A FONDO

Turismo interno como alivio

ATP y empresarios evalúan planes para reactivar la industria del turismo en Panamá

Zuleyvic Adriana Cuicas

La mayoría de los ciudadanos del mundo tiene sus expectativas puestas en la llegada del “Día Después”; ése que marcará el final de la crisis provocada por la COVID-19 y que abrirá paso a la reactivación económica de diferentes industrias. En Panamá se escucha la voz de Iván Eskildsen, administrador general de la Autoridad Única del Turismo (ATP) quien confía en que la recuperación del sector se hará por etapas.

Cada año, 2.4 millones de extranjeros disfrutan de la belleza y la hospitalidad de Panamá. 1.7 millones de estos turistas ingresaban al país por avión y 0.7 con su mochila al hombro, según datos de la ATP, que reconoce la necesidad de mejorar la recopilación de cifras que alimenten las estadísticas del turismo interno.

Justamente, se pronostica que el turismo interno se active antes que el internacional, no solo por la suspensión de los vuelos internacionales sino también porque los viajeros se tomarán un tiempo en recobrar la confianza para tomar de nuevo sus maletas y conocer un mundo que les parecerá más seguro si, y solo si, ya existe algún mecanismo o tratamiento que ayude a controlar o prevenir la COVID-19.

En este punto está de acuerdo no solo Iván Eskildsen, sino también Juan Vasconez, el socio fundador de Xplore, una empresa que ofrece servicios turísticos a exclusivos grupos de latinos y extranjeros en Panamá. Ambos también están seguros de que los viajeros que primero se animarán serán los jóvenes, y ese es el público al que hay que cautivar con ofertas que se adapten tanto a sus gustos como a sus presupuestos.

Eskildsen asegura que de acuerdo a diferentes proyecciones internacionales, las cuales aplican bastante bien a Panamá, entre julio y agosto, “dependiendo de cómo se desarrolle la situación de la pandemia”, el panameño podría estar viajando. Vasconez confiesa que es muy difícil tener certeza de cuándo pasará esta etapa tan crítica para el sector.

De momento, la ATP se esfuerza junto a miembros de la Cámara Nacional de Turismo (CAMTUR) tales como la Asociación de Pequeños Hoteles (HOPPAN), la Red Nacional de Cámaras de Turismo y la Asociación Panameña de Operadores de Turismo (APOTUR), además de varios presidentes de gremios de la industria y prestadores de servicio para delinear estrategias que ayuden al sector a navegar esta crisis y a prepararse para cuando se reactive la actividad económica.

Ya está conformada una Alianza Pro-Recuperación del Sector Turismo que, por medio de mesas de trabajo, recoge propuestas que son presentadas al Ministerio de Economía y Finanzas. “Las mesas de trabajo desarrollarán un plan que permita unir esfuerzos entre el sector público y el sector privado para incentivar al turista nacional a que vuelva a tomar contacto con nuestra naturaleza y nuestra cultura”, indica Eskildsen, siguiendo el espíritu de la campaña #LaTierraQueNosEligió, que recientemente logró reconocimiento “entre las 13 Campañas Brillantes de Turismo”, por The National.

Ahora, la mesa económica del gobierno está evaluando propuestas, y también revisa la posibilidad de que algunas empresas de turismo accedan al financiamiento que Panamá recibió de parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Son 300 millones de dólares, de los cuales, según declaró el administrador de la ATP, 150 van dirigidos a la oxigenación de empresas agropecuarias y 150 a pequeñas y medianas empresas (Pymes); de ahí podría beneficiarse el sector turismo.

“El tema de financiamiento no depende de nosotros, pues los recursos del Estado están muy limitados”, se sincera Eskildsen, quien informa que el sector turístico de Panamá genera 40 mil empleos directos y 100 mil indirectos. Por otro lado reconoce que aún es necesario desarrollar esfuerzos por medir y entender las dinámicas del turismo interno en el país, con el fin de promoverlo de forma eficiente en las primeras fases de recuperación.

Sin embargo, entiende como una prioridad de la ATP entregar incentivos para reavivar este turismo. “Hemos escuchado diversas ideas de apoyo financiero como préstamos blandos, promoción y otros alivios para un sector que está muy golpeado”.

La tarea de reinventarse

Para Juan Vasconez la manera de hacer turismo cambió y es momento de reinventarse, incluso de empezar desde cero, como probablemente le ocurrirá a Xplore, una empresa famosa por compartir “el Panamá menos conocido”, a través de excursiones curadas a través del Río Chagres, La bahía de Portobelo, El Fuerte San Lorenzo entre otros destinos.

Xplore, fundada en 2015, ofrece paquetes 5 estrellas. Su oferta atrae, en su mayoría, a adultos mayores que buscan conocer Panamá, que es justamente la población más afectada por la pandemia mundial.

Quizás por eso, Vasconez cree que este año ya está perdido, y que, cuando se reanude la actividad económica, la empresa que recientemente se unió a Traveller Made, un network de viajes de lujo con domicilio en Suiza, deberá tomarse un tiempo para reconfigurarse.

Este tiempo de “reinvención”, por llamarlo de alguna manera, servirá para que las empresas ajusten las medidas de bioseguridad que la realidad post COVID-19 exigirá y para hacer cuenta de los proveedores que les servían anteriormente, porque es probable que no todos sobrevivan.

El cambio que requiere la industria también implicará que empresas como Xplore modifiquen su estrategia, su manera de promocionarse y de atraer a un nuevo público que vendrá con más exigencias, sobre todo en el aspecto sanitario.

Vasconez sugiere que nadie puede saber con certeza cómo se va a desarrollar el plan de recuperación económica que tomará el mundo y qué cambios traerá.

Tampoco es partidario del “turismo digital”, ese que países como Egipto buscan promover a través de visitas guiadas por internet a través de las pirámides; para él eso no es turismo, porque no es lo mismo leer un reportaje o ver un vídeo de un paraje, que estar ahí en el sitio para vivirlo con todos sus olores, sabores y particularidades.

A ese turismo es el que apunta Xplore que, ahora, como una oruga en su capullo, está en un proceso de metamorfosis que lo preparará para volar en un mundo post pandemia.

Plan maestro de Turismo

LA ATP continúa trabajando en la actualización del plan maestro de turismo sostenible de Panamá, “el último que tenía el país lo desarrolló Rubén Blades en 2008. El trabajo que venía haciendo el organismo público será ajustado a la nueva realidad” aseguró Eskildsen.

Tagged , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.