Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
Sanitarios de América azotados
Comparte
Compartir

Vida y sociedad

¿Cuántas mascarillas de tela debo tener?

Por: Financiero 06 Sep 2020

Expertos en salud del Centro Médico Johns Hopkins hablan de lo que se debe hacer y lo que no


¿Cuántas mascarillas de tela debo tener?
Expertos en salud del Centro Médico Johns Hopkins hablan de lo que se debe hacer y lo que no

Redacción El Financiero (con información de CNBC Make It)

A principios de abril, tras la recomendación de los expertos de utilizar mascarillas para evitar la propagación de la COVID-19, compré unas de tela a una amiga costurera, que las confeccionaba sin parar, en su casa. Tienen buen ajuste y funcionan muy bien. Como solo compré una por cada miembro familiar, planeamos cuidadosamente nuestras salidas de compras, en función de nuestro turno de lavandería.

Disponemos ahora de una reserva de mascarillas, tenemos una cesta junto a la puerta, con una docena de mascarillas limpias, y, además, mantenemos unas quirúrgicas desechables en los carros, por si nos olvidamos de sacar una.

Mientras los mitos circulan y algunas personas protestan, los expertos dicen que las mascarillas son efectivas para reducir la propagación de la COVID-19. Y casi todos los mayores de 2 años deberían usarlas, de acuerdo con el CDC.

Tener varias mascarillas limpias es lo más razonable, según Christopher Sulmonte, administrador del proyecto de la unidad de biocontención, en el Centro Médico Johns Hopkins, en Washington, D.C.

“Hay una razón por la que tenemos múltiples juegos de ropa interior: mantener una buena higiene. El mismo criterio aplica para las mascarillas. Si cuenta con un par, es excelente. Puede tener una lavándose y otra ya lavada y disponible”, refirió Sulmonte.

¿En qué momento debe lavarse la mascarilla?
El CDC recomienda lavarlas después de cada uso. Con este consejo coincide el Dr. Graham Snyder, director médico de prevención de infecciones y epidemiología hospitalaria del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh. Sin embargo, reconoce que hay personas que no siempre lavan sus mascarillas con esa frecuencia.

Si no se lava la mascarilla después de cada uso, Snyder señaló que debe tenerse en cuenta cuándo podría contaminarse. Esto podría ocurrir cuando:

• Alguien contagiado tosa, estornude o exhale gotas que se adhieran a la mascarilla

• Usted toque una superficie contaminada y a continuación, su mascarilla

“Debería darse cuenta de cuándo probablemente esta se contaminó”, afirmó. Mientras más gente tenga contacto con usted, mayor será la probabilidad de que la misma se contamine. Pasar entre una multitud, por ejemplo, es más propenso a contaminar su mascarilla, en comparación con caminar junto a un par de personas.

¿Cómo debería lavar su mascarilla?
Snyder y Sulmonte destacaron las recomendaciones de los CDC sobre su cuidado y la forma en que deben lavarse. Coloque en la lavadora las mascarillas de tela y lave con el resto de su ropa a una temperatura más alta, apropiada para la tela usada en la elaboración de las mismas. O, lávelas a mano. Mezcle cuatro cucharaditas de lejía por cada cuarto de galón de agua, sumerja y remoje durante cinco minutos, a continuación, enjuague.

Sulmonte añadió, además, que se puede usar agua y jabón para el lavado regular de las mascarillas. Recomendó “frote durante al menos 20 segundos con jabón y agua caliente, luego use un secador o deje la mascarilla a la luz directa del sol, hasta que seque”.

Independientemente de si se lava en la lavadora o a mano, “es importante comprobar que después de lavarla sigue intacta”, indicó.

¿Y las mascarillas quirúrgicas? No pueden lavarse. Deben ser desechadas tras su uso.

¿Cómo debería guardarse la mascarilla?
Snyder dijo que él y su esposa han colocado el gancho para llaves junto a su puerta: “En el momento en el que llego allí, me quito la mascarilla de manera que no la contamine; la agarro por el aro de la oreja, y la cuelgo en el gancho. Luego me lavo las manos, porque ya estoy dentro de la casa y evito que se contamine cualquier cosa”, compartió.

Enfatizó que es importante mantener la mascarilla usada, en un lugar donde no vaya a contaminar algo en su casa; no debe ponerla en el mesón de la cocina. Y tampoco queremos que los gérmenes toquen la mascarilla: “Yo no la guardaría en un baño ni la tiraría encima de un montón de correspondencias”.

Sulmonte recomienda mantener las mascarillas en una bolsa de papel junto a la puerta, para conservarlas limpias y secas. Incluso puede llevar la bolsa cuando se vaya, por si la mascarilla se humedece, se ensucia o se mancha de maquillaje. “Si tiene calor y suda, y también se siente incómodo, es bueno tener otra mascarilla seca, a mano, para cambiarla”, agregó.

¿Qué sucede con las mascarillas N95 y con las que tienen válvulas?

Snyder no recomienda las mascarillas N95 para uso general, principalmente porque no son necesarias. “Cada vez hay más datos que indican que las mascarillas de tela y las quirúrgicas son eficaces durante las actividades diarias, sobre todo si la distancia social se cumple como se debe”, informó.

En la lucha contra la COVID-19, las mascarillas con válvulas no son una buena opción, ya que están diseñadas para evitar que se respiren humos o polvo. Las válvulas se cierran cuando usted inhala y se abren cuando exhala, por lo que no protegen a los demás de los gérmenes que usted podría estar exhalando. Las mascarillas de tela o las quirúrgicas son mejores opciones. Para las personas con pérdida de audición, o quienes se comunican con ellas, podrían considerar mascarillas con paneles transparentes que faciliten la lectura de los labios.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?