Ver ediciones digitales
Compartir

Management

¿Cómo está la salud mental de su empresa?

Por: Financiero 23 Ago 2020

Una guía publicada por Harvard Business Review lo entrena para apoyar a sus empleados contra la ansiedad Un estudio hecho por la organización sin fines […]


¿Cómo está la salud mental de su empresa?

Una guía publicada por Harvard Business Review lo entrena para apoyar a sus empleados contra la ansiedad

Un estudio hecho por la organización sin fines de lucro, Mind Share Partners, en asociación con Qualtrics y SAP, sobre los empleados a escala mundial encontró que la salud mental de casi el 42% de los encuestados había decaído desde que comenzó el foco de COVID-19. Desde entonces es lógico imaginar que dicho porcentaje se ha elevado. Se ha hablado mucho de este impacto en la salud mental a corto plazo, y es probable que los efectos a largo plazo tengan todavía mayor alcance.

Antes de la pandemia, muchas empresas habían reforzado su atención a la salud mental en el lugar de trabajo (generalmente en respuesta a la presión de sus empleados). Actualmente, esos esfuerzos se hacen aún más imperativos, expone un artículo de Harvard Business Review.

En los próximos meses y años, los líderes probablemente verán a los empleados luchar contra la ansiedad, la depresión, el agotamiento, el trauma y el trastorno de estrés postraumático. Esas experiencias sobre la salud mental diferirán de acuerdo a la raza, la oportunidad económica, el estatus de ciudadanía, el tipo de trabajo, las responsabilidades en la crianza y cuidado, así como a muchas otras variables.

Si se pregunta ¿qué puede hacer como gerente? Recuerde que incluso en los momentos más inciertos, el rol de un gerente sigue siendo el mismo: apoyar a los miembros de su equipo. Eso incluye apoyar su salud mental. Lo bueno es que muchas de las herramientas que usted necesita para hacer esto, son las mismas que lo hacen un gerente efectivo.

Siempre hay algo más que hacer, por eso a continuación le presentamos una serie de consejos –extraídos de un artículo de Harvard Businees Review- que lo ayudarán a apoyar a sus empleados:

Sea vulnerable. Un aspecto positivo de la pandemia es que está normalizando las dificultades en materia de salud mental. Casi todos hemos experimentado algún nivel de incomodidad. Sin embargo, la universalidad de la experiencia se traducirá en una disminución del estigma solo si las personas, especialmente las que están en el poder, comparten sus vivencias. Ser honesto, como líder, acerca de sus luchas en cuanto a la salud mental; abre la puerta para que los empleados se sientan cómodos al hablar con usted acerca de sus desafíos en esta materia.

Cuando los gerentes cuentan sus dificultades, ya sea relacionadas con la salud mental o no, los hace parecer humanos, afines y valientes. Las investigaciones han demostrado que el liderazgo auténtico puede fomentar la confianza y afianzar el compromiso y el desempeño de los empleados.

Modele comportamientos saludables. No solo diga que apoya la salud mental. Dé el ejemplo con ese comportamiento, para que los miembros de su equipo sientan que pueden priorizar el autocuidado y establecer límites. La mayoría de las veces, los gerentes están tan concentrados en el bienestar de su equipo y en hacer el trabajo, que se olvidan de cuidarse a sí mismos. Comparta que dará un paseo a mitad del día, que tiene una cita de terapia o que le da prioridad a una estadía (y que en realidad desactiva el correo electrónico) para evitar el desgaste.

Construya una cultura de conexión a través de los “check-ins”. Evaluar con intención a cada uno de sus informes directos y de forma regular, es más fundamental que nunca. Esto siempre fue importante, pero a menudo se subutilizó en los momentos previos a la pandemia. Ahora, con tantos empleados trabajando desde casa, puede ser aún más difícil notar las señales de que alguno está teniendo dificultades. En el estudio con Qualtrics y SAP, cerca del 40% de los empleados a escala mundial, dijo que en su empresa no le habían preguntado si se encontraba bien, y esos encuestados representaron el 38% con más probabilidades que otros, de decir que su salud mental había disminuido desde que se dio a conocer el brote.

Vaya más allá de un simple “¿Cómo estás?” y haga preguntas específicas sobre qué tipo de ayuda sería útil. Espere que respondan completamente. Escuche de manera consciente, y provoque las preguntas e inquietudes. Por supuesto, tenga cuidado de no ser autoritario; eso podría ser una señal de desconfianza o un deseo de ejercer microgerencia.

Cuando alguno le comparta que está lidiando con algo que le aqueja, usted no siempre sabrá qué decir o hacer. Lo más importante es tomarse un tiempo para escuchar cómo lo están enfrentando los miembros de su equipo, y ser compasivo. Puede que ellos no quieran compartir muchos detalles, lo cual está completamente bien. Saber que pueden hacerlo, es lo que importa.

Sea flexible e inclusivo. Se espera que la situación, las necesidades de su equipo y las suyas propias; continúen cambiando. Haga una revisión regular, particularmente en los puntos de transición. Usted podrá ayudar a resolver cualquier problema que surja solo si es consciente de lo que está pasando. Esas conversaciones también le darán la oportunidad de reiterar las normas y prácticas que respaldan la salud mental. La flexibilidad inclusiva se refiere a la comunicación proactiva y al establecimiento de normas que ayudan a las personas a diseñar y preservar los límites que requieren.

No haga suposiciones acerca de las necesidades de sus informes directos; lo más probable es que se trate de cosas diferentes, en momentos diferentes. Adopte un enfoque personalizado para abordar los factores estresantes, como los retos en cuanto al cuidado de los niños o el sentir la necesidad de trabajar a toda hora. Ofrezca flexibilidad de manera proactiva. Sea tan generoso y realista como sea posible.

Invierta en capacitación. Ahora más que nunca, debe dar prioridad a la capacitación proactiva y preventiva en salud mental en el lugar de trabajo; dirigida a líderes, gerentes y particulares. Antes de la pandemia, empresas como Morrison & Foerster, así como Verizon Media, convocaron a los líderes principales, para discutir su papel en búsqueda de crear una cultura de salud mental. Eso les dio una buena posición para navegar por la incertidumbre que se ha desplegado. A medida que aumenta el número de empleados que lucha por mantener una adecuada salud mental, es importante desacreditar los mitos comunes, reducir el estigma y construir las habilidades necesarias para tener conversaciones productivas sobre la salud mental en el trabajo. Si no cuenta con el presupuesto para invertir en capacitación, los grupos con recursos en tema de salud mental para empleados, son una forma de bajo costo para potenciar la conciencia, construir una comunidad y ofrecer apoyo entre iguales.

Evalúe. Garantizar la rendición de cuentas no tiene por qué ser algo complicado; se puede manejar en una simple encuesta de pulso que se hace regularmente para entender cómo está el personal ahora y a lo largo del tiempo. BlackRock, la empresa de gestión de inversiones globales, es una de las muchas organizaciones que ha llevado a cabo encuestas de pulso durante la pandemia; con el fin de comprender los principales factores estresantes y las necesidades del personal. Esta contribución directa de los empleados ha ayudado a dar forma a nuevos programas, incluyendo el desarrollo remoto relacionado a las habilidades de dirección para los gerentes, mejoras en el apoyo a la salud y bienestar de los empleados, y una mayor flexibilidad laboral, al igual que del tiempo libre.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?