Ver ediciones digitales
Compartir

Aspectos legales de la construcción e infraestructura en Latinoamérica

Por: Financiero 18 Abr 2021

La ventaja competitiva de los países se basa en su modo de vida, sus recursos, su sistema bancario entre otros aspectos, pero hay algo en común que comparten todos: El desarrollo de su infraestructura, expresado en las edificaciones, oficinas y viviendas que ofrecen tanto a sus ciudadanos como a los extranjeros.


Aspectos legales de la construcción e infraestructura en Latinoamérica
Enfoque jurídico

Darío González Martínez
Abogado corporativo
@dariolawyer

La ventaja competitiva de los países se basa en su modo de vida, sus recursos, su sistema bancario entre otros aspectos, pero hay algo en común que comparten todos: El desarrollo de su infraestructura, expresado en las edificaciones, oficinas y viviendas que ofrecen tanto a sus ciudadanos como a los extranjeros.

Todo esto es pieza clave para el engranaje económico y desarrollo de un país, lo cual demuestra que pueden albergar diversos proyectos de inversión extranjera y también de corte público. 

Los gobiernos locales invierten en proyectos que brinden mayor estabilidad y mejor calidad de vida a los habitantes, esto tiene un doble propósito, porque en primer lugar contribuye al bienestar de la población, y, luego, demuestra que el país cuenta con estructura de primera línea, que le calificar para préstamos internacionales, inversión de consorcios extranjeros, además de mejorar su calificación frente a sus vecinos y llenar las expectativas de los turistas, quienes buscan destinos agradables y exóticos. 

Las ventajas de desarrollar infraestructuras

La infraestructura es el conjunto de servicios, medios técnicos, e instalaciones que permiten el desarrollo de una actividad. Esta palabra proviene del latín infra que significa “debajo” y structus que significa “construido”, por lo que se utiliza este término para referir a una estructura que sustenta a otra, actuando como su base.

Como ejemplos de infraestructura, podemos señalar los sistemas de telecomunicaciones, las centrales eléctricas, las escuelas, las instituciones financieras, los hospitales, los aeropuertos, los puentes, entre otros. 

Los gobiernos de América Latina han elaborado una serie de normativas enfocadas a fomentar de una manera sistemática y segura la construcción, lo cual se traduce en empleos para los ciudadanos, (tanto directos como indirectos) que impulsen la economía y sean atractivos para empresas extranjeras que demuestren solvencia y ganas de crecer en nuestra región. 

Por lo general, estas normas legales han pasado por un estudio previo, y dependiendo del país, se aprueban según las necesidades propias, el clima, el suelo, la población y sus necesidades. El punto principal es mostrar que el país cuenta con mano de obra calificada para el desarrollo de todo tipo de proyectos tanto públicos como privados. 

En este sentido, los proyectos públicos de infraestructura son vitales para mostrar una imagen impecable y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, estas inversiones provenientes de los Estados son pagaderas con las propias contribuciones y préstamos internacionales, los cuales son entradas económicas factibles para hacer negocios y recibir utilidades rentables. 

Panorama actual

Sin duda alguna la pandemia ha paralizado este sector dejando pérdidas enormes y miles de empleos a la deriva, lo cual agudiza esta crisis, pero no debemos dejar de soñar, ya que este mismo sector una vez empiece a despegar, seguirá aportando miles de millones a las economías locales, fomentando nuevamente el empleo y continuando con su papel de sector importante con sus valiosos aportes y dejando un legado por años, ya que se trata de obras que se mantienen en el tiempo para su conservación y glamour de las ciudades. 

En Panamá, el sector de la construcción estuvo paralizado desde marzo de 2020, cuando se anunció el primer caso de coronavirus en el país, hasta septiembre de 2020 cuando se aprobó la reapertura, en esta misma latitud.

Podemos mencionar la Ley 22 de junio 2006 que regula la contratación pública, esta norma señala taxativamente el proceso de contratación para llevar a cabo obras estatales, contemplando montos, parámetros, señalamientos, formas de pago, tiempos de entrega, etc.

También podemos mencionar la Ley 42 de 1999 que sirve de “guía para los diseños, bases de aceras, barandas y rampas” en esta se mencionan los parámetros que deben seguir las construcciones para la edificación, modelos, tipos de materiales, entre otros. 

En Colombia tenemos el decreto 1077 de 2015 que regula el sector de las “viviendas, ciudad y territorios”, el cual obliga a los urbanizadores de realizar estudios detallados de amenaza y riesgo por fenómenos de remoción en masa o inundación, además de la obligatoriedad de presentar proyectos arquitectónicos que tengan en cuenta a las personas discapacitadas. 

En Costa Rica tenemos el “Reglamento de Construcciones” que tiene por objeto fijar las normas para la planificación, diseño y construcción de edificios, calles, campos deportivos, instalaciones industriales y de maquinaria y cualesquiera otras obras, estableciendo claramente los parámetros de cada tipo de construcción, sus diseños, medidas, el lugar de construcción, forma de planeación, entre otros. 

Latinoamérica posee un potencial enorme para el desarrollo de proyectos de infraestructura, los gobiernos locales deben seguir invirtiendo en proyectos sociales para mostrar una imagen sólida ante posibles inversores que fijen su mirada e inviertan en infraestructura para aumentar el nivel socioeconómico de nuestros países.