EMPRESAS

Talco polémico

Johnson & Johnson retira del mercado su famoso Baby Powder

Redacción El Financiero (con información de Reuters)

Johnson & Johnson dejará de vender su talco Baby Powder en los Estados Unidos y Canadá. “La demanda del producto había caído, a raíz de una campaña de desinformación sobre la seguridad del talco”, asegura la compañía que enfrenta un aluvión de desafíos legales.

Actualmente la empresa enfrenta más de 19,000 demandas de los consumidores y sus sobrevivientes que alegan que el talco en cuestión les causó cáncer debido a la contaminación del producto con asbesto, un conocido carcinógeno. Muchos casos están pendientes ante un juez de distrito en Nueva Jersey, EE.UU.


“Desearía que mi madre pudiera estar aquí para ver este día”, dijo Crystal Deckard, cuya madre Darlene Coker aseguró que Baby Powder le causó mesotelioma. Ella abandonó la demanda presentada en 1999 después de perder su lucha para obligar a J&J a divulgar registros internos. Coker murió de cáncer en 2009.

En su declaración, J&J dijo que “sigue confiando firmemente en la seguridad de Johnson’s Baby Powder a base de talco”, citando “décadas de estudios científicos”.

Sin embargo, la empresa se ha enfrentado a un intenso escrutinio de la seguridad de su talco para bebés después de un informe de investigación que Reuters hizo en 2018, el cual descubrió que la compañía sabía durante décadas que el asbesto acechaba en su talco.


Los registros internos de la compañía, los testimonios de los juicios y otras pruebas muestran que desde al menos 1971 hasta principios de la década de 2000, el talco crudo y los polvos terminados de la compañía a veces dieron positivo en pruebas para pequeñas cantidades de asbesto.

El artículo de Reuters provocó una venta masiva de acciones que borró alrededor de $40 mil millones del valor de mercado de J&J en un día y creó una crisis de relaciones públicas cuando el conglomerado de atención médica se enfrentó a preguntas generalizadas sobre los posibles efectos en la salud de uno de sus productos más conocidos.

J&J también ha sido blanco de una investigación federal sobre cuán franca ha sido sobre la seguridad de sus productos a base de talco. Una investigación realizada por 41 estados sobre sus ventas de talco para bebés y una investigación sobre los riesgos para la salud del asbesto en productos de consumo que contienen talco, hecha por un subcomité del Congreso revelaron que la empresa no ha ocultado información.

El representante de los Estados Unidos, Raja Krishnamoorthi, quien dirigió la investigación del Congreso, describió la decisión de J&J de dejar de vender talco en polvo para bebés como “una gran victoria para la salud pública”.

“La investigación hecha durante 14 meses por mi subcomité reveló que Johnson & Johnson sabía durante décadas que su producto contiene asbesto”, dijo.

En respuesta a la evidencia de contaminación por asbesto presentada en los informes de los medios, en la sala del tribunal y en Capitol Hill, J&J ha dicho repetidamente que sus productos de talco son seguros y no causan cáncer.

La compañía dijo el martes de la semana pasada que su decisión de descontinuar Baby Powder a base de talco en América del Norte no estaba relacionada con ninguna de esas investigaciones. La empresa asegura que la crisis de la COVID-19 llevó a límites muy bajos las compras y la fabricación del producto, y que ahora reduciría las ventas de éste en América del Norte.

“La demanda de Johnson’s Baby Powder en América del Norte ha disminuido debido en gran parte a los cambios en los hábitos de los consumidores y por la información errónea sobre la seguridad del producto, acompañada de un aluvión constante de publicidad de litigios”, dijo en un comunicado la empresa.

Vendida continuamente desde 1894, Johnson’s Baby Powder ahora representa solo alrededor del 0.5% de su negocio de salud para el consumidor de EE. UU., dijo la compañía. Pero sigue siendo un símbolo de la imagen familiar de la empresa.

Una presentación interna de marketing de J&J -hecha en 1999- se refiere a la división de productos para bebés, con Baby Powder como núcleo, como el “Activo # 1” de J&J, basado en una “confianza personal y profunda” y un memorando interno de 2003 lo describió como una “vaca sagrada,informó Reuters.

Christie Nordhielm, profesora de marketing en Georgetown, dijo que parece que J&J tomó la decisión de retirar el producto del mercado mientras los consumidores están preocupados por la pandemia. “Es un buen momento para hacerlo en silencio”, dijo, y agregó que esa determinación “minimizará el golpe de reputación”.

Más demandas
Además de la controversia sobre los polvos para bebés, la compañía, una de las marcas más confiables en Estados Unidos, se ha enfrentado recientemente a una serie de desafíos legales y de reputación.

J&J ha dicho que ha sido nombrado como acusado, junto con otros fabricantes de medicamentos, en más de 2,900 demandas alegando que las compañías promovieron indebidamente opioides adictivos.

En agosto, un juez de Oklahoma emitió el primer veredicto en ese litigio, ordenando a J&J que pague $ 572.1 millones al Estado por su participación en alimentar una epidemia de opioides al comercializar engañosamente analgésicos adictivos.

J&J está apelando el fallo del juez de Oklahoma y ha negado que haya causado la crisis de los opioides.

Tagged , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.