Ver ediciones digitales
Compartir

Management

5 maneras de respetar la neurodiversidad en su empresa

Por: Financiero 25 Oct 2020

“Siempre he sufrido de insomnio. Mi mente vaga tan febrilmente, al punto de no poder dormir. En una noche reciente de no REM, vi un contenido digno de un atracón acerca de la selva tropical. El material fue tan impresionante, las gotas de lluvia tropical tan fascinantes, que me transportaron a kilómetros de distancia de Brooklyn, primero al corazón de Brasil, y luego a mi escuela primaria”, confiesa Chris Sojka, cofundador y CCO de Madwell, en un artículo escrito por él y publicado en Fast Company


5 maneras de respetar la neurodiversidad en su empresa
Chris Sojka, cofundador y CCO de Madwell, cuenta cómo el TDAH ha significado una ventaja competitiva en su vida

“Siempre he sufrido de insomnio. Mi mente vaga tan febrilmente, al punto de no poder dormir. En una noche reciente de no REM, vi un contenido digno de un atracón acerca de la selva tropical. El material fue tan impresionante, las gotas de lluvia tropical tan fascinantes, que me transportaron a kilómetros de distancia de Brooklyn, primero al corazón de Brasil, y luego a mi escuela primaria”, confiesa Chris Sojka, cofundador y CCO de Madwell, en un artículo escrito por él y publicado en Fast Company.

Tuve el privilegio (en todos los sentidos de la palabra) de asistir a una peculiar escuela privada llamada Crighton, prosigue Sojka. Contaba con apenas unas cuantas docenas de niños y, como dijo la fundadora de la escuela, Carole Kurtz, durante una entrevista con The New York Times en 1985, la escuela era “para el niño superior a la media”. 

Para algunos, la escuela pública es la respuesta, pero otros necesitan una educación más personalizada si desean alcanzar su potencial”. ¿Eran muy talentosos los estudiantes? Muchos lo eran. ¿Complicados? Universalmente. La escuela estaba llena de mentes únicas, desde aquellos con ODD (trastorno oposicional desafiante), hasta aquellos con OCD (trastorno obsesivo-compulsivo), quienes tuvieron que luchar en un ambiente más tradicional.

Hoy en día hay un término para esto: la neurodiversidad. Incluso algunos la consideran una ventaja competitiva.

La neurodiversidad ofrece una visión diferente de los innumerables rasgos psicológicos que hacen que nuestro cerebro sea tan profundamente individual. En lugar de ver los diagnósticos comunes (como la colocación en el espectro del autismo) solo como una desventaja, la neurodiversidad aboga por abrazar las potenciales fortalezas que la acompañan. Esta es la filosofía que Crighton aplicó a la educación de manera instintiva, mucho antes de que tales términos fueran usados clínicamente.

“Tomemos mi dolencia particular, el TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad). Se me diagnosticó alrededor de los 7 años, y hasta el día de hoy encaja en gran parte de la patología: problemas para permanecer en calma (incluyendo el ritmo épico), un enfoque muy auditivo para retener la información (¡sin notas!), tendencia a saltar de un tema a otro sin que parezca haber una línea de paso, impulsividad, fácil distracción, así como la capacidad de ‘hiper enfoque’. Esta última cualidad es vista como un beneficio por algunos, y ciertamente me ha beneficiado a mí”.

De hecho, fue durante la escuela primaria que aprendí a controlar mi capacidad de enfocarme obsesivamente en un tema singular, hasta que sentí que había agotado mi cerebro de sus potenciales contribuciones. Mis profesores idearon un plan para provocar el ‘hiper enfoque’. Introducían un CD con sonidos de la selva y me hacían ponerme auriculares para poder sumergirme profundamente en cualquier tarea. Así es como terminé teletransportando la transmisión de la TV a la noche en la que soñaba despierto; los sonidos de la selva.

El cuidado que mis profesores tuvieron para hacerme sentir que no era extraño o que estaba roto, sino que era único, impactó toda mi vida. Me ayudaron a sentirme cómodo construyendo una compañía en la que pudiera mostrar orgullosamente estas cualidades, sin sentirme avergonzado, incluso mientras trabajo continuamente en el manejo de ellas (estoy seguro de que mi ritmo, inquieta a los nuevos empleados). Ahora estoy más comprometido que nunca con la construcción de una cultura en la que la neurodiversidad no sea una excepción, sino un hecho.

