TECNOLOGÍA

Detección remota de la fiebre

Dispositivos remotos de muestreo de temperatura se sumarán a otras formas de vigilancia contra la COVID-19

Algunos gobiernos y oficinas están empezando a diseñar planes para que la sociedad vuelva a la normalidad, a ese momento se le conoce popularmente como “el día después”. Cuando ese día llegue, es probable que muchos países implementen el uso de una tecnología novedosa y controversial: La detección remota de la fiebre.

Un artículo de Bloomberg Tecnologic, firmado por Natalia Drozdiak, dice que algunas de las empresas que desarrollan dispositivos de medición de temperatura están viendo un pico en la demanda de este producto desde el brote de la pandemia.

La empresa polaca Pragmasoft, por ejemplo, asegura que ha acelerado el desarrollo de su tecnología de detección, llamada Feverguard. Este sistema ya tiene reservas locales y ha captado el interés de clientes potenciales en los Estados Unidos y Serbia.

El interés por este tipo de tecnología también lo sintió la empresa Flir Systems Inc., que vio su stock subir hasta un 16%, después de que Reuters informara que Amazon.com Inc. planea usar cámaras térmicas en los almacenes y en las instalaciones de Whole Foods.

Además, Seek Thermal Inc. ha visto un aumento en la demanda y en las consultas de su empresa, incluyendo las de las compañías de Fortune 500.​

Todo esto indica que en los próximos meses, es probable que en algunos países los tomadores de temperatura se sumen a otras formas de vigilancia -incluidos los drones de la policía y el rastreo de contactos- que algunas instituciones están utilizando para evitar que las personas infectadas propaguen la enfermedad.

Las fiebres altas son un síntoma común del COVID-19, y a diferencia de los termómetros tradicionales, las cámaras de imágenes térmicas no requieren de contacto humano y su funcionamiento es más rápido que el de las lecturas manuales.

Por lo que Drozdiak argumenta que es probable que se vean en lugares como salas de espera de hospitales, edificios gubernamentales y lugares de trabajo, en el mundo, tras finalizar el periodo de aislamiento.

“Contar con un sistema para saber si alguien tiene fiebre o no, ayudará a algunos integrantes de la la sociedad volver a la normalidad y a sentirse cómodos al sentarse nuevamente en un restaurante, sabiendo que nadie de allí tiene fiebre”, dijo Chris Ciabarra, cofundador de la startup Athena, con sede en Austin, en una entrevista publicada en el sitio web de la compañía.

Athena ha desarrollado una tecnología de imágenes térmicas para detectar armas ocultas bajo la ropa y ahora está utilizando el mismo sistema para detectar la fiebre, alertando a los clientes si la temperatura de alguien está por encima de los 37.5 grados centígrados.

Ya se han adoptado soluciones similares en China, donde los sistemas de detección de temperatura basados en la Inteligencia Artificial (IA) de Baidu Inc. y Megvii Technology Ltd. se encuentran en diferentes lugares de Beijing para identificar a las posibles víctimas.

Pueden fallar

Sin embargo, estos sistemas de detección remota de la fiebre no son una panacea. Al igual que con el reconocimiento facial, la detección remota de la fiebre plantea posibles dudas sobre la precisión, la predisposición y la confidencialidad, sobre todo si está vinculada a otros factores de identificación, dicen los defensores de las libertades civiles.

Algunas personas tienen temperaturas naturalmente elevadas o muestran fiebre debido a otras enfermedades no contagiosas. Y otras que tienen el virus son asintomáticas.

“Como con toda tecnología de alta sensibilidad, el riesgo inherente depende de cómo se construye y cómo se utilice. Un reglamento prudente podría desempeñar un papel importante en el establecimiento de normas, pero es poco probable que eso llegue a tiempo, ya que los gobiernos se esfuerzan por conseguir que sus economías vuelvan a funcionar”, reflexiona en su artículo Drozdiak.

Tagged , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.