Ver ediciones digitales
Compartir

7 metas para 2021

Por: Financiero 17 Ene 2021

Si hubo un estado de ánimo universal durante el 2020, fue el de replantearse los planes fijados y adaptarse a un modo de vida totalmente nuevo, en medio de una crisis sanitaria a escala mundial. Con un nuevo comienzo en este enero, y señales alentadoras que apuntan al fin de la pandemia, usted quizá esté listo para pensar nuevamente en sus metas personales y profesionales, y en cómo avanzar en ellas, pese a las difíciles circunstancias.


7 metas para 2021
Conozca estas lecciones aprendidas que serán muy útiles para su presente y futuro

Redacción El Financiero

Si hubo un estado de ánimo universal durante el 2020, fue el de replantearse los planes fijados y adaptarse a un modo de vida totalmente nuevo, en medio de una crisis sanitaria a escala mundial. Con un nuevo comienzo en este enero, y señales alentadoras que apuntan al fin de la pandemia, usted quizá esté listo para pensar nuevamente en sus metas personales y profesionales, y en cómo avanzar en ellas, pese a las difíciles circunstancias.

En un artículo publicado por CNBC Make It, Jennifer Liu conversó con siete asesores profesionales sobre cómo están reflexionando acerca de las lecciones aprendidas en los últimos 12 meses, y recogió las metas y consejos que ellos comparten de cara al año 2021.

Encontrar felicidad en el día a día

Con todas las dificultades del año 2020 al descubierto, muchos expertos en salud mental reiteraron la necesidad de enfocarse en los pequeños logros y momentos de alegría para superar el día a día.

Es una lección que Claire Wasserman, autora y fundadora de la comunidad de desarrollo profesional Ladies Get Paid, está utilizando para dejar atrás el perfeccionismo, aspecto en el que quiere esforzarse en el nuevo año. Comienza usando un truco mental y se visualiza a sí misma como una astronauta mirando a la Tierra desde el espacio: 

“Usted no se da cuenta de que su vida es tan pequeña”, explica. “Puede sentir que todo lo que hace tiene un gran peso, pero al final del día, usted está aquí de paso. Así que disfrute de las cosas sencillas. Salga y disfrute del sol en su rostro”.

“Una vez durante el día, apártese de su mente y de su mundo, y simplemente diviértase”, continúa Wasserman. “Encuentre una pizca de alegría, porque esto es muy duro”.

Delegar tareas que otros pueden hacer mejor

Los nuevos retos cotidianos del año pasado, vieron a muchas personas amoldarse en múltiples sentidos, ya sea en el trabajo o en su vida privada. Con esto en mente, Jackie Mitchell, fundadora de Jackie Mitchell Career Consulting, afirma que su meta para este año es potenciar la capacidad de delegar.

Mitchell, quien se considera muy intencional con la forma en que pasa su tiempo, recomienda a las personas que vean su energía como una cuenta bancaria. ¿Dónde estoy gastando mi energía? ¿Qué actividades me recargan?

Ella asegura que se logra un mejor equilibrio si se piensa en las cosas que no le dan energía, en el trabajo que no le gusta o en las actividades que otras personas pueden hacer mejor que usted. Entonces, señala Mitchell, encuentre maneras de delegar ese trabajo a la persona que lo haga mejor, y enfóquese en lo que recarga su propio banco de energía.

Resistirse menos a las nuevas modalidades de trabajo

Sarah Sheehan, cofundadora de la app de asesoría profesional Bravely, estaba a cuatro días de su licencia de maternidad, cuando su empresa cerró las oficinas, y ordenó a todos a trabajar desde casa. Admite que no le gusta trabajar y liderar su equipo a distancia, y que el adaptarse ha sido difícil para ella.

Sin embargo, ha tenido que inclinarse hacia áreas en las que se siente menos cómoda, como tener conversaciones a través de Slack, en vez de hacerlo personalmente, y, con el apoyo de sus colegas, intenta superar el proceso de aprendizaje.

