VIDA Y SOCIEDAD

Ejercicio al aire libre

¿Qué dicen los expertos a aquellos que viven en países en los que aún se permite salir?

Irónicamente, el sentir la obligación de quedarnos en casa tal vez ha hecho que más personas sientan deseos de salir a ejercitarse al aire libre. Ciertamente el ejercicio puede ayudar a tu salud física y mental, pero ¿eso aumenta el riesgo de contraer o propagar el COVID-19? De acuerdo con un artículo de CNBC Make It “es complicado”.

El doctor Aaron E. Glatt, presidente del departamento de medicina y epidemiólogo del hospital en Mount Sinai South Nassau, explica que, en aquellos países donde aún es permitido, correr y caminar al aire libre es seguro “asumiendo que siguen las normativas reales de distanciamiento social”

En general, los gérmenes se disipan rápidamente en espacios abiertos, dice Glatt, pero eso no significa que se pueda prescindir del distanciamiento y de otras medidas de prevención; “si corre solo y lo hace en un área en la que no se encuentre con otras personas, es muy saludable”, dice.

Mucho más de un metro de separación

Mantenerse a más de un metro de distancia de otras personas es una recomendación basada en las condiciones de un “ambiente cerrado”, no tomando en cuenta factores como el viento o el cambio en la respiración de las personas.

Algunas pruebas sugieren que el virus podría propagarse a través de partículas más pequeñas, conocidas como “aerosoles”, que podrían viajar a más de un metro de distancia. “No hay razón para acercarse más”, determina Glatt. Es prudente mantener una distancia más larga cuando se camina y se corre afuera, alrededor de 12 a 20 pies (más de cuatro metros).

La doctora Ravina Kulla, investigadora de enfermedades infecciosas y experta de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América, recomienda incluso cambiar temporalmente dónde y cuándo corres en medio de la pandemia, tomando en cuenta cuán concurrido está el lugar.

“Y si ves a un corredor acercándose a ti, dale una buena ventaja para que te pase” dice la doctora Ellen Foxman, profesora asistente de la Escuela de Medicina de Yale, quien estudia los mecanismos naturales que protegen las vías respiratorias de los virus que las afectan.

Tagged , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.