Ver ediciones digitales
Compartir

A Fondo

Gastar las pensiones ahora: Pan para hoy…

Por: Financiero 17 Ago 2020

En los congresos de América Latina se estudia cada vez más usar el fondo de jubilaciones para aliviar la crisis Redacción El Financiero (con información […]


Gastar las pensiones ahora: Pan para hoy…

En los congresos de América Latina se estudia cada vez más usar el fondo de jubilaciones para aliviar la crisis

Redacción El Financiero (con información de Bloomberg, Bnamericas)

Oxigenar las deprimidas economías de América Latina a través del flujo del dinero ahorrado en el fondo de pensiones es una alternativa peligrosa para la salud financiera de cada país, sin embargo, los legisladores de buena parte de la región están estudiando si estos ahorros pueden ayudar a los trabajadores a sobrevivir a la peor crisis económica vivida en décadas, ya que los gobiernos con problemas de liquidez no tienen la capacidad de proporcionar una red de seguridad adecuada.

Pero, al tocar estos ahorros se corre el riesgo de obligar a las administradoras de fondos a volcar los activos en mercados donde la demanda es débil y la liquidez reducida.

“Esto es un alivio para el flujo de efectivo, pero es arriesgado”, expresó Catalina Tobon, gerente de estrategia de la unidad de pensiones en Skandia, en la ciudad de Bogotá. “Las pensiones deben ser algo sagrado, y los ciudadanos han venido perdiendo décadas de interés compuesto”, señaló.

De hecho, permitir que las personas retiren los ahorros destinados a la jubilación es una respuesta azarosa a la crisis actual; esta medida aunque oxigena temporalmente la economía, podría acarrear que los fondos de pensiones se vuelvan insolventes, advierte el Banco Mundial en su más reciente informe titulado Protección para las personas y las economías.

Aprobado sin consentimiento

Esta advertencia llega tarde para algunos países de Latinoamérica que ya han echado mano a los fondos de jubilación y es ignorada por naciones como Colombia que actualmente evalúa un plan para que los trabajadores aprovechen los ahorros de las pensiones privadas. Se trata de una medida destinada a atenuar el descenso en el gasto de los consumidores, aunque podría correr el riesgo de empeorar algunas de las depresiones más profundas del mercado de valores, a escala mundial.

Un proyecto de ley enviado recientemente al Congreso, permitiría a algunos colombianos obtener hasta el 10% de sus ahorros para la jubilación. Chile aprobó una medida similar el mes pasado, y Perú aprobó una en abril. Además, el gobierno brasileño está considerando que los trabajadores puedan hacer retiros parciales de los fondos de pensiones que aún no ofrecen esa opción, según un informe del organismo de control de pensiones de ese país.


En Perú y Chile, las medidas fueron aprobadas a pesar de que el gobierno se opusiera, y obtuvieron el apoyo popular ya que fueron muchos los que perdieron sus empleos en medio de la crisis económica. El gobierno de Colombia también se ha opuesto a la idea.

Y aunque suene contradictorio, pese a los pronósticos catastrofistas del gobierno de Sebastián Piñera, el retiro de fondos de jubilación por millones de ciudadanos actualmente es evaluado como un balón de oxígeno para la economía de Chile.

Los peores rendimientos

A finales de 2019, los miembros latinoamericanos de la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones, poseían activos por valor de 637.000 millones de dólares. Los fondos de Chile y México administraban cada uno, una cantidad superior a los 200.000 millones de dólares, mientras que el de Colombia era de 86.000 millones y el de Perú de 52.000 millones.

El mercado de valores de Colombia ha caído 38% este año, que, en términos de dólares, representa el mayor desplome del mundo. Brasil y México también se encuentran entre los países de peor rendimiento.

Credicorp Capital comunicó en una nota que estima que desde que se aprobó la medida; los peruanos han retirado unos 5.700 millones de dólares provenientes de sus ahorros en pensiones, que es aproximadamente el 13% de los activos manejados por las administradoras de fondos de pensiones privadas. Esta misma empresa indicó que las administradoras accedieron a sus activos más líquidos, como los depósitos bancarios, y hasta ahora han evitado provocar una venta significativa de acciones peruanas.

