ECONOMÍA

Stablecoins: ¿el próximo boom?

La tecnología blockchain podría mejorar la eficiencia y
el alcance del comercio electrónico

Los servicios de pago digital, impulsados por la tecnología blockchain, podrían ser la próxima gran agitación en el crecimiento global del comercio electrónico. Sin embargo, para que esto se cumpla, cuatro condiciones deben alinearse: tecnología adecuada, demanda de los consumidores, campeones corporativos y un entorno regulatorio propicio, asegura un artículo de Harvard Business Review.

Marco Di Maggio, profesor asociado de la Harvard Business School en Boston y Nicholas Platias, jefe de investigación en Terra, una moneda virtual, exponen que si bien es cierto que la blockchain ha encontrado un lugar en nichos como las cadenas de suministro y los identificadores digitales, problemas como la volatilidad de los precios y la necesidad de cumplir con el marco normativo existente han impedido la adopción de la moneda como corriente principal.

Pero ahora, una categoría prometedora de criptomonedas conocida como “monedas estables” (stablecoins) parece estar preparada para tener éxito donde sus predecesores fallaron. Con una posición única para actuar como medio de intercambio en el comercio electrónico, las stablecoins mejorarán tanto la eficiencia como el alcance del comercio electrónico.

Encontrar la aplicación correcta

Como su nombre indica, las monedas estables se distinguen de sus hermanas las criptomonedas, que son más populares pero altamente volátiles, como Bitcoin, gracias a su enfoque en la estabilidad de precios.

En la lucha por la estabilidad desde el principio, las stablecoins han adoptado una variedad de enfoques para resolver este problema de volatilidad de precios.

El intento de mayor perfil hasta ahora — y el más controvertido — ha sido el nuevo proyecto de criptomoneda de Facebook, Libra, que se suponía estaba vinculado a una canasta de valores gubernamentales a corto plazo y depósitos bancarios en monedas históricamente estables, como dólares estadounidenses y euros.

La resistencia de los reguladores y las instituciones financieras tradicionales ha inducido a Facebook a retirarse de su visión original de una moneda global que competiría con las autoridades monetarias. Aunque todavía hay mucha incertidumbre en torno al proyecto, podría parecerse más a una plataforma para enviar dólares a través de Facebook.

Una opción real

Terra es una nueva stablecoin que ha sido adoptada por varios comerciantes en línea a lo largo del sudeste asiático. Es poco conocida fuera de Asia, pero es un ejemplo de cómo las stablecoins realmente funcionan: es una moneda blockchain con un valor confiable que la gente normal realmente usa, explican Di Maggio y Platias.

Esta emplea una forma de política monetaria automatizada para mantener su precio estable, restringiendo la oferta cuando los precios son demasiado bajos y expandiéndola cuando los precios son demasiado altos. Esto se logra usando una segunda criptomoneda, Luna, que actúa como un instrumento de política monetaria y gana comisiones de transacción como una forma de recompensa.

Y mientras que las críticas a Libra se han centrado principalmente en cómo su mecanismo de gobierno está controlado por unas pocas grandes corporaciones — la Asociación Libra, con sede en Suiza — la política de Terra está codificada directamente en su cadena de bloques y, por lo tanto, es transparente e impermeable a la interferencia humana.

“La estabilidad y transparencia de Terra son importantes porque aprovechan el potencial de blockchain en una forma que es útil para la gente cotidiana. Esto, a su vez, lo prepara para desafiar las tecnologías existentes. En el caso de Terra, eso significa aceptar tarjetas de crédito”, dicen ambos.

Mejor que una tarjeta de crédito

Entusiastas a menudo apuntan al potencial de las criptomonedas para aumentar tanto la eficiencia como el alcance del comercio electrónico. El sistema financiero existente, aunque ciertamente funcional, tiene ineficiencias, como su dependencia de los intermediarios, que a menudo vienen en forma de proveedores de tarjetas de crédito que cobran hasta 3% por transacción.

En cambio, la blockchain permite que los pagos se produzcan directamente entre compradores y vendedores, eludiendo el sistema existente y reduciendo los costos tanto para comerciantes como para consumidores.

También permite la automatización del proceso de verificación de transacciones, donde la mayoría de los bancos hoy en día todavía gastan recursos significativos en costosa verificación manual. De hecho, Santander InnoVentures ha estimado que “las tecnologías blockchain podrían reducir los costos de infraestructura de los bancos en $15-20 mil millones al año para 2022”. Estas ventajas aportarán tiempos de liquidación más rápidos y transacciones internacionales más baratas.

Estas características podrían ser la ventaja que impulse a las stablecoins como opción de preferencia financiera. “Para entender los efectos que podrían tener en el ecosistema del comercio electrónico, podemos usar datos de Terra, que ha experimentado un crecimiento explosivo desde su lanzamiento en junio de 2019, creciendo a un 35% mes tras mes”.

Ahora cuenta con más de 1 millón de usuarios, que con frecuencia la utilizan para compras en línea que van desde comestibles hasta reservas de hoteles. Debido a la facilidad de incorporación y las tarifas más bajas, los comerciantes han sido los primeros en promocionar Terra por encima de las opciones de pago alternativas, por ejemplo, las tarjetas de crédito, facilitando así su rápida adopción.

El crecimiento de Terra ha sido impulsado por una reducción significativa en la adopción de otros sistemas de pago, incluyendo tarjetas de crédito. Esto sugiere cómo podría verse el comercio electrónico 2.0 en el mundo occidental también.

Evolución del sistema financiero

Sí, las stablecoins se van a convertir en la opción de pago principal, sin embargo, necesitan campeones corporativos, así como forasteros innovadores, y están empezando a ganar seguidores influyentes. La debacle de Facebook al lanzar Libra ha sido fundamental para llamar la atención sobre esta oportunidad y ha acelerado desarrollos similares en otros lugares. Instituciones financieras, incluida JP Morgan, han reconocido la necesidad de una moneda digital para los pagos. Jack Dorsey Square ha ganado recientemente una patente para una red que permite a los consumidores pagar con criptomonedas y a los comerciantes recibir el valor completo en dólares estadounidenses, eliminando cualquier preocupación sobre la volatilidad criptográfica. Finalmente, todo el ecosistema financiero está evolucionando.

Tagged , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.