Ver ediciones digitales
Compartir

Avanza la telemedicina en Panamá

Por: Financiero 10 May 2021

Panamá sancionó la Ley 203 del 18 de marzo de 2021, que crea el Sistema de Telesalud en el país. La telemedicina ha vuelto a tener un rol preponderante debido a la crisis pandémica de la COVID-19, ya que se ha acentuado la necesidad de digitalizar los sistemas de salud y la atención de los pacientes.


Avanza la telemedicina en Panamá
Un nuevo instrumento legal regulará el acompañamiento médico a distancia y la protección de la información

Redacción El Financiero

Panamá sancionó la Ley 203 del 18 de marzo de 2021, que crea el Sistema de Telesalud en el país. La telemedicina ha vuelto a tener un rol preponderante debido a la crisis pandémica de la COVID-19, ya que se ha acentuado la necesidad de digitalizar los sistemas de salud y la atención de los pacientes.

En Panamá, darle marco legal a la telemedicina tiene como propósito ayudar al descongestionamiento hospitalario y evitar el contagio por contactos, mediante el uso de las tecnologías de información y comunicación (TIC). Un artículo publicado en la web del medio La Estrella divulgó el alcance que tendrá este instrumento legal.

Ahmed Herrera, asesor legal de la Asamblea Nacional, explicó cómo fue concebida la normativa. “En conjunto con el diputado Raúl Fernández, proponente de la Ley 203, nos pusimos a ver cómo andaba el tema de la telemedicina en el país y el mundo, el tipo de legislaciones, así como también el tipo de tecnologías disponibles”. En su búsqueda, analizaron el caso de Estonia, país pionero en esa materia.

El modelo de ese país europeo ejemplifica la seguridad necesaria para proteger los datos de cada paciente. Cada persona está identificada con una tarjeta electrónica, y su información está protegida y es accesible a las personas autorizadas. “La idea es que algún día Panamá logre llegar allá”, señaló Herrera.

Otros principios básicos que esta ley busca reglamentar son estándares de calidad en cuanto a la atención de los ciudadanos, y priorizar el buen uso, balance, accesibilidad y confidencialidad de los datos proporcionados por cada persona.

“La telemedicina es una tendencia que ha llegado para quedarse, por lo que, a través de la tecnología, queremos lograr que todas las personas que necesitan atender su salud puedan hacerlo en el momento en que lo requieran y sin tener que desplazarse”, enfatizó el asesor legal.

Tecnología para la asistencia
La atención a distancia es más accesible que nunca. La médico internista e infectóloga María Elena Marín, señaló que, a través de la telemedicina, es posible atender especialidades como psiquiatría, neurología o enfermedades crónicas.

“Una de las cosas que observamos con esta pandemia es que los pacientes con dolencias crónicas no estaban asistiendo a las consultas médicas y sabemos que son prioritarias todas las personas hipertensas o diabéticas; si no eran atendidas a tiempo, íbamos a tener un problema de salud pública, y por eso se empieza a aplicar telemedicina para su cuidado”.

La galena observó también lo siguiente: “notamos que los pacientes oncológicos debían hacer uso de las herramientas tecnológicas para su debida atención, puesto que corren el riesgo de contraer infecciones intrahospitalarias”. Marín también indicó que, según la Asociación Mundial de Medicina, el 70% de las patologías pueden ser atendidas a través de la telemedicina.

Habilidades para el éxito
María Elena Marí también hizo énfasis en que el éxito del acompañamiento mediante telemedicina depende de medios tecnológicos, pero también de aspectos humanos a la hora de establecer la relación médico-paciente. Cultivar la confianza en el paciente requiere aplicar un set de habilidades blandas.

“Es sumamente importante para que el paciente se sienta atendido, que esté entrenado para compartir imágenes, análisis de laboratorio o resultados de exámenes para que puedan ser interpretados por el médico tratante, por lo que se pueden utilizar dispositivos como cámaras de teléfonos inteligentes, estetoscopios digitales, oftalmoscopios, otoscopios y biosensores portátiles (dispositivos de monitoreo remoto). Independientemente de cuál sea su especialidad, la historia con el paciente será un éxito”, concluyó la profesional de la salud.

Perspectivas de la “Salud 4.0”

Con el término Salud 4.0 se conoce a las aplicaciones de vanguardia en la medicina, y en concreto, a la influencia de tecnologías como el 5G en la conectividad, asistencia a distancia, recopilación y almacenamiento de datos, y telecirugía. Las redes de comunicación de avanzada serán clave en transmisión de videos en alta definición, por ejemplo, o para soportar una gran cantidad de dispositivos interconectados.

De cara al futuro próximo, la telecirugía se beneficiará de sistemas de comunicación de baja latencia. Con el uso de cirugía robótica, o “teletutoría”, es posible brindar atención médica de alta calidad en situaciones en las que el médico especializado y el paciente estén en lugares distintos.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?