ECONOMÍA

Sp500 en plena campaña de resultados

Carlos Martinez Perna / Analista Técnico

En la semana que acabamos de terminar, el mercado americano continúa con la campaña de publicación de resultados trimestrales de sus compañías; como bien sabemos esto restringe la recompra de acciones propias, y es un factor que suele contener un poco el avance en la cotización del índice. Cerramos la semana con una baja de 1.32% en el SP500 sobre los 2836.75 puntos, sin embargo, esto no es una mala noticia si vemos que a principios de la semana comenzamos bajando fuertemente y ha sido a partir del miércoles cuando se ha dado el tirón alcista de recuperación.

Los resultados trimestrales, como era de esperarse, han estado por debajo del promedio, si hablamos del SP500. Lo que suele suceder la mayoría de las veces es que el 70% de las compañías están en línea o mejor de lo esperado. En el gráfico podemos ver un estudio llevado a cabo por FactSet, donde muestran los diferentes sectores que componen el índice y cómo van sus resultados hasta el momento. Debemos tener en cuenta que aún faltan por publicar los pesos pesados del mercado, compañías como Apple y Amazon tienen pautada su publicación la semana del 27 de abril.

En general, continuamos en un rebote profundo y positivo para la situación general que estamos viviendo, podemos incluso pensar que nos hemos descorrelacionado de la macroeconomía actual, pero mientras esto siga así ¡bienvenido sea!. Solo queda comentar que debemos continuar con prudencia, técnicamente no está confirmada una vuelta de mercado y debemos estar muy atentos a lo movimientos diarios que haga la cotización.

El petróleo sigue dando mucho de qué hablar en todos los titulares a nivel mundial, con las cotizaciones de los contratos de futuros en niveles no vistos en muchos años, incluso la semana pasada vivimos un fenómeno que se vio por primera vez en la historia, cuando el WTI llegó a cotizar en negativo: ¡Aunque le parezca extraño, así fue! Las cotizaciones del barril llegaron a estar por debajo de cero dólares. De forma sencilla, esto significa que si usted adquiría un contrato de WTI le pagaban por obtenerlo, ¡insólito!. En términos prácticos, esto sucede porque no hay dónde almacenar el petróleo físico. La demanda actual es tan baja que los productores ya no tienen donde depositar el crudo. Se calcula que la demanda se ha reducido entre 20 y 30 millones de barriles por día. La parte positiva de todo esto es que con un petróleo tan barato, una vez que se reactive la actividad industrial, los costos de producción iniciarán bastante reducidos permitiendo un aumento gradual del consumo, lo que sería beneficioso para la tan esperada recuperación. ¡Feliz semana!

Tagged , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.