TECNOLOGÍA

Netflix refuerza su competitividad

La compañía presta atención a su algoritmo y su contenido

La semana pasada, parecía oficial: el contenido era el rey en Netflix. La compañía nombró a Ted Sarandos, su experimentado jefe de contenidos, como co-CEO, junto al cofundador Reed Hastings. Dadas las estrechas relaciones de Sarandos con Hollywood y su historial en la estrategia de contenido original de Netflix, los especialistas concluyeron que el verdadero hogar de la compañía está en Hollywood.

Sin embargo, vale la pena señalar la otra mitad de la nueva estructura de la organización: Netflix, valorada en 217,000 millones de dólares, ascendió también al director de productos Greg Peters, al cargo de director de operaciones, informa Austin Carr en una nota de Bloomberg Tecnologics.

“Fue una señal de que el gigante del streaming, con sede en Los Gatos, California, no tiene planes de abandonar sus raíces en Silicon Valley”, dice Carr. El diseño de productos es una tarea que fácilmente se pasa por alto cuando hay un constante embudo de programas llamativos en las nuevas plataformas—desde Quibi hasta HBO Max, pasando por Disney+ y Peacock de Comcast Corp—pero esto es un factor crítico que enfrentan las plataformas de streaming

La experiencia técnica fue lo que en primer lugar hizo que Netflix despegara. La compañía fue fundada en 1997, 16 años antes de que su serie House of Cards iniciara una era de contenido original orientado a la web. Durante buena parte de ese lapso de tiempo, Netflix logró por sí mismo su reputación a través de su incomparable experiencia de usuario, desde su entrega de DVD sin contratiempos, hasta su algoritmo para recomendar videos, así como sus primeras incursiones en aplicaciones de transmisión en línea y móvil.

Y Hastings ayudó a desarrollar el “Proyecto Griffin” de Netflix, una pieza de hardware profética que podía reproducir contenidos digitales sin necesidad de una suscripción por cable (el grupo se separó y finalmente se convirtió en Roku Inc.)

Hoy en día, muchos atribuyen el éxito de Netflix a su contenido, pero podría decirse que son sus interfaces de usuario (UI, por sus siglas en inglés) las que sentaron las bases para sumar 193 millones de suscriptores. Sobre los beneficios que ofrece la compañía, Hastings destacó la tecnología que esta tiene: “cada día, trabajamos para mejorar nuestro servicio, tratando de conseguir que puedas hacer clic en el anuncio de la interfaz de usuario, ver el contenido y simplemente, confiar en el resultado”. También bromeó con Peters sobre su conocimiento de los lenguajes de programación C++ y Java.

Netflix parece haber pasado por una mala racha a cuatro meses de la pandemia. Las acciones de la compañía se derrumbaron en más del 6% el viernes 17 de julio, tras informar que el crecimiento de sus suscriptores fue mucho inferior a lo esperado. Algunos analistas señalaron la competencia de un número cada vez mayor de rivales, como Walt Disney Co., que ha retirado su biblioteca de contenidos de Netflix para fortalecer su propio servicio.

Pero la lucha no solo es por los programas. Netflix también está defendiendo una fuerte competencia técnica. La inversión masiva de Amazon.com Inc. en tecnología de reconocimiento de voz, ha ayudado a diferenciar sus servicios de Prime y Fire TV. El decodificador de Apple Inc. logró destacar por su intuitiva pantalla de inicio, mientras que su proceso de incorporación a TV+ es el más ingenioso que se ha conocido. Y los productos desarrollados para Android, como el Chromecast de Google y el Mi TV Stick de Xiaomi Corp., ofrecen una sencilla experiencia “plug-and-play”.

Entretanto, las empresas de streaming que han priorizado el contenido sobre el diseño corren el riesgo de quedarse atrás. Hulu, por ejemplo, ha luchado durante mucho tiempo con las quejas relativas a la posibilidad de descubrir contenidos. Disney+ ha sido criticada debido a que su aplicación se siente estática y vacía, a pesar de su abundante contenido original. “Y, personalmente, aunque es probable que consuma más programas televisivos de Bravo y HBO, que, de cualquier otra cadena, cada vez uso menos sus servicios de streaming debido a sus confusas interfaces” dice Carr.

En Netflix, como en cualquier producción de Hollywood, son las grandes estrellas y el novedoso contenido los que reciben la mayor parte de la atención. “No obstante, en esta temporada de premios, piensen en la posibilidad de contar con ingenieros de producto y diseñadores”, remata Austin Carr.

Tagged , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.