MANAGEMENT

Cometer errores es parte del negocio

Líderes de grandes empresas saben que para hacer grandes cosas hay que correr riesgos

Hay decisiones importantes en tu empresa, como lanzar un nuevo producto o crear una estrategia de marketing. “Y si estás tratando de hacer que cosas grandes sucedan, entonces probablemente estás pensando mucho en estas grandes decisiones, e intentando averiguar si vas en la dirección correcta”, resume Mark Moses, socio fundador de CEO Coaching International y autor del best-seller de Amazon “Make Big Happen”.

Los errores son inevitables si quieres maximizar tu potencial, dice Moses, quien asevera que aunque nadie quiere sentir que está cometiendo un error, en realidad hay mucho que podemos aprender de los errores y de las personas que están dispuestas a cometerlos.

Por ejemplo, expone Moses, el fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, hizo crecer la plataforma del medio de comunicación social, de la nada a un fenómeno global, sin embargo, ha tenido un montón de traspiés muy públicos a lo largo del camino.

“Solo creo que me arriesgo más, y eso significa que me equivoco en más cosas”, dijo Zuckerberg en un artículo reciente en la revista Wired. “Así que, en retrospectiva, sí, ciertamente hemos cometido un montón de errores en la estrategia, así como en la ejecución. Si no cometes errores, probablemente no estás a la altura de tu potencial, ¿cierto?. Y así es como creces.”

Probablemente has oído mucho esa filosofía de “muévete rápido y rompe cosas” en la cultura de la startup. Las compañías necesitan constantemente estar ideando nuevos productos y servicios que atraigan a sus clientes, si buscan poder competir en el mercado. No todas esas ideas funcionarán, pero “una nueva y gran idea podría estar a la vuelta de la esquina, si la empresa se mueve lo suficientemente rápido”, aconseja Moses en un artículo de Coaching International.

  1. No todas las decisiones se toman de la misma manera
    Sin embargo, para que esta filosofía de negocios tenga éxito, los responsables de la toma de decisiones deben entender que no todas se toman de la misma manera. De hecho, el fundador y CEO de Amazon, Jeff Bezos, dice que un error común para las grandes organizaciones, es pensar en la toma de decisiones como “una medida que se ajusta a todos”.

2. En su lugar, Bezos dice que divide las decisiones en dos tipos:
Las decisiones irreversibles: tienen que ser tomadas lenta y cuidadosamente después de consultar la información y los actores clave, ya que no hay vuelta atrás una vez que la decisión ha sido tomada.

Las decisiones reversibles: se pueden tomar rápidamente con solo una comprensión parcial de las consecuencias, ya que la decisión se puede revocar o cambiar más tarde, si es necesario.

No hay una fórmula clara para diferenciar una decisión de tipo 1 de una de tipo 2, por lo que resulta más difícil distinguir entre ellas de lo que se podría pensar.

Bezos escribió en una carta a sus accionistas, en 2016, que la mayoría de las decisiones caen en ese segundo bote, y advirtió frente a la tendencia de creer que en realidad están en el primero: “el resultado final de esto es la lentitud, la aversión irreflexiva al riesgo, la inexperiencia y, por consiguiente, una invención disminuida”.

Aún Bezos no ha sido capaz de descifrar el código: en su carta señaló que Amazon todavía debía averiguar cómo combatir la mentalidad de que la mayoría de las decisiones deberían tomarse usando el proceso tipo 1. Si su compañía no lo hizo: “esta mentalidad resultará ser sólo uno de los inconvenientes”.

Independientemente del tipo de decisión que sea, los líderes deben comunicarse con su equipo y establecer expectativas sobre cómo debería funcionar el proceso de toma de decisiones. El líder tendrá que transmitir si el equipo debe ir más despacio para asegurarse de que todo se planifica y se hace de la manera correcta con respecto a una determinada decisión, o si este debe moverse rápido y estar preparado para romper cosas. Estos procesos sólo son efectivos si todos en el equipo están en sintonía.

3. Se debe estar dispuesto a cometer errores
La toma de decisiones puede ser estresante, pero es importante recordar el punto de vista de Bezos de que es fácil revocar o girar la mayoría de las decisiones después de haberlas tomado. Claro que el error de cálculo puede ser desconcertante, pero es mejor volver al camino correcto después de un error, que continuar por el equivocado.

Y hablando de desconcierto, ¿recuerdas el Fire Phone de Amazon? Salió en julio de 2014, recibió críticas horribles, y Amazon lo descartó un año después. Se dieron cuenta de su error, redujeron sus pérdidas y volvieron a hacer lo que mejor saben hacer.

“Eso nos trae de vuelta al punto de Zuckerberg: ¡está bien cometer errores! No se debe caer en la confusión de sobre-estimar las consecuencias de un error, ya que la mayoría de las decisiones son, de hecho, reversibles. Si no estás dispuesto a cometer errores, entonces, puede que no estés siendo lo suficientemente agresivo, y tu compañía, como resultado, se negará a crecer”, dice Moses.

Después de eso, asegura, solo debes recordar que la clave con cualquier decisión, es aprender por qué funcionó o no, y luego tomar el rumbo correcto, en el futuro, con esa nueva información en mente.

Tagged , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.