“Mi meta es estar mucho más abierta a diferentes modalidades de trabajo, y ser más flexible”, señala. También ve los beneficios del trabajo a distancia, y reconoce que muchos de sus empleados han prosperado con este acuerdo. “Intento resistirme menos, y apoyarme en los demás para no solo aprender de ellos, sino que también pude darles la posibilidad de seguir haciendo su mejor trabajo”.

Dedicar más tiempo a relacionarse con los colegas

Mientras la pandemia limitaba el trabajo en muchas industrias, Alexi Robichaux, CEO y cofundador de la plataforma de asesoría profesional BetterUp, señala que su empresa ha crecido a una velocidad vertiginosa. Como gerente, sostiene que este crecimiento acelerado en un entorno remoto ha puesto en relieve la necesidad de crear vínculos fuertes y auténticos entre los colegas.

Sin embargo, dadas las limitaciones del trabajo a distancia, considera que la mejor manera de conseguir equipos más fuertes es formar y capacitar a los gerentes. Recomienda a los líderes que tengan en cuenta cómo la forma en que dirigen repercute en la vida de otras personas.

“Como gerente, es importante comprender que se asume la responsabilidad de ayudar a diseñar la vida de alguien, para bien o para mal. Por ejemplo, la manera en que se estructuran las reuniones puede parecer trivial, pero eso es una hora de la vida de alguien. Al igual que un arquitecto puede hacer que un espacio sea dinámico o lúgubre, todos podemos ser arquitectos del   tiempo y la vida de las personas. Nos lo confían a nosotros”.

Aprovechar la red de contactos online

En cierto modo, el trabajo a distancia generalizado ha abierto la puerta a una red más eficaz, superando las barreras geográficas. Debido a esto, Wendy Braitman, asesora profesional de Randstad RiseSmart, declara que es un buen momento para encontrar nuevas formas de relacionarse y desarrollar su marca profesional, aspecto en el que se ha enfocado este año.

Por ejemplo, si desea desarrollar su marca como experto en su campo, escriba sobre su industria en LinkedIn o en un sitio profesional, o bien participe en foros online. Consulte los podcasts relacionados con su campo, y póngase en contacto con los presentadores para grabar un episodio, o colaborar en un proyecto juntos. Regístrese en conferencias virtuales, y envíe luego una nota de agradecimiento a los organizadores de los paneles y a los participantes. Esto podría dar lugar a más oportunidades de establecer contactos, o incluso le podría permitir participar, en un futuro.

Fijar metas que estén completamente bajo su control

Akhila Satish, CEO del programa de formación de liderazgo Meseekna, asegura que la mayor lección del 2020 que está aplicando al nuevo año, es fijarse metas que no dependan de factores externos, como una pandemia global. Estas pueden ser importantes o mínimas, y podría parecer que no impactan directamente en su profesión, agrega Satish.

“Aprendí mucho en 2020, acerca de mi resiliencia, y me gustaría fomentarla para ayudarme a manejar la incertidumbre tanto personal como profesional, en este 2021”, añade. “Para mí, creo que leer, escuchar música o hacer algo de ejercicio, son hábitos de resiliencia poderosos que puedo tener bajo control, así que asegurarme de que sean parte regular de mi rutina, es mi gran propósito”.

Dar espacio a la serendipia

Un autor de hábitos y fundador de Earnable, Ramit Sethi, trabaja para conseguir lo que él llama “espacio para la serendipia”, o “forjarse un tiempo y asegurarse de permitirse ser creativo”.

De forma algo contraintuitiva, señala que para avanzar en esta meta se requiere cierta planificación, es decir, marcar la hora en su calendario, al menos tres veces por semana, 30 minutos cada una, para crear el hábito de darse tiempo y espacio, a fin de procurar metas creativas, o incluso dejar que la mente divague.

El esmerarse también importa, indica Sethi: Una alerta en el calendario para “hacer las tareas de español”, tres veces a la semana, puede ser deprimente. “¿Quién quiere hacer los deberes como adulto?” comenta. Pero si su recordatorio es más del tipo “para noviembre, ordenar en un restaurante, en español fluido” – “de pronto tenemos una meta final”, agrega. “Recuerde el motivo por el que lo hace”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?