En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó un plan de reforma de pensiones en el que las empresas deberán hacer una mayor contribución a los fondos de jubilación de los empleados y, al mismo tiempo reducir las semanas que estos requieren trabajar para optar a la jubilación.

Si los fondos de pensiones se ven obligados a deshacerse de sus activos en medio de grandes retiros, es probable que, lo primero que vendan sea lo que les resulte más fácil, informó Daniel Guardiola, analista de valores de BTG Pactual.

“Estos retiros probablemente obligarán a las administradoras de fondos de pensiones a vender sus activos más líquidos; bonos soberanos y títulos internacionales”, expuso Guardiola.

Invertir el dinero de las pensiones

México apuesta por más y planea invertir el dinero del fondo de pensiones para hacerlo rendir más. El Ministro de Hacienda Arturo Herrera, comunicó que México aspira a que su industria de pensiones de 266.000 millones de dólares haga una mayor inversión en proyectos de obras públicas, a fin de diversificar el riesgo y proveer rendimientos a largo plazo.


Herrera sugirió que los fondos locales pudieran seguir el ejemplo de los administradores de dinero en el extranjero, como es el caso del Sistema de Jubilación de Empleados Públicos de California (CalPERS, por sus siglas en inglés), quienes inyectan dinero a proyectos de infraestructura.

El gobierno también busca que los administradores de fondos sean recompensados por su desempeño, y no solo por la tenencia de los ahorros de los trabajadores mexicanos, informó el ministro luego de que el ejecutivo presentara una ambiciosa reforma del sistema de ahorros vigente en el país.

“Esperamos que los administradores de fondos sean cada vez más profesionales”, y que estén en capacidad de hacer análisis de riesgo e inversiones a largo plazo.

Los fondos deben supervisarse para asegurar que las inversiones sean razonables, añadió. Además de CalPERS, el ministro mexicano también citó a la Caisse de Depot et Placement du Quebec de Canadá, como ejemplo de un fondo de pensiones que ha invertido con éxito en infraestructura; incluyendo puertos, aeropuertos, parques eólicos, carreteras y distribución de energía eléctrica.

El plan presentado por el presidente de México, junto a dirigentes empresariales, sindicales y del Congreso, tiene por objeto que las empresas inviertan mayores cantidades en los fondos de jubilación de los empleados. El proyecto de ley, que pronto se debatirá en el congreso, se centrará en elevar las pensiones de los trabajadores de bajos ingresos e incrementarlas, en un 40%, a los empleados en general.

La reforma sería fiscalmente neutra para el caso de México, puesto que el gobierno transferirá los recursos que actualmente se destinan a las pensiones de los empleados de mayores ingresos, para lograr incrementar las de aquellos que tienen bajos ingresos; dio a conocer Herrera. Para las empresas, el aumento de los costos en materia de pensiones, alcanzará un total de 90.000 millones de pesos (4.000 millones de dólares), una vez completada la transición, al cabo de ocho años, resaltó.

Herrera defendió la decisión de López Obrador de no generar más deuda de la autorizada por el congreso, para este 2020, cuyo fin es el de ayudar a las empresas y a los trabajadores a enfrentar la contracción económica que se prevé como la más profunda desde 1932. México no puede permitirse el tipo de estímulo que las naciones desarrolladas están llevando a cabo, declaró. Si se llegara a replicar lo que está haciendo Canadá, esto le costaría a la nación 300.000 millones de pesos en pagos de intereses por año.

Costa Rica prevé un colapso

Un nuevo estudio realizado por la agencia de seguridad social CCSS de Costa Rica reveló que el fondo de pensiones del país centroamericano se encamina a una crisis en 2030 cuando los pagos previsionales comenzarían a superar los aportes e intereses que generan las reservas.

El director del organismo, Luis Guillermo López, informó que las crecientes salidas del componente IVM (invalidez, vejez y muerte) del fondo superarían los ingresos dentro de 10 años al ritmo actual, según un informe publicado recientemente por el servicio de noticias de la Asamblea Legislativa, el cual también advierte que el fondo de la CCSS se agotará por completo para 2037.

En su declaración ante una comisión especial que investiga el caso, López destacó que algunas de las opciones de mejoramiento que se pueden realizar al fondo de pensiones son el alza de cuotas, el cambio en la fórmula de beneficios, el aumento de la edad de retiro y ajustes por costo de vida.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?