ECONOMÍA

Panamá prepara nueva normalidad

Gobierno autorizó a ferreterías a vender productos en línea y derogó la Ley Seca

Panamá debe prepararse para una “nueva normalidad” post COVID-19, declaró la ministra de Salud Rosario Turner, quien a través de un comunicado dijo que el distanciamiento físico será la norma habitual en nuestro diario vivir, y que en las empresas y lugares de trabajo no podrán faltar los dispositivos de gel a base de alcohol, el uso de mascarillas, la toma de temperatura, el teletrabajo, y la trazabilidad de los afectados de este mortal virus.

Esa nueva normalidad implica algunas flexibilizaciones de las medidas contra la COVID-19. Una de ellas es la autorización, por parte del Ministerio de Salud (MINSA), a las ferreterías del país a ofrecer sus artículos a través de ventas en línea. Esta disposición es una respuesta oportuna a las exigencias del Sindicato de Industriales de Panamá, que urgió al gobierno a reabrir actividad económica y a derogar la Ley Seca.

El sindicato propuso hace un par de semanas la reactivación escalonada de los sectores construcción, ferreterías, metalmecánica y manufacturas diversas, y dijo que estos sectores cuentan con su protocolo sanitario, establecido y aprobado.

Sin embargo, el MINSA desarrolló una guía sanitaria para las ventas en línea que por el momento solo están autorizadas para las ferreterías. Los productos que vendan serán despachados a domicilio, pero evitando el contacto físico con el cliente.

Los locales autorizados para vender sus productos en línea deberán cumplir con las regulaciones dispuestas por el ministerio, que ha reforzado los mecanismos de certificación y validación de las empresas de acuerdo con las normativas para la reapertura en tiempos de COVID-19.

“En esta fase no se incluye la venta y distribución de materiales de construcción o aquellas mercancías que requieran la movilización de mucho personal”, aclara Turner, a través de un comunicado publicado en la página web del MINSA.

Ley seca derogada

36 millones adicionalesEl Gobierno de Panamá también levantó la Ley Seca establecida desde el pasado 24 de marzo, que regula la venta controlada y el consumo de bebidas alcohólicas, sin embargo, algunos alcaldes del país mantendrán la prohibición tomada como parte de las medidas de contención de la pandemia del nuevo coronavirus.

Mediante el decreto 612, se autoriza la distribución venta y consumo de bebidas alcohólicas en todo el territorio nacional bajo los siguientes y parámetros y restricciones: la venta sólo podrá realizarse en los establecimientos comerciales que cuenten con la debida autorización para el expendio de este tipo de productos, informa una nota del Ministerio de la Presidencia de Panamá.

El decreto establece que queda prohibido el uso del bono solidario o cualquier otro tipo de subsidio otorgado por el Estado para la compra de bebidas alcohólicas.

Solo se permitirá la venta al detal y envase cerrado para el consumo personal y domiciliario, dentro del marco de las restricciones de movilidad vigentes.

El decreto establece que solo se podrá vender o despachar por persona seis unidades de cerveza, o una botella de vino o una botella de licor de cualquier tipo. A los restaurantes que ofrezcan servicio a domicilio, solo se les permitirá una unidad por pedido.

Además, se prohíbe la distribución, venta y consumo en las comunidades, regiones o provincias que a la fecha de entrada en vigencia del decreto estén bajo cerco sanitario y las que en el futuro entren en esta condición.

El Ministerio de Salud (MINSA) ha recalcado que se mantiene la prohibición de todo tipo de reuniones; y especialmente el consumo de licor en la vía pública, en cualquier punto de la República de Panamá.

36 millones adicionales

El sistema de salud se verá reforzado con la asignación de un presupuesto adicional de 36 millones de dólares para la adquisición de insumos, equipos de protección personal y contratación de recurso humano, que permita adquirir nuevas competencias en materia de vigilancia epidemiológica y conducción del sistema de atención de pacientes con COVID-19.

Rosario Turner también manifestó que el Ministerio de Salud realizó inspecciones en varios comercios de todo el país, donde nuevamente se observaron las largas filas de personas que no guardaban el distanciamiento físico requerido para evitar el contagio de COVID-19, además de otras debilidades como el uso incorrecto de mascarillas y la falta de gel alcoholado. “Todas las empresas que están funcionando bajo el Decreto 507 deberán iniciar los procesos de certificación de las normas COVID, que deberán gestionar en cada dirección regional del MINSA, donde se iniciará el proceso de validación, el cual culminará con la certificación emitida por la Dirección General de Salud”.

Estas disposiciones, según explicó la ministra, incluyen aspectos como el distanciamiento físico, uso de mascarillas, lavado de manos con agua y jabón y disposición de gel antibacterial, entre otras establecidas por el MINSA.

Tagged , , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.