VIDA Y SOCIEDAD

Bienestar emocional: cuestión de detalles

Pequeños cambios de ambiente o de rutina pueden mejorar tu estado de ánimo

Un nuevo estudio sugiere que un pequeño cambio de ambiente o de rutina puede mejorar tu estado de ánimo. Investigadores de la Universidad de Nueva York y de la Universidad de Miami descubrieron que, tener a diario nuevas y diversas experiencias está vinculado a emociones positivas y a una mayor felicidad. Y la buena noticia es que hay maneras de obtener estos beneficios en forma segura, al tiempo que se cumple con el distanciamiento social.

Algo tan simple como variar nuestras rutinas diarias puede ser suficiente para aumentar nuestra sensación de bienestar, dice Catherine Hartley, autora del estudio y profesora adjunta de psicología y neurociencia en la Universidad de Nueva York, en una nota de a CNBC Make It.

Probar un nuevo entrenamiento, llamar a un amigo diferente por Zoom, ver un programa que nunca has visto o cambiar la ruta de caminata en tu vecindario, son algunas actividades que podrían hacerte sentir más feliz.

Si quieres un verdadero cambio de ambiente, hay formas seguras de hacerlo, desde una caminata al aire libre, hasta, en donde es permitido, unas vacaciones en una casa rodante o una experiencia en un resort donde se conserve la distancia social. Solo toma en cuenta las restricciones en el área a la que estás planeando viajar.

Por muy simple que sea el cambio, hay una razón neurológica por la que el cambio nos hace felices. El hipocampo, que es una parte del cerebro relacionada con la navegación espacial y la formación de la memoria, “también es sensible a lo novedoso de los ambientes espaciales”, dice Hartley. Otra parte del cerebro, llamada cuerpo estriado, nos ayuda a evaluar nuestro entorno y los procesos motivados por recompensa.

La actividad en estas áreas del cerebro tiende a estar más sincronizada en las personas que exploran cosas nuevas a diario, e influye con más fuerza en su estado de ánimo, dice Hartley.


Así que “a pesar de que nuestra capacidad para movernos físicamente esté limitada debido al distanciamiento físico, todavía tenemos la posibilidad de crear diversidad en las experiencias que están bajo nuestro control”, dice Aaron Heller, psicólogo clínico y neurocientífico afectivo de la Universidad de Miami, coautor del estudio.

“Mientras que nuestro estudio examinó los beneficios asociados a las experiencias novedosas conectadas con los lugares físicos, nuestro trabajo sugiere que exponerse a vistas, sonidos y experiencias que no se han tenido recientemente podría ser igualmente compensatorio”, dice. Cualquier cambio, desde redecorar tu habitación hasta descargar un podcast fuera de tu habitual lista, es válido.

Para el estudio, los investigadores dieron seguimiento a 132 personas entre 18 y 31 años de edad, en las ciudades de Nueva York y Miami, durante tres o cuatro meses. Los participantes recibían un mensaje cuando cambiaban de lugar, en el que se les pedía que anotaran su estado de ánimo y sus emociones.

Quienes visitaron más lugares a lo largo del día, informaron de experimentar sentimientos más positivos, como el estar “feliz”, “entusiasmado”, “enérgico”, “relajado” y “atento”.


Tagged , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.