A FONDO

Puestos laborales penden de un hilo

Covid-19 pone en jaque al empleo en LatAm

Zuleyvic Adriana Cuicas

La pandemia ha provocado la peor caída del Producto Interno Bruto (PIB) en Latinoamérica y el Caribe desde los años 50 del siglo pasado, afirma Julio César Valdés, especialista en Finanzas Internacionales, quien analizó recientemente la dinámica laboral en la región.

El desplome del PIB, asegura el profesor e investigador, también generará efectos negativos en el mercado de trabajo para el 2020. La tasa de desempleo proyecta un incremento de al menos 3.4 puntos porcentuales, pudiendo llegar a valores del 11.5%, lo que se puede traducir en más de 11.5 millones de nuevos desempleados, situación que podría empeorar si se agudiza la contracción económica.

Según cálculos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus y las medidas de confinamiento generarán para el segundo trimestre de este año, una pérdida aproximada del 10.3% de las horas de trabajo, lo que representa la pérdida de 31 millones de puestos laborales a tiempo completo (tomando como base una jornada laboral de 8 horas diarias).

Muchos hogares latinoamericanos y caribeños viven del trabajo informal como fuente fundamental de sus ingresos diarios, que unido al incremento del desempleo, generará un evidente detrimento de la calidad del empleo, llegando la tasa media de informalidad laboral a un 54% aproximadamente, según estimaciones de la OIT.

La mayoría de estos trabajadores no cuentan con acceso a servicios de salud de calidad y, debido a las particularidades de su trabajo, el riesgo al contagio es mayor. De igual forma, sus ingresos son habitualmente bajos, por lo que disponen de una capacidad de ahorro bastante restringida para hacerle frente a los extensos períodos de inactividad laboral. Tampoco disponen de fuentes alternas de ingresos, y menos aún, de los seguros de desempleo, que de manera general se aplican al trabajo formal.

“Estos elementos tendrán efectos negativos en el comportamiento y la dinámica de la pobreza y la desigualdad, alejando a la región, cada vez más, de alcanzar los compromisos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, apunta el especialista.

Aumento de la pobreza


La CEPAL calcula que para el año 2020 la tasa de pobreza aumentará hasta un 4.4% y la pobreza extrema se incrementará en 2.6% con respecto a 2019. Esto evidencia que la pobreza llegará al 34.7% de la población latinoamericana, cifra que representa a 214.7 millones de personas. Mientras que la pobreza extrema alcanzará al 13%, es decir, a 83.4 millones de personas.


El incremento acelerado de estos indicadores generará una gran divergencia entre los países latinoamericanos y caribeños, creando incrementos del índice de Gini de entre el 0.5% y el 6%, afirma Julio César Valdés.

En diversos países de la región el desarrollo del trabajo en espacios públicos es elevado, por lo que la posibilidad de que existan las condiciones higiénicas – sanitarias es muy limitada; por ello, se hace necesario que se adopten programas de formación y educación en los diferentes componentes de seguridad y salud para todas aquellas personas que necesariamente forman parte del mundo laboral, y de esta manera hacerle frente al rebrote del virus.

“La urgencia de una mayor inclusión en aquellos elementos de la seguridad y la salud debe convertirse en la base para el gradual retorno a la actividad laboral, sin perder de vista que el distanciamiento físico es una medida adoptada para disminuir la transmisión, con el adecuado cuidado en los desplazamientos desde y hacia los puestos de trabajo” señala.

La actual crisis ha puesto de manifiesto que los retos estructurales del mundo laboral deben ser resueltos; en este contexto, el intercambio y el diálogo social entre los gobiernos, empleadores y empleados jugarán un papel determinante para lograr el adecuado consenso y llegar a la adopción de políticas que se apliquen de inmediato, pero de manera eficiente.

“La dinámica del mercado de trabajo debe estar encaminada a la implementación de políticas, logrando que los países latinoamericanos y caribeños protejan tanto el empleo formal como el informal, precautelar los ingresos y preservar al sector productivo”, afirma el experto, quien recomienda continuar el análisis para la reanimación del sector productivo en el escenario posterior a la pandemia.

Ejecutivos de Panamá preocupados por el desempleo

La Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (APEDE) manifestó su preocupación por la agudización de las proyecciones de desempleo de Panamá, con estimaciones por encima del 20%.

“Enfrentamos una fuerte pérdida de empleos formales consecuencia de la caída de la demanda y el consumo. De no tomarse acciones inmediatas, antes de que termine el 2020, estaríamos ante un inminente descalabro económico, con la pérdida de entre 250 mil y 300 mil empleos. De estos, entre 125 mil y 150 mil serían formales, particularmente de las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYME) en sectores de Comercio, Industria, Logística, Hoteles/Restaurantes y Servicios Financieros”, dice la asociación en un comunicado.

Estos sectores, en los que se registra la mayor afectación en este momento, generan el 59% de todos los empleos del sector privado (formales e informales) y aportaron 3 de cada 5 nuevos empleos generados en los últimos 5 años.

Adicionalmente, 35% de los empleos en riesgo son ocupados por jóvenes menores de 30 años, que antes del COVID-19 ya enfrentaban la tasa de desempleo más alta en los últimos 14 años.

Como gremio también proponen, para lograr una reactivación segura y efectiva, se analice de forma inmediata aspectos relevantes del proceso de reapertura y ponen sobre la mesa la apertura integral por regiones. “El esquema de reapertura por bloques no permite una reactivación efectiva, ya que muchas empresas a las que se les ha permitido abrir dependen de la demanda que se generará con la activación de otros bloques, impidiendo la reincorporación esperada de trabajadores”, dice el gremio.

Tagged , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.