MANAGEMENT

Saber desconectarse

La clave para sortear el estrés

Para algunos, trabajar desde la comodidad de su casa puede parecer una fuente de relajación, para otros puede generar presión y estrés adicional.

En un escenario de trabajo remoto, los empleados a menudo son instados a mantenerse conectados al correo electrónico y mensajería con el fin de sostener una comunicación rápida y efectiva, sugiere una nota de CEO Magazine, en la que se menciona una encuesta realizada en 2016 por The Myers-Briggs Company en la que se encontró que el 31% de los trabajadores reportaron que su empleador o cliente esperaba que ellos revisen correos electrónicos fuera de las horas de trabajo.

Esto no es ajeno al momento que vivimos y a muchas personas les resulta difícil desconectarse de su trabajo y pueden terminar trabajando más horas de las habituales. “En el clima actual, las líneas entre el trabajo y el ocio son cada vez más difusas y esto, combinado con la sensación de aislamiento causada por la limitada interacción que conlleva el distanciamiento social, puede llevar a niveles de estrés excesivamente elevados”, comenta John Hackston, jefe de Liderazgo del Pensamiento de The Myers-Briggs Company.

“Investigaciones recientes de Deloitte han demostrado que hasta la mitad de los trabajadores han afirmado estar de vacaciones cuando en realidad están usando el permiso para ponerse al día en el trabajo. Esta práctica, conocida como “leaveism”, es un reflejo de los niveles de estrés en los que se encuentran muchos empleados y el problema también puede agravarse aún más por las organizaciones que dejan cesantes a algunos empleados o reducen las horas de trabajo formal como una forma de hacer frente a la situación financiera.

“Los gerentes deben actuar para combatir este estrés durante la crisis del COVID-19”, dice el artículo. “Por ejemplo, quienes les gusta vivir su vida de una manera fluida y emergente, pueden en realidad sentirse energizados por la confusión entre el trabajo y la vida familiar”, mientras que las personas con una preferencia de “discernimiento” – que prefieren vivir una vida más organizada y estructurada – a menudo sentirán la necesidad de mantener el trabajo y el hogar separados el uno del otro. Para estas personas es realmente importante establecer una rutina a fin de manejar los niveles de estrés.

“Tal vez el consejo más importante, sin duda, es que los líderes reconozcan que el trabajo a distancia afectará de forma diferente a cada miembro del personal, incluidos ellos mismos”, advierte.

Es vital que los gerentes reconozcan sus propios estilos de trabajo para no imponer sus patrones de preferencia a los empleados. Si los empleados comprenden cómo trabajan al máximo de su capacidad, estarán mejor equipados para hacer frente al trabajo a distancia. “Al comprender qué estrategias funcionan para ellos, cómo pueden desconectarse mejor, evitar la sobrecarga de información, establecer límites y encontrar una forma de equilibrio entre el trabajo y la vida privada, que les convenga, pueden reducir sus niveles de estrés, lo que a su vez ayudará a contrarrestar un resurgimiento del mismo durante este difícil momento”.

Tagged , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.