TECNOLOGÍA

Tecnológicas bajo presión en Hong Kong

La pérdida de compañías globales en la ciudad, podría acelerar su aislamiento del mundo

Redacción El Financiero (con información de Bloomberg)

Es muy probable que el éxodo tecnológico de Hong Kong esté recién empezando. TikTok se convirtió en la primera compañía tecnológica en retirarse del capital financiero de Asia, cuando sacó de las tiendas móviles su aplicación de videos virales. La reacción fue una respuesta a la decisión de China de promulgar nuevos y amplios poderes en Hong Kong, con el fin de tomar medidas enérgicas contra las amenazas a la seguridad nacional y controlar la Internet en ese país.

Para TikTok, sin embargo, retirarse de Hong Kong no tendrá un gran impacto en el resultado final. La ciudad representa menos del 1% de las aplicaciones instaladas a nivel mundial, según Sensor Tower, y algunos residentes ya estaban indecisos sobre la entrega de sus datos a la empresa matriz, el gigante tecnológico chino ByteDance Ltd, según analiza la periodista Shelly Banjo.

Es probable que la mayor competencia llegue más adelante, cuando empresas estadounidenses como Facebook Inc., Google de Alphabet Inc., Twitter Inc. y Microsoft Corp. se enfrenten a preguntas cada vez más difíciles respecto a cómo vigilar de cerca los datos de los usuarios en Hong Kong, dice Banjo.

Hasta ahora, la mayoría de los actores tecnológicos estadounidenses, aparentemente cegados por la ley, han dicho que pondrían temporalmente en pausa la solicitud de datos del gobierno de Hong Kong.

Un portavoz de Google dijo que, la compañía “continuaría revisando los detalles de la nueva ley”. Y uno de Twitter dijo que la compañía estaba “seriamente preocupada”.

Hasta ahora, las compañías no han podido detener sus operaciones en la ciudad, o cerrar sus extensas y coloridas oficinas. Pero es probable que Beijing y Hong Kong toquen las puertas de los gigantes tecnológicos estadounidenses, para solicitar información sobre los usuarios de su interés. Eso podría significar pedirles la ubicación GPS o la dirección IP de un manifestante, o tumbar ciertos posts. Si las compañías acceden a entregar la información, esto podría acarrear graves consecuencias para los usuarios, ya que las nuevas y radicales leyes de seguridad nacional anulan el sistema legal independiente de la ciudad.

“Y ese no es el único dolor de cabeza para la industria tecnológica de Hong Kong”, adelanta la periodista especialista en tecnología, quien asegura que la nueva ley podría también afectar el acceso no controlado de los residentes de Hong Kong a la Internet y hacer más difícil a las personas y las empresas evitar las restricciones en torno al denominado Gran Cortafuegos de China. La pérdida de más compañías tecnológicas globales en la ciudad, podría terminar acelerando su aislamiento del resto del mundo.

Eso podría estar sucediendo ya con TikTok. “En teoría, la retirada de la compañía de una ciudad que fue premiada por su acceso abierto a internet, se veía como una carta de amor a la democracia, un guiño al sentido de libertad de expresión de los políticos occidentales y una postura en contra de transferir los datos de los usuarios a Beijing. Sin embargo, en la práctica, dicha retirada serviría para bloquear otra herramienta a los manifestantes (a pesar de que la aplicación había sido acusada de censurar contenidos relacionados con las marchas prodemocráticas, lo que la empresa niega)”.

En su mayoría, los manifestantes han confiado en Facebook, WhatsApp, Telegram y Google, a la hora de organizarse. Y solo es cuestión de tiempo antes de que Beijing ponga a prueba el alcance de esas compañías. Cuando llegue ese momento, los gigantes tecnológicos estadounidenses tendrán la necesidad de conocer sus límites y contar con un plan de respuesta. Todas estas compañías han argumentado por mucho tiempo que la libertad de expresión es un derecho humano fundamental. Pronto se verán obligados a mostrar hasta dónde están dispuestos a llegar para defenderla.

Tagged , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.