Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
Cómo explotar un nicho
Comparte
Compartir

¿Asesor profesional, de vida, o un terapeuta?

Por: Financiero 17 Ene 2021

Para muchos, el estrés causado por la pandemia ha traído agotamiento. Aunque cada uno tiene su propia manera de lidiar con el estrés relacionado con el trabajo, ya sea mediante el ejercicio o la meditación, un experto también puede ayudar.


¿Asesor profesional, de vida, o un terapeuta?
Conozca sus diferencias y sepa qué ayuda profesional le puede brindar cada uno

Redacción El Financiero

Para muchos, el estrés causado por la pandemia ha traído agotamiento. Aunque cada uno tiene su propia manera de lidiar con el estrés relacionado con el trabajo, ya sea mediante el ejercicio o la meditación, un experto también puede ayudar.

Hay varias rutas que se pueden tomar para mejorar, desde apps de terapia, hasta asesores que se especializan en guiar a ejecutivos y emprendedores. La pregunta es, ¿cómo saber qué tipo de experto es el adecuado para sus necesidades? En un artículo escrito por Cory Stieg para CNBC Make it, se ofrecen algunas respuestas a ello.

Hay cierta coincidencia entre los trabajos de un asesor profesional, o de vida, y los de un terapeuta, pero no son lo mismo, señala a CNBC Make It, Esther Boykin, terapeuta matrimonial y familiar licenciada, y CEO de Group Therapy Associates.

Para empezar, los terapeutas deben cumplir con los requisitos de educación y licencia para brindar tratamiento. Los asesores no se rigen por estándares tan estrictos. Cualquiera puede decir que es un “asesor”, y la pericia puede variar drásticamente. La Federación Internacional de Asesores es una organización autorreguladora, que ofrece entrenamiento y certificaciones para asesores, e intenta cambiar esto.

En términos generales, el trabajo de un asesor (ya sea de vida o profesional) es asociarse con un paciente para determinar lo que es importante para él y ayudarle a tomar medidas para lograrlo, según Flame Schoeder, un asesor de desarrollo personal, certificado profesionalmente, quien ofrece tanto asesoría personal como corporativa.

La diferencia fundamental entre asesores y terapeutas, puede describirse mejor con una analogía: “Un gran asesor puede ayudarle a alcanzar el máximo desempeño, pero si tiene algunas dificultades que no se han resuelto adecuadamente, ningún tipo de asesoría le ayudará a resolverlas”, afirma Boykin. Dicho esto, tanto los asesores como los terapeutas proveen herramientas útiles, y pueden ser provechosas de diferentes maneras.

Independientemente de sus objetivos como persona y como profesional, aquí le presentamos las características de uno y otro, para ayudarle a mejorar su desempeño y potenciar su autoestima: 

Asesor profesional

Lo que hacen: Ellos, específicamente, ayudan al personal con sus preocupaciones laborales.

A quiénes están destinados: Generalmente, las personas buscan un asesor profesional durante un período de transición; ya sea cuando han dejado un empleo, o lo han perdido, indica Flame Schoeder. O, a veces, buscan uno si están descontentos, frustrados, o “no experimentan una sensación de plenitud” en su trabajo.

Qué esperar: durante una sesión, un asesor profesional puede hacerle preguntas sobre su vida, para determinar lo que es significativo para usted, señala Schoeder. A partir de ahí, “un buen asesor siempre concluirá una sesión diseñando una acción para que la persona la adopte”, explica. Por ejemplo, usted puede fijarse un objetivo específico, como solicitar un empleo o elaborar un resumen, lo cual planificará revisar en la siguiente sesión. “También se convierte en una alianza de responsabilidad”, agrega Schoeder.

Asesor de vida

Lo que hacen: Los asesores de vida pueden guiarlo en todos los aspectos de su vida, desde sus relaciones románticas hasta sus finanzas y más, y ayudarlo a planificar el futuro y tomar decisiones, explica Schoeder.

A quiénes están destinados: El beneficio de un asesor de vida, es que puede ayudarlo con su vida profesional y personal. En última instancia, este asesor es alguien que puede apoyarlo sin importar lo que esté sucediendo en su mundo.

Qué esperar: La terapia de vida se asemeja a la de conversación, porque el enfoque de las sesiones tiende a ser sobre usted y lo que está sucediendo en su vida personal, señala Schoeder. Pero a diferencia de la terapia conversacional, el objetivo de la asesoría de vida es crear un plan de acción que le ayude a cambiar su comportamiento en algún aspecto de ella.

Terapeuta

Lo que hacen: Su trabajo es ayudarlo a comprender su propio funcionamiento emocional y psicológico interno, que contribuye a sus patrones de comportamiento, o que se interpone en el camino hacia sus objetivos, explica Esther Boykin.

A quiénes están destinados: “Si se pregunta si debe o no debe ver a un terapeuta, probablemente debería ver a uno”, aconseja Boykin. “No tiene que esperar hasta que tenga un problema o una crisis para ir a terapia; muchas personas de alto desempeño asisten a esta simplemente porque quieren enriquecer sus vidas, aprender a sobrellevar el estrés y la ansiedad, o para ser más felices”.

Qué esperar: Hay diversos tipos de psicoterapia que sirven para diferentes propósitos. En general, una sesión de terapia implica mucha conversación (un terapeuta puede hacer preguntas sobre el motivo por el que se busca la terapia, o sobre los antecedentes familiares) y puede durar entre 45 y 50 minutos, según la Asociación Estadounidense de Psicología.

De acuerdo con la Ley de Atención Médica Asequible, los planes de seguros para grupos pequeños e individuales, deben cubrir los tratamientos de salud conductual. Sin embargo, el precio de una sesión de psicoterapia puede variar según el lugar donde viva o el nivel de educación de su terapeuta. Hoy en día, muchas empresas ofrecen asesoría gratuita y confidencial, a través de programas de asistencia a los empleados.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?