Ver ediciones digitales
Compartir

Management

5 reglas de autocuidado para grandes líderes

Por: Financiero 24 Ene 2021

Antes de un despegue de un vuelo comercial, hay una demostración de seguridad. La tripulación siempre recuerda que, en caso de emergencia, hay que colocarse la máscara de oxígeno antes de ayudar a los demás. El impulso natural de los seres humanos es anteponer a sus hijos, cónyuge, padres o seres queridos, antes que a nosotros mismos.


5 reglas de autocuidado para grandes líderes
Los líderes surgen y crecen a partir de su pasión por ayudar y servir a los demás, y es fácil que se olviden de su propio bienestar

Redacción El Financiero

Antes de un despegue de un vuelo comercial, hay una demostración de seguridad. La tripulación siempre recuerda que, en caso de emergencia, hay que colocarse la máscara de oxígeno antes de ayudar a los demás. El impulso natural de los seres humanos es anteponer a sus hijos, cónyuge, padres o seres queridos, antes que a nosotros mismos.

Lo mismo aplica a los líderes. Ellos surgen y crecen por su pasión de ayudar y servir a los demás, y es fácil que se olviden de su propio equilibrio, y su estado físico o mental. Durante el 2020, la importancia de cuidarse uno mismo en primer lugar fue crucial.

Olga Andrienko, directiva de la plataforma marketing digital Semrus, y autora del presente artículo aparecido en la web FastCompany.com, cuenta como anécdota: “Estaba acostumbrada a trabajar a distancia. Mi empresa contaba con todas las herramientas necesarias; Zoom era utilizado mucho antes de que se convirtiera en el boom de 2020. Mis equipos estaban mejor dotados que la mayoría para la nueva normalidad, pero eso no quería decir que tuviéramos menos estrés por la situación”.

“Aunque estaba preparada para liderar el trabajo a distancia” agrega Andrienko, “no estaba preparada para hacerlo cuando me invade el estrés, ni a mí ni a todos los miembros del equipo”. Dicha situación le hizo forjar rutinas que garantizaran su bienestar, teniendo presente el autocuidado. A continuación, hablamos de ellas en detalle:

Ser honesto

“Intentar idear una respuesta requiere más energía y tiempo que decir la pura verdad” afirma Olga Andrienko. “Si no lo sé, diré que no lo sé. Si no estoy de acuerdo, lo admitiré abiertamente, y compartiré mi opinión. Si estoy destruida, molesta o ansiosa, también lo compartiré con mi equipo”. 

La verdad, reflexiona la autora, es gratificante y refuerza el vínculo. “El equipo sabe que lo que escuchan es exactamente lo que estoy pensando ahora mismo. Puede que no funcione para todos, pero tampoco quiero a todos en mi equipo”.

Ser amable 

“En primer lugar, soy amable conmigo misma, y ahí es donde el amor propio se convierte realmente en autocompasión. El autodiscurso negativo solo empeora las cosas, me deja en un estado de angustia e inseguridad, y nada productivo puede salir de este estado”. Andrienko agrega que es vital aceptar lo normal de cometer errores mientras se evoluciona o se dirige un equipo. “Esto no significa que no me importe si cometo un error, pues no es así en absoluto. Pero en lugar de insistir en lo negativo, acepto que me equivoqué e intento aprender de ello, tanto como puedo”.

Amar nuestro cuerpo 

Este punto no tiene que ver con la apariencia, sino de estar sano y de cuidarse físicamente. Consejos aparentemente sencillos como beber al menos dos litros de agua al día, empezar la jornada con un buen desayuno, y hacer ejercicio regularmente, ayudan de gran manera. 

“El trabajar desde casa me ha hecho más fácil dominar esto, un resquicio de esperanza, por así decirlo. El ejercicio libera el estrés del sistema, y la salud física da el nivel de confianza que me beneficia enormemente para liderar a otros”.

Decir “No” 

Olga Adrianko aconseja saber decir no, y no aceptar las cosas que restan energía a nuestras vidas. “Yo digo ‘No’. A los eventos, personas y circunstancias que hacen mi vida incómoda, y menos placentera. Está bien no participar en algo si en realidad no quieres formar parte de eso. Habiendo aprendido y aceptado esto, si algo no me gusta, trato de sacarlo de mi vida lo más rápido posible”.

Descansar

“En ocasiones no hago nada. Descansar y relajarse no es negociable. Paso el tiempo en la cama, navego por los medios de comunicación social, busco en la web, duermo, e incluso me quedo mirando el techo.” Adrianko concluye: “este tiempo de relajación es necesario, y le da a mi cerebro lo que necesita para recargarse”.

Para finalizar, la autora reflexiona que las opiniones de otras personas, las condiciones físicas propias o las expectativas ajenas no definen a una persona. Lo que sí la definen son sus valores, creencias, experiencia profesional, y la capacidad de cumplir metas, además de la confianza de las personas que nos eligen como sus líderes. 

Olga Adrianko finaliza diciendo: “esto es lo que me recuerdo a mí misma cada día, a medida que crezco personal y profesionalmente, y realmente creo que hay un valor en construir sobre estas reglas de autocuidado, mientras todos trabajamos para encarnar el manifiesto evolutivo que es el liderazgo hoy en día”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?