VIDA Y SOCIEDAD

3 poderosas claves para una vida feliz

Extraídas de la charla TEDx de un joven de 17 años que falleció por una rara enfermedad genética

“La felicidad no es algo que le ocurre a algunos, sino algo que está al alcance de todos. Incluso durante los períodos más tumultuosos de la vida, todos tenemos el poder de hacer pequeños cambios en nuestra conducta y forma de pensar que nos puedan encaminar hacia una vida más feliz”, asegura Tom Popomaronis, investigador de liderazgo y vicepresidente de innovación en Massive Alliance.

Si estás buscando algo de inspiración que te motive a hacer esos cambios, puedes encontrarla en una conmovedora charla TEDx de 2013 (que ha sido vista casi 40 millones de veces) de Sam Berns, quien falleció a los 17 años en 2014, por complicaciones relacionadas con la progeria, un trastorno genético que provoca un rápido envejecimiento prematuro, dice Popomaronis en un artículo de su autoría publicado en CBNC Make It .

Berns comenzó su charla educando a la audiencia sobre su enfermedad. “Es bastante raro”, dijo, “y entre sus efectos están la piel tirante, la falta de aumento de peso, el retraso en el crecimiento y las enfermedades cardíacas”.

A pesar de que la progeria le impuso muchos obstáculos en su vida, Berns dijo que si hay algo que quiere que la gente sepa de él, es que vive “una vida muy feliz”.

Luego compartió sus tres claves para lograr la verdadera felicidad:

  1. Enfócate en lo que sí puedes hacer

“Acepta lo que no puedes hacer, porque hay mucho que sí puedes hacer. Berns siempre supo lo que se estaba perdiendo debido a su enfermedad, como hacer una carrera de larga distancia o el recorrido en una intensa montaña rusa.

“Pero elijo enfocarme en las actividades que puedo hacer a través de las cosas que me apasionan”, dijo, “como el scouting o la música o los cómics o cualquiera de mis equipos deportivos favoritos de Boston”.

E incluso cuando se trata de cosas que parecen realmente imposibles, hay maneras de hacerlas suceder — si estás dispuesto a hacer ajustes.

Antes de su primer año de secundaria, por ejemplo, tocar el redoblante en la banda de su escuela era un sueño que Berns “tenía que cumplir”. Pero el instrumento pesaba alrededor de 40 libras, y Berns pesaba apenas 50 libras.

Sin embargo, eso no lo detuvo. Berns y su familia trabajaron con un ingeniero para diseñar un arnés para redoblantes que fuera más ligero y fácil de llevar. Después de un trabajo continuo, hicieron un instrumento que solo pesaba 6 libras.

  1. Rodéate de gente que sume

“Me rodeo de gente con la que quiero estar”. La segunda clave de Berns destaca la importancia de mantener solo gente de “excelente calidad” en tu vida. Estas son las personas que estarán ahí para ti cuando te sientas deprimido, te animan a tener una mentalidad positiva y te aceptan como eres.

“Soy extremadamente afortunado de tener una familia increíble que siempre me ha apoyado a lo largo de mi vida. Y también soy muy afortunado de tener un grupo de amigos bastante cercano, en la escuela”, dijo. “Realmente disfrutamos de la compañía mutua, y nos ayudamos cuando es necesario. Nos identificamos por lo que somos por dentro”.

Tus amigos, familia y comunidad, dijo, son un “aspecto muy real de la vida cotidiana, y pueden causar un impacto positivo y verdaderamente significativo”.

  1. Sigue avanzando

“Siempre trato de tener algo que me ilusione, algo por lo que esforzarme para enriquecer mi vida”, dijo Berns a la audiencia.

No mirar hacia atrás fue lo que hizo que Berns superara los tiempos difíciles. “Esta postura incluye permanecer en un estado mental de pensamiento progresista”, dijo. “Me esfuerzo por no desperdiciar energía sintiéndome mal conmigo mismo, porque cuando lo hago, me quedo atascado en una paradoja donde no hay lugar para la felicidad o cualquier otra emoción”.

Para ilustrar su punto, Berns recordó una época en la que se sentía muy enfermo: “Tenía un resfriado en el pecho, estuve en el hospital por unos días, y me aislaron de todos los elementos de mi vida que me identificaban.”

Pero Berns sabía que iba a mejorar, y ansiar que llegara ese día le ayudó a seguir adelante. “A veces era preciso ser valiente, y no siempre fue fácil”, dijo. “A veces flaqueaba. Tuve días malos. Finalmente, me di cuenta de que ser valiente no se supone que sea fácil […], pero es la clave para avanzar”.

Tagged , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.