Ver ediciones digitales
Compartir

A Fondo

Economía de LatAm perdería otra década

Por: Financiero 20 Abr 2020

FMI: “La región tiene ante sí el espectro de otra década perdida entre 2015 y 2025” La pandemia del coronavirus provocará que la economía mundial […]


Economía de LatAm perdería otra década

FMI: “La región tiene ante sí el espectro de otra década perdida entre 2015 y 2025”

La pandemia del coronavirus provocará que la economía mundial se contraiga 3% en 2020, lo cual es un peor escenario que el registrado durante la crisis financiera de 2008, asegura el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su más reciente informe titulado Perspectivas de la Economía Mundial, publicado hace pocos días.

El organismo plantea, como escenario base, que la pandemia se disipe en el segundo semestre de 2020 y que las medidas de contención pueden ser replegadas gradualmente. Y para ese momento proyecta que la economía mundial crezca 5.8% en 2021, conforme la actividad económica se normaliza gracias al apoyo brindado por las políticas.

No obstante, también asegura que el pronóstico de crecimiento mundial está sujeto a una extrema incertidumbre.

El organismo dice que las secuelas económicas dependen de factores cuyas interacciones son difíciles de predecir; entre esas menciona: La trayectoria de la pandemia, la intensidad y eficacia de los esfuerzos de contención, además del comportamiento del mercado y los consumidores.

Además, en su informe Monitor Fiscal, el FMI asegura que el necesario gasto sanitario, así como las medidas tributarias y de gasto en apoyo de particulares y empresas, tendrán costos fiscales directos, que actualmente se estiman en USD 3.3 billones a nivel mundial.

El organismo asevera que las economías de mercados emergentes y pre-emergentes se enfrentan a la tormenta perfecta. Y la crisis provocará daños más severos.

Una década de retroceso

Las economías emergentes “han experimentado la reversión más marcada jamás registrada de los flujos de inversión de cartera, tanto medida en dólares como en porcentaje del PIB de los mercados emergentes y pre-emergentes. Es probable que esta pérdida de financiamiento externo mediante deuda ejerza presión sobre los prestatarios más apalancados y menos solventes”, resume el Informe de Estabilidad Financiera publicado este mes.

Todo este escenario, ahonda el documento, puede conducir a un aumento de las reestructuraciones de la deuda de los países emergentes, que podría poner a prueba los mecanismos vigentes para la resolución de la deuda.

La consecuencia de este sobreendeudamiento es que los países podrían tener que enfrentarse a nuevos reembolsos de sus fondos y verse obligados a vender activos en mercados bajistas, lo que podría exacerbar las caídas de precios de sus bienes.

Con este escenario de base, cala perfectamente la declaración del director del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, quien advirtió que la pandemia puede provocar “otra década perdida” en Latinoamérica por su impacto económico estimado a la región.

“La región tiene ante sí el espectro de otra década perdida entre 2015 y 2025”, alertó Werner.

La economía de América Latina y el Caribe se reducirá un 5.2 % este año por el impacto de la actual crisis sanitaria, un descenso más profundo que el de la economía mundial, según las previsiones presentadas esta semana por el FMI.

Las economías de México y Ecuador serán este año las más impactadas de Latinoamérica por la crisis de la pandemia del coronavirus, que afectará en la región a las cadenas de suministro y la demanda interna y externa, entre otros factores.

Además de México y Ecuador, también van a ver fuertemente contraídas sus economías Brasil (5.3 %), Argentina (5.7 %), Chile (4.5 %) y Venezuela (15 %).

“Dada la drástica contracción en 2020 y conforme los países adoptan políticas para contener la pandemia y apuntalar sus economías, cabe prever una marcada recuperación en 2021”, reflexionó.

Hasta ahora, de aproximadamente 100 naciones que han solicitado financiamiento de emergencia del FMI, 16 son de América Latina y el Caribe.

Ayuda conjunta

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) cerraron su asamblea primaveral con el objetivo común de asistir a los países más afectados económicamente por la pandemia del coronavirus, que provocará una crisis similar a la de la Gran Depresión.

“Los países más pobres y vulnerables probablemente serán los más afectados. El Banco Mundial está tomando medidas amplias y rápidas para reducir la propagación de la COVID-19 y ya tenemos operaciones de respuesta en más de 65 países”, dijo David Malpass, quien es el máximo responsable del Banco Mundial

Por su parte, el G20 afirmó que “no escatimará esfuerzos” para apoyar la economía y controlar la pandemia, a la vez que avaló la suspensión temporal del servicio de deuda de los países más pobres hasta el final de 2020, mientras que el FMI pidió “esfuerzos adicionales” para estabilizar la economía global tras la crisis.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?