Ver ediciones digitales
Compartir

Management

Cómo piensan las personas que “suelen tener la razón”

Por: Financiero 21 Feb 2021

Con frecuencia consideramos que los líderes más poderosos son decisivos, constantes e inquebrantables. De ahí, la admiración y el reconocimiento hacia ellos, asegura el escritor Jeff Haden en un artículo que redactó para CNBC Make It, el cual fue traducido al español por El Financiero LatAm.


Cómo piensan las personas que “suelen tener la razón”
Algunos de los líderes toman decisiones de forma diferente a las demás; aquí le contamos cómo

Redacción El Financiero

Con frecuencia consideramos que los líderes más poderosos son decisivos, constantes e inquebrantables. De ahí, la admiración y el reconocimiento hacia ellos, asegura el escritor Jeff Haden en un artículo que redactó para CNBC Make It, el cual fue traducido al español por El Financiero LatAm.

Diversos estudios se han hecho eco de esta misma idea. En su trabajo de investigación, Jim Collins, conferencista y autor de “Good to Great: Why Some Companies Make the Leap…and Others Don’t”, descubrió que una cualidad común entre los grandes líderes, es su rapidez y determinación, amplía el también orador.

Sin embargo, Jeff Bezos, quien anunció recientemente que dejará su cargo de CEO de Amazon a finales de 2021, para pasar a ocupar el de presidente ejecutivo, enfoca el tema de una manera un tanto diferente, describe Haden, autor del bestseller “The Motivation Myth: How High Achievers Really Set Themselves Up to Win”.

Ser coherente con lo que se piensa no es un rasgo positivo

En un artículo de blog del año 2012, Jason Fried, cofundador de Basecamp y coautor de “Rework”, el best seller del New York Times, relata un momento en el que Bezos visitó la sede de la empresa y ofreció una sesión de preguntas y respuestas de 45 minutos. En una de sus respuestas, el fundador de Amazon compartió una interesante percepción sobre las personas que “suelen tener la razón”.

Según Fried, “[Bezos] afirmó que quienes suelen tener la razón, son personas que a menudo cambian de parecer […]. Es perfectamente saludable -alentador, incluso- tener mañana una idea contraria a la que se tiene hoy”.

Bezos continuó explicando que las personas más inteligentes que ha observado, siempre han estado “revisando su comprensión, reconsiderando un problema que pensaban ya haber resuelto. Están abiertos a nuevos puntos de vista, nueva información, nuevas ideas, contradicciones, y desafíos a su propia forma de pensar”, rememora Fried.

En resumen, las personas inteligentes (es decir, las que “suelen tener la razón”), cambian de opinión… y mucho.

Nada es definitivo

Cuando se le preguntó qué rasgo caracterizaba a quien “suele equivocarse”, Fried señala que la respuesta de Bezos fue “su tendencia a obsesionarse con los detalles que solo apoyan un punto de vista. Si alguien no puede salir de los detalles y ver el panorama general desde múltiples ángulos, suele estar equivocado la mayor parte del tiempo”.

Es importante señalar que, Bezos no está insinuando que las personas inteligentes sean inseguras en sus decisiones. Simplemente sostiene que se sienten cómodas equivocándose, lo que les permite analizar nuevos datos, estar abiertas a nuevas opiniones, y reconsiderar puntos de vista preexistentes.

Como escribe el psicólogo Mel Schwartz, “uno de los temas más predominantes -y perjudiciales- de nuestra cultura, es la necesidad de tener la razón. Está tan profundamente arraigado en nuestro sistema de creencias y en nuestra psique colectiva, que ni siquiera nos detenemos a reflexionar sobre el mismo”.

No solo lo piensa Bezos

En una conferencia D10 celebrada en 2012, Tim Cook compartió una serie de lecciones que aprendió de Steve Jobs. Lo que más impresionó al CEO de Apple fue la capacidad de Jobs para cambiar de opinión, rápidamente y con frecuencia.

“Steve cambiaba de opinión tan rápido que te olvidabas de que era él quien había tomado la posición diametralmente opuesta el día anterior”, contó a la audiencia. “Lo veía a diario. Esto es un regalo, porque las cosas cambian, y hace falta valor para cambiar. Hace falta valor para decir: ‘Me equivoqué’. Creo que él tenía eso”.

Al Pittampalli, autor de “Persuadable: How Great Leaders Change Their Minds to Change the World”, es un consultor que ha trabajado con líderes de la NASA, Boeing e IBM. En una entrevista concedida a Canadian Business, sostiene que las personas más inteligentes “no esperan a escuchar ese feedback negativo, sino que se apresuran e intentan decir realmente: ‘Si tengo que cambiar de opinión, mejor hacerlo cuanto antes'”.

Así que, la próxima vez que tome una decisión, recuerde que está bien ser un poco “indeciso”. El objetivo es hacerlo bien. Puede seguir adoptando posturas audaces y manteniendo opiniones firmes, pero sepa que estas pueden ser temporales. Esa es la mejor manera de asegurarse, en la medida de lo posible, de que realmente se va por el buen camino.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?