Nada ha puesto a prueba el lugar de trabajo moderno, como el cambio inducido por la pandemia, que nos ha llevado a trabajar desde casa. Ha hecho que líderes como yo reevalúen su enfoque de la salud mental en el lugar de trabajo. ¿Estamos creando un ambiente donde la gente se sienta segura yendo a RRHH con problemas que son de naturaleza existencial? ¿Hemos descubierto cómo, en lo posible, flexibilizar nuestra organización para apoyar mejor las cualidades únicas de nuestros empleados, en lugar de presionarlos a conformarse? ¿Hacemos lo mismo con sus problemas y desafíos personales? Todavía no lo logramos. Hemos avanzado mucho, pero tenemos aún un largo camino por recorrer.

Así que, a continuación, le presentamos cinco objetivos alcanzables con los que nos comprometemos y que pueden también ayudarle a conseguir un entorno de mayor neurodiversidad, asegura el cofundador de Madwell, una agencia creativa con sede en Brooklyn que se especializa en estrategia, diseño, desarrollo, marca e ideación integral.

1. Contratar fuera de su industria

Cada industria da forma a la gente, y luego busca replicar esa forma. Hágase el hábito de contratar fuera de su industria para aportar neurodiversidad, especialmente si su industria, como la mía, recompensa de manera desproporcionada a un solo grupo. O como mínimo, busque dentro de su industria a las personas excepcionales que no son aspirantes corrientes.

2. Provocar discusiones sobre la neurodiversidad

En su mayoría, mantenemos nuestros diagnósticos, desafíos y problemas muy cerca de nosotros, incluso entre amigos. La privacidad es importante, pero destruir el estigma solamente ayudará. Incorpore expertos para facilitar las discusiones sobre la neurodiversidad y la diversidad de nivel profundo, a fin de ayudar a su empresa a comprender mejor por qué los colegas con talento, quienes posiblemente tienen luchas interpersonales, son parte de los factores que hacen que su lugar de trabajo sea exitoso.

3. Liderar con el ejemplo

Voy a terapia y gran parte de mi equipo lo sabe (y los otros seguramente lo saben ahora). Estoy orgulloso del tiempo que dedico cada martes. Y no soy el único gerente que habla abiertamente sobre sus desafíos. Compartir es voluntario, pero es útil cuando se da el ejemplo.

4. Ofrecer a los empleados herramientas y tiempo

Ofrezca acceso a plataformas como Talkspace o Health Advocate para hacer posible la vida terapéutica de sus empleados. Y no solo permitir que los empleados se tomen tiempo libre y se recarguen: Anímelos a eso. Ofrecemos PTO (tiempo libre pagado) ilimitado/flexible, porque cada uno necesita renovarse a su propio ritmo.

5. Ser flexible

Nunca hemos tenido una hora de inicio oficial ni hemos censurado los sitios web. Intentamos adaptarnos a los modos personales de nuestros empleados para trabajar mejor (esta pieza viene de un búho), inspirarnos, y conseguir que lo que se deba hacer, se haga. Por lo tanto, cree un margen de libertad hasta el punto en que perjudique injustamente la forma de trabajar del resto de los empleados.

“Estamos en medio de un cambio masivo, una cuenta pendiente desde hace bastante tiempo, que debe conducir a lugares de trabajo más étnicos en todos los niveles. Esa es la prioridad No. 1. Mi esperanza es que la búsqueda de un compañero sea la creación de un espacio seguro para que estas mentes diversas prosperen, colaboren y tengan éxito. Porque la diversidad requiere tanto de espacio cerebral como de espacio de oficina”.

¿Qué es el TDAH?

El TDAH son las siglas de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Está considerado como un trastorno neurológico que se diagnostica especialmente en la infancia, aunque también hay casos de diagnóstico en la adolescencia y algunos que se pueden llegar a dar incluso en la edad adulta. Las personas con TDAH muestran un patrón persistente de falta de atención o hiperactividad/impulsividad que interfiere con el funcionamiento o el desarrollo.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?