Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
No es oro todo lo que reluce…
Comparte
Compartir

¿Adolescentes invirtiendo en acciones?

Por: Financiero 24 May 2021

Parece una broma, pero es real: Fidelity Investments permitirá, a partir de ahora, que adolescentes de entre 13 y 17 años abran cuentas de inversión (siempre que sus padres sean clientes). Jóvenes angustiados en los mercados financieros… ¿qué podría salir mal?


¿Adolescentes invirtiendo en acciones?
Es difícil enseñar sobre responsabilidad financiera cuando
las cuentas de ahorro no ofrecen intereses

Redacción El Financiero

Parece una broma, pero es real: Fidelity Investments permitirá, a partir de ahora, que adolescentes de entre 13 y 17 años abran cuentas de inversión (siempre que sus padres sean clientes). Jóvenes angustiados en los mercados financieros… ¿qué podría salir mal?

“No puedo creer que esté diciendo esto, pero dar a los adolescentes acceso a la compra y venta de acciones y fondos cotizados, es probablemente una medida inteligente, tanto para Fidelity como para los padres conocedores de las finanzas”, dice el experto en finanzas Brian Chappatta, en un artículo de su autoría escrito para Bloomberg, el cual fue traducido por El Financiero LatAm.

A principios de la década del 2000, la idea no hubiese parecido correcta, pero el experto opina que los cambios en el mercado y en el comercio, hacen que la propuesta suene mucho más razonable en la actualidad.

Por un lado, los adolescentes no tendrán que pagar comisiones por sus operaciones con acciones cotizadas en Estados Unidos, fondos de inversión y fondos cotizados de Fidelity, según informó la empresa mediante un comunicado.

El paso a tasas cero en toda la industria de corretaje a finales de 2019, es especialmente beneficioso para aquellos que invierten pequeñas sumas; anteriormente, los clientes podrían cobrar una comisión fija, independientemente de que hayan colocado una orden para una acción o para 100, dando lugar a un obstáculo significativo para obtener ganancias.

Otra novedad relativamente reciente, informa el columnista, es que Fidelity también ofrece la opción de comprar fracciones de acciones y fondos cotizados, en lo que denomina “Stocks by the Slice”.

Suponiendo que esto también se aplique a las cuentas de estos jóvenes, les facilitaría ahorrar mesadas o el dinero de un trabajo de verano de inmediato, en lugar de esperar a ahorrar más de 400 dólares para una acción del fondo SPDR S&P 500 ETF Trust, o más de 3.000 dólares para una acción de Amazon.com Inc.

Ello también ofrece la oportunidad de informarse sobre las ventajas del costo promedio en dólares, un fundamento de la inversión responsable que apunta a reducir la volatilidad de una cartera.

Por otra parte, está el auge de los fondos cotizados (ETF), que en 2020 alcanzaron la cifra récord de 502.000 millones de dólares. En muchos casos, estos fondos han disminuido los costos a casi cero y están indexados a una amplia franja del mercado general, lo que los convierte en inversiones baratas y diversificadas. También hay ofertas populares como el ETF ARK Innovation, cuyo precio se ha desplomado recientemente.

No obstante, los padres podrán supervisar las actividades de sus hijos y podrán establecer algunos parámetros sobre lo que les es posible comprar, o dejar que aprendan por las malas los peligros de asumir riesgos con su dinero.

Cabe destacar que los adolescentes no podrán negociar opciones ni pedir préstamos con margen.

Educación financiera a través de la inversión

Este tipo de educación financiera es algo que pocas escuelas enseñan. “Nuestro objetivo para la Cuenta Joven de Fidelity es animar a los jóvenes estadounidenses a aprender a través de la acción, y fomentar conver n y fidelización de Fidelity.

“Lo más cerca que estuve de este tipo de experiencia de aprendizaje fue elegir las acciones de una empresa para hacer un gráfico, cuando estaba en quinto grado (era 1999 y elegí Cisco Systems Inc., uno de los favoritos de la era de las puntocom)”, rememora el columnista Brian Chappatta.

Los estudios demuestran que las mujeres son menos propensas a poseer acciones debido a la falta de confianza y conocimiento; en la medida en que empiecen a invertir con cierta cautela durante su adolescencia, esto podría ayudar a cerrar esa brecha de género entre adultos.

Quizá la razón más obvia para dar a los adolescentes acceso a los mercados financieros sea que los medios tradicionales de ahorro han desaparecido. El interés medio de los certificados de depósito a un año es del 0,18%, según Bankrate.com, mientras las cuentas de ahorro ofrecen un escaso 0,06%, de acuerdo con la Federal Deposit Insurance Corp.

No hay manera de enseñar sobre responsabilidad financiera a la antigua, con tasas de interés tan bajas. ¿Qué lección hay en ahorrar 500 dólares durante 12 meses para generar menos de 1 dólar? Incluso las llamadas ofertas de alto rendimiento de empresas como Ally Financial Inc., o Marcus, el banco de consumo de Goldman Sachs Group Inc., simplemente no ofrecen una opción en la que los adolescentes descubran las ventajas de ahorrar dinero a largo plazo. Esto será particularmente cierto si la Reserva Federal logra situar la inflación por encima del 2%, tras años de no alcanzar su objetivo.

“El banco central no tiene ninguna prisa por “normalizar” las tasas de interés”, concluye Brian Chappatta. “Y esa es una de las principales razones por las que contar con adolescentes en la bolsa podría convertirse en la nueva normalidad”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?