Ver ediciones digitales
Compartir

¡Adiós a las mañanas llenas de estrés!

Por: Financiero 31 May 2021

Las rutinas matutinas son importantes. Dedicar esos primeros instantes a una actividad que calme su mente y lo llene de energía, puede marcar la diferencia entre un día estresante y uno productivo.


¡Adiós a las mañanas llenas de estrés!
Esta meditación preparará su mente y su cuerpo para afrontar el día

Redacción El Financiero

Las rutinas matutinas son importantes. Dedicar esos primeros instantes a una actividad que calme su mente y lo llene de energía, puede marcar la diferencia entre un día estresante y uno productivo.

La meditación es una práctica efectiva de combatir el estrés, a la vez que contribuye al bienestar general y mejora el estado de ánimo, dice Stephanie Mansour, quien confiesa que como instructora de yoga, prefiere empezar el día con una meditación dinámica que combina movimientos físicos con mantras positivos para desestresarse y centrarse en sí misma.

“Para aquellos con dificultades a la hora de centrarse en sus pensamientos, una meditación dinámica puede ser de gran ayuda, y además se obtienen algunos beneficios físicos”, dice la instructora en un artículo que escribió para CNBC Make It.

El yoga puede mejorar la flexibilidad, así como la fuerza muscular y la circulación sanguínea. Además, puede ayudar a aflojar los músculos rígidos.

Basta con cinco minutos para añadir esta sencilla rutina a sus mañanas. Cada uno de los movimientos presentados va acompañado de un mantra que lo pondrá en el estado mental adecuado para afrontar cualquier situación que le depare el día.

  1. Postura de la diosa:
    ‘Estoy al mando. Confío en mí’.
    La postura de la diosa está destinada a energizar y estabilizar, por lo que es la ideal para empezar. Este movimiento mejora la flexibilidad de la cadera y la fuerza de la parte inferior del cuerpo.

Deberá sentir un estiramiento en las caderas y las piernas, incluidos los cuádriceps, glúteos y pantorrillas. Aunque trabaja sobre todo la parte inferior del cuerpo, la postura de la diosa también funciona como un ejercicio para el core (centro o núcleo de energía) si se contrae el abdomen de principio a fin.

Empiece en posición de pie, con las piernas más abiertas que el ancho de los hombros y los dedos de los pies orientados hacia afuera. Estire los brazos hacia el techo. A continuación, doble las rodillas para que se sitúen por encima de los dedos de los pies y los muslos queden paralelos al piso.

Al mismo tiempo, baje los brazos hacia la postura del cactus, manteniendo los hombros hacia atrás y el pecho abierto. Permanezca así durante unos 30 segundos.

Mantra: Mientras ejecuta este movimiento, diga las palabras “Estoy al mando. Confío en mí”. La postura de la diosa tiene que ver con el poder y la fuerza, así que también es una gran oportunidad para reforzar el poder y la fuerza mental.

  1. Cobra: ‘Suelto lo que me detiene’
    La cobra elimina la rigidez de la espalda baja, aumenta la flexibilidad, mejora el estado de ánimo y estira los hombros, el pecho y el abdomen. Esta postura está destinada a estirar el cuerpo mientras se concentra en la respiración – la manera perfecta de intensificar el mindfulness.

Acuéstese boca abajo en una posición cómoda. Con los pies juntos, presione las manos contra la esterilla, bajo los hombros. Inhale, levantando el pecho mientras empuja el suelo en dirección contraria. Deberá sentir un profundo estiramiento en la espalda y la parte inferior del cuerpo. Exhale, volviendo al piso.

Mantra: Cuando levante el pecho del suelo, diga “suelto lo que me detiene” antes de volver a la posición inicial. Este movimiento consiste en liberar la tensión de los músculos, por lo que es un buen momento para tomar conciencia de la tensión mental y emocional a la que se aferra y soltar esos pensamientos negativos.

  1. Postura de la paloma:
    “Tengo un propósito y soy suficiente”.
    La postura de la paloma abre las caderas a la vez que alivia el dolor lumbar. Como muchas otras posturas de yoga, la postura de la paloma también ayuda a mejorar la flexibilidad general.

Desde la posición de plancha, doble la rodilla derecha y llévela hacia el pecho, apoyándola en la mano derecha. Deslice la pantorrilla hacia delante para que la punta del pie derecho señale hacia la izquierda, perpendicular al cuerpo. Extienda la pierna izquierda hacia atrás.

Concéntrese en su respiración y mantenga la postura durante 30 segundos antes de cambiar de pierna.

Mantra: Repita las palabras “Tengo un propósito y soy suficiente”. Si la confianza es algo con lo que batalla, esta combinación de yoga y mantra puede ayudar a cambiar su mentalidad y permitirle crear un estado mental más positivo.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?