GOBIERNO

El Metro de Panamá instaló cámaras térmicas

Las cámaras cuentan con sensores infrarrojos para detectar temperaturas corporales

Redacción El Financiero con información de EFE

El Metro de Panamá instaló cámaras térmicas para medir la temperatura a los pasajeros en una de sus principales estaciones y prohíbe el acceso a las instalaciones a aquellas personas con fiebre, como medida para evitar posibles contagios de COVID-19.

“Instalamos cámaras termográficas con infrarrojos que tienen la capacidad de medir la temperatura corporal de los usuarios” para detectar a quienes presenten síntomas probables de COVID-19, explicó el director de Metro Panamá, Héctor Ortega.

Las cámaras cuentan con sensores infrarrojos para detectar la temperatura corporal de cada usuario antes de pasar a las vías de la estación 5 de Mayo, que sirve a una de las zonas céntricas más concurridas de Ciudad de Panamá.

Antes del área de validación de pasaje (torniquetes) hay dos cámaras térmicas que emiten una imagen a una gran pantalla, en la que un grupo de trabajadores revisa qué personas pueden tener fiebre (38 grados Celsius o más).

En el caso que la cámara detecte una alta temperatura, se desarrolla un protocolo con el Ministerio de Salud (Minsa) y la Policía Nacional para someter al pasajero a una segunda prueba de tamizaje realizada por funcionarios de Metro Panamá, explicó Ortega.

Si se comprueba que el pasajero presenta fiebre se le prohibirá el acceso a las instalaciones y se activará un protocolo “con los estamentos de salud para su atención y así evitar el contagio a lo interno de los trenes y estaciones”.

Dichas cámaras solo están funcionando en una estación de Metro Panamá, pero se espera instalar en las terminales de mayor movimiento.

Metro de Panamá mantiene medidas sanitarias para evitar el contagio, como la desinfección de vagones o la recomendación de mascarillas para hacer uso de las instalaciones.

Panamá es el único país de Centroamérica con sistema de Metro y tiene dos líneas: la Línea 1, inaugurada en abril de 2014 y la Línea 2, inaugurada en abril de 2019, ambas construidas por el consorcio formado por Odebrecht y FCC a un costo global de 4,300 millones de dólares.

La terminal tiene un túnel de desinfección

Un túnel de desinfección fue instalado en el acceso de la principal terminal de transporte terrestre de pasajeros de Panamá, que rocía con dióxido de cloro rebajado a los usuarios para intentar frenar la propagación de la COVID-19 en el país.

“Hemos instalado nuestro primer túnel de desinfección en la Gran Terminal Nacional de Transporte de Panamá, de cara a la responsabilidad que tenemos con la sociedad ante la pandemia de COVID-19”, dijo a EFE el director de operaciones y seguridad de la Terminal de Albrook, Benjamín Solís.

Tagged , , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.