 25 dólares por hora; multiplicado por 2, es igual a 50 dólares por hora. Tras obtener ese dato, el cálculo se simplifica: si un proyecto toma 20 horas, el precio será de 1.000 dólares. Si otro toma 4 horas, el precio será de 200 dólares.

Otras opciones de cobro
Si por alguna razón cobrar por horas no es factible o fácil de calcular, es posible cobrar por obra. El precio debe basarse en el nivel de esfuerzo que requiere el trabajo, en especial cuando requiere un alto nivel de conocimiento técnico. Por ejemplo, un desarrollador web posiblemente pueda tener un sitio listo en pocas horas, pero no es adecuado cobrar por dos horas por una labor que requiere muchos conocimientos y preparación.

Otra alternativa es cobrar por las etapas entregadas. A un diseñador de interiores, por ejemplo, le pueden encargar la elaboración de varios renders para diferentes edificaciones; en ese caso, podría ir cobrar por cada una.

Si se tratase de un servicio de marketing digital, las etapas de cobro podrían ser: presentación de propuestas, implementación en redes sociales, realización de una campaña publicitaria, o rediseño de un sitio web.

Como consejos finales: se debe tener en cuenta siempre el alcance de cada etapa, y definir muy bien las condiciones del servicio. Entre más especializada sea un área de trabajo, la tarifa por hora o por obra debe ser mejor remunerada.

Además, preguntar por el presupuesto que tiene el cliente no debería ser tabú, puesto que es importante conocerlo para poder negociar. Los clientes podrían tener en mente un valor, tal vez no del proyecto, pero sí de lo que pueden gastar.

Con esa información es factible evaluar si disminuir o aumentar cuánto se cobra, pero sin perder de vista el hecho de no cobrar por debajo de los costos operativos, pues el negocio no sería sustentable